Escuchá acá la 96.3

Escuchá acá la 96.3
X

Aseguran que el ecoturismo es una oferta que crece en San Luis

La provincia ofrece cinco áreas naturales protegidas. Hay pocos emprendimientos privados. Entre las actividades que hacen están el senderismo y el avistaje de aves.

Las modas cambian. Es por eso que en los últimos años en San Luis, cada vez más personas eligen pasar su tiempo de descanso en la naturaleza. Se llama ecoturismo y la provincia cuenta con cinco paseos para esa clase de demanda. Además, existen algunos emprendimientos privados que están en desarrollo o trabajando de a poco para captar a ese público. La Secretaría de Medio Ambiente y Parques aseguró que en la temporada de verano duplicaron la cantidad de visitantes a las áreas protegidas locales.  

Las Áreas Naturales Protegidas (ANP) que administra el gobierno provincial, ubicadas en Merlo, Luján, Santa Rosa, La Florida y Desaguadero, entre enero y febrero recibieron el doble de visitantes que en 2019. Más de 11 mil turistas de Buenos Aires, Córdoba, Mendoza y San Juan pasaron en lo que va del año por las ANP. El jefe de programa Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, Darío Slareck, contó que también el número de visitantes puntanos aumentó en el último tiempo. "Hay dos grandes grupos que nos visitan. Están aquellas familias que quieren pasar un día en la naturaleza y conocer cuestiones que son poco habituales para ellos. A los otros los llamamos turismo especializado; esa clase de personas gusta de hacer el avistaje de aves que nosotros tenemos en las reservas de Desaguadero y Las Higueritas en Luján", contó el funcionario, quien agregó que en ese grupo también entran aquellos que hacen senderismo en la reserva de Mogote Bayo, en Merlo. 

Sergio Quiroga Céliz desde 2016 comenzó con un proyecto de turismo ecológico en su campo ubicado en el paraje Baldecito de La Pampa, a 25 kilómetros de Luján hacia el oeste. Contó que allí ofrecen actividades de senderismo asistido en el que pasan por los corrales ganaderos que tienen y también hacen avistaje de aves. "No incorporamos las cabalgatas. En esos casos se necesitan seguros para las personas que asisten y, por el momento, preferimos no meternos en ese tema", aclaró y agregó que reciben algunos visitantes en la época de otoño y primavera y que en general no hacen difusión; lo que funciona es el boca en boca.

Opinó que el turismo en la naturaleza es algo que consumen mucho, sobre todo quienes durante el año viven en grandes centros urbanos. "Generalmente son cuatro días, de los cuales dos son para hacer diferentes recorridos. Además de usar nuestro espacio, en algunos casos y según las pretensiones de los turistas, los llevamos a las Salinas, a Sierra de las Quijadas y hemos llegado hasta la comunidad Huarpe", destacó Quiroga Céliz y acotó que es muy importante que los turistas vayan acompañados por un guía, sobre todo en ciertos caminos en los que se pueden perder.

Además, explicó que para que la alternativa siga en claro ascenso, es importante que los privados se acerquen al Estado y viceversa, para generar políticas que ayuden a que el sector crezca. "El problema lo tenemos cuando no hay alojamientos o lugares gastronómicos en los alrededores para que nos asistan en el recibimiento de quienes eligen San Luis como destino turístico", enfatizó Quiroga Céliz, quien añadió que en su zona es el único que ofrece a los turistas paseos al aire libre. 

En parte del Valle del Conlara hay un grupo de pequeños bodegueros que están en proceso de organizarse y de a poco caminan rumbo a hacer una ruta del vino puntano. Daniel Miglioranza es el dueño de una bodega orgánica que hace el vino casero Il Veneto. Está a 20 cuadras del centro de Merlo y a fin de año inaugurará un paseo por su pequeño viñedo y la planta en la que elaboran la bebida. "Espero pronto poder inaugurar y ofrecerle a nuestros clientes un paseo por la naturaleza. Desde hace algún tiempo la gente busca y consume mucho este tipo de experiencias", contó y agregó que hay una asociación de vitivinicultores en San Luis con la que planean en algún momento trabajar en red y tener paseos por las bodegas que existen en la provincia. "Somos muy nuevos aún, pero el proyecto está en marcha", agregó y dijo que todos se encuentran en el mismo proceso con la finalidad de entrar en el mercado nacional y competir con los vecinos expertos de Mendoza. 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Aseguran que el ecoturismo es una oferta que crece en San Luis

La provincia ofrece cinco áreas naturales protegidas. Hay pocos emprendimientos privados. Entre las actividades que hacen están el senderismo y el avistaje de aves.

