6.2°SAN LUIS - Lunes 13 de Julio de 2020

6.2°SAN LUIS - Lunes 13 de Julio de 2020

EN VIVO

Bolsonaro echó al ministro de Salud tras una larga pulseada por la pandemia

El presidente se refirió a la salida de Luiz Henrique Mandetta como un "divorcio consensuado", él dijo que fue despedido. Su cargo será ocupado por Nelson Teich.

Por redacción
| 16 de abril de 2020
Luiz Henrique Mandetta, ahora ex Ministro de Salud brasilero. Foto: internet.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, expulsó este jueves del gobierno al ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta, en medio de una crisis por la gestión para combatir la pandemia de coronavirus, que ya dejó casi 2.000 muertos en ese país.

 

"Acabo de escuchar del presidente Jair Bolsonaro el aviso de mi expulsión del Ministerio de la Salud", informó Mandetta en sus redes sociales tras reunirse con el presidente en el Palacio del Planalto.

 

Bolsonaro se enfrentó con Mandetta, del conservador partido Demócratas, por haberse adherido a las políticas de distanciamiento social y cuarentenas impulsadas por gobernadores e intendentes y recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

 

Tras idas y venidas, la tensión política y el crecimiento de víctimas fatales por el virus en el país llevaron a miles de ciudadanos a organizar cacerolazos en decenas de ciudades para pedir la renuncia del presidente.

 

En horas de la tarde de este jueves, en cadena nacional, Bolsonaro describió a la salida de Mandetta como un "divorcio consensuado" y nombró en su lugar al oncólogo del sector privado y amigo personal Nelson Teich, que no cuenta con experiencia en la administración pública.

 

Al dirigirse al país, el primer mandatario brasilero dijo que "en forma gradual debemos abrir el empleo en Brasil. La gran masa de humildes no puede quedarse en casa. El gobierno no tiene cómo mantener este auxilio de emergencia por mucho tiempo", dijo e insistió en su visión sobre cómo enfrentar la COVID-19.

 

"La economía debe volver a la situación más normal posible porque, además de la vida, nos preocupa el empleo", afirmó Bolsonaro y remarcó que su gobierno "no es una fuente de socorro eterno" para los gobernadores e intendentes, quienes, como Mandetta, defendieron las medidas de distanciamiento social.

 

"Nunca me consultaron sobre lo que iban a hacer, pero el precio será alto. Si exageraron en sus medidas, no les pasen la factura al gobierno ni a nuestro sufrido pueblo", sentenció el presidente.

 

En medio de esta pulseada política, el Ministerio de Salud anunció hoy 188 nuevos muertos en un día y subió el número total de fallecidos a 1.924, con 30.425 casos positivos en todo el país.

 

Télam.

 

 

Comentá vos tambien...