26.1° SAN LUIS - Sabado 23 de Enero de 2021

26.1° SAN LUIS - Sabado 23 de Enero de 2021

EN VIVO

El operativo "asado navideño" enfrenta muchos obstáculos

Quiere un arreglo con los exportadores, pero el 80% del mercado es de los matarifes. Las subas podrían llegar al 30%.

Por redacción
| 26 de noviembre de 2020
Corte popular. El asado marca el ritmo del precio de la carne vacuna y suele trepar durante la época navideña. Foto: Carlos Braile.

La carne suele ser un termómetro del humor social, tanto como los combustibles o las tarifas de luz y gas. Cuando sube demasiado, el gobierno de turno se preocupa. Y más aún en momentos de bolsillos flacos y cercanía de las Fiestas de fin de año.

 

Por eso la trepada de las últimas semanas puso en alerta al Ejecutivo nacional, que busca cerrar un acuerdo contrarreloj con la industria exportadora. El objetivo ya lo había anticipado el presidente Alberto Fernández durante su visita a un frigorífico, donde anunció una inversión millonaria: quiere asado a precios accesibles para las Fiestas.

 

El problema, según el sitio A24 Agro, es que se avanzó muy poco. Y además hay dudas sobre la capacidad de los exportadores de dar una solución ya que el 80% del abastecimiento de carne del AMBA está en manos de matarifes.

 

Los frigoríficos que envían carne al exterior piden precisiones sobre precio, volumen y puntos de venta para llegar a tiempo con el operativo "asado navideño". “Tenemos que cerrar el acuerdo sí o sí la semana que viene, si no, no vamos a llegar”, dijo Mario Ravettino, titular del Consorcio de Exportadores ABC, que nuclea 32 compañías de las más importantes.

 

Se sabe poco, apenas que la oferta incluirá exclusivamente asado y que llegaría a través de unas 1.700 bocas de expendio en todo el país, “íntegramente a través de supermercados”, detalló una fuente del gobierno nacional. En cambio, nada se conoce de los volúmenes disponibles y el precio.

 

Según el Indec, en octubre un kilo de asado estaba $373, aunque en las carnicerías podía llegar a $390/400 en promedio. Lo que es casi seguro que la promoción no estará por debajo de estos valores,  porque se espera que la carne siga subiendo hacia fin de año.

 

La Cámara Argentina de Matarifes y Abastecedores (CAMyA), que es la dueña de una gran porción del mercado interno, espera una suba del 30% al menos. En un informe difundido hace quince días, los matarifes daban un precio de referencia de $382,70 para el kilo de asado. “Estimamos que para las Fiestas puede llegar a $500”, dijo Leonardo Rafael, titular de CAMyA. Incluso, otro corte clásico como la bola de lomo “pasaría de $440 a $580/600”, agregó.

 

Los incrementos no parecen caprichosos, se basan en una suba de la hacienda que no había sido aplicada en las carnicerías, mayores costos del sector frigorífico producto de la pandemia y una menor oferta de animales de feedlot por los números negativos que arrojó la actividad en 2020.

 

Pero hay más factores alcistas: la baja de precios internacionales, que ajusta la rentabilidad de las empresas e impide compensar menores precios internos; la suba del precio de los granos, que  complica la suplementación de hacienda; y la brecha cambiaria, que repercute sobre las expectativas, encareciendo costos.

 

Rafael también apunta a dos elementos nuevos: “La suba de los combustibles y la prohibición del traslado de medias reses, que por ahora está en suspenso. El último factor es el aceleramiento de la inflación, que en octubre según el Indec marcó un movimiento general ascendente de precios de 3,8%, con un destacado 4,8% en el rubro Alimentos y bebidas.

 

Comentá vos tambien...