Mochila en mano. Los amantes de caminar por lugares sinuosos buscan la geografía que ofrece San Luis. Foto: Archivo.

Las modas cambian. Es por eso que en los últimos años en San Luis, cada vez más personas eligen pasar su tiempo de descanso en la naturaleza. Se llama ecoturismo y la provincia cuenta con cinco paseos para esa clase de demanda. Además, existen algunos emprendimientos privados que están en desarrollo o trabajando de a poco para captar a ese público. La Secretaría de Medio Ambiente y Parques aseguró que en la temporada de verano duplicaron la cantidad de visitantes a las áreas protegidas locales.  

Las Áreas Naturales Protegidas (ANP) que administra el gobierno provincial, ubicadas en Merlo, Luján, Santa Rosa, La Florida y Desaguadero, entre enero y febrero recibieron el doble de visitantes que en 2019. Más de 11 mil turistas de Buenos Aires, Córdoba, Mendoza y San Juan pasaron en lo que va del año por las ANP. El jefe de programa Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, Darío Slareck, contó que también el número de visitantes puntanos aumentó en el último tiempo. "Hay dos grandes grupos que nos visitan. Están aquellas familias que quieren pasar un día en la naturaleza y conocer cuestiones que son poco habituales para ellos. A los otros los llamamos turismo especializado; esa clase de personas gusta de hacer el avistaje de aves que nosotros tenemos en las reservas de Desaguadero y Las Higueritas en Luján", contó el funcionario, quien agregó que en ese grupo también entran aquellos que hacen senderismo en la reserva de Mogote Bayo, en Merlo. 

Sergio Quiroga Céliz desde 2016 comenzó con un proyecto de turismo ecológico en su campo ubicado en el paraje Baldecito de La Pampa, a 25 kilómetros de Luján hacia el oeste. Contó que allí ofrecen actividades de senderismo asistido en el que pasan por los corrales ganaderos que tienen y también hacen avistaje de aves. "No incorporamos las cabalgatas. En esos casos se necesitan seguros para las personas que asisten y, por el momento, preferimos no meternos en ese tema", aclaró y agregó que reciben algunos visitantes en la época de otoño y primavera y que en general no hacen difusión; lo que funciona es el boca en boca.

Opinó que el turismo en la naturaleza es algo que consumen mucho, sobre todo quienes durante el año viven en grandes centros urbanos. "Generalmente son cuatro días, de los cuales dos son para hacer diferentes recorridos. Además de usar nuestro espacio, en algunos casos y según las pretensiones de los turistas, los llevamos a las Salinas, a Sierra de las Quijadas y hemos llegado hasta la comunidad Huarpe", destacó Quiroga Céliz y acotó que es muy importante que los turistas vayan acompañados por un guía, sobre todo en ciertos caminos en los que se pueden perder.

Además, explicó que para que la alternativa siga en claro ascenso, es importante que los privados se acerquen al Estado y viceversa, para generar políticas que ayuden a que el sector crezca. "El problema lo tenemos cuando no hay alojamientos o lugares gastronómicos en los alrededores para que nos asistan en el recibimiento de quienes eligen San Luis como destino turístico", enfatizó Quiroga Céliz, quien añadió que en su zona es el único que ofrece a los turistas paseos al aire libre. 

En parte del Valle del Conlara hay un grupo de pequeños bodegueros que están en proceso de organizarse y de a poco caminan rumbo a hacer una ruta del vino puntano. Daniel Miglioranza es el dueño de una bodega orgánica que hace el vino casero Il Veneto. Está a 20 cuadras del centro de Merlo y a fin de año inaugurará un paseo por su pequeño viñedo y la planta en la que elaboran la bebida. "Espero pronto poder inaugurar y ofrecerle a nuestros clientes un paseo por la naturaleza. Desde hace algún tiempo la gente busca y consume mucho este tipo de experiencias", contó y agregó que hay una asociación de vitivinicultores en San Luis con la que planean en algún momento trabajar en red y tener paseos por las bodegas que existen en la provincia. "Somos muy nuevos aún, pero el proyecto está en marcha", agregó y dijo que todos se encuentran en el mismo proceso con la finalidad de entrar en el mercado nacional y competir con los vecinos expertos de Mendoza. 

Logín