21.3°SAN LUIS - Martes 22 de Septiembre de 2020

21.3°SAN LUIS - Martes 22 de Septiembre de 2020

EN VIVO

El Hospital San Luis tiene 133 camas destinadas a contagiados

Autoridades del centro médico reorganizaron el espacio para destinar más áreas a la atención de pacientes infectados.

Por redacción
| 19 de abril de 2020
Área restringida. Solo pueden ingresar profesionales con los elementos de seguridad correspondientes. Foto: Martín Gómez.

 

Los directivos del Hospital San Luis reacondicionaron las instalaciones para disponer un área importante para el tratamiento de los pacientes que tengan o podrían tener coronavirus. Destinaron 133 camas, de las cuales 84 son para clínica médica y las del área crítica van a ser 49. Además, hay dos zonas del hospital destinadas a terapia intensiva, reforzando la ya existente, informaron el coordinador médico, José Isaac Núñez, y la médica encargada del área Pacientes de la COVID-19, Selva Romero.

 

 

 

Para la correcta organización y aislamiento de los pacientes de coronavirus, las autoridades del Hospital San Luis tuvieron que tomar decisiones que llevaron a una reorganización de los espacios. Al entrar al edificio se puede apreciar la tranquilidad de un lugar que redujo la atención en todas las áreas, solo se dedica a urgencias y se enfoca exclusivamente en los pacientes sospechosos de haber contraído el virus.

 

"Trabajamos desde enero abocados al coronavirus. La titular del Comité de Crisis, María José Zanglá, con una de las infectólogas del hospital, Cristela Aguilera, comenzaron a armar los protocolos y el plan de contingencia para los posibles pacientes con COVID-19 que podamos llegar a recibir. Se dispuso poner a la doctora Selva Romero a cargo de la coordinación del área de estos pacientes, para armar todo el equipamiento", detalló Núñez.

 

"Se trabajó por etapas, íbamos viendo la cantidad de pacientes y adaptamos el policlínico. Por ejemplo, empezamos en la zona que es la parte de la clínica respiratoria, donde internamos a los primeros pacientes. Luego se amplió hacia otra ala del edificio, donde funcionaban los consultorios médicos; ahí se agrandó la clínica médica II para todos los pacientes sospechosos. Con esa modificación aumentamos la cantidad de camas, de 10 pasamos a 42", explicó el coordinador médico.

 

Otra de las modificaciones que realizaron fue en el Centro de Rehabilitación de la provincia. "Se cambió a otro sector porque ya sabíamos que disminuiríamos las rehabilitaciones, entonces se trasladó a un área más pequeña para que se pueda prestar la atención de todas formas. Todos los consultorios del Centro de Rehabilitación se convirtieron en habitaciones y pasamos a tener un total de 84 camas de clínica médica destinadas a la pandemia", describió Núñez. Los pacientes leves serán atendidos en otros centros de atención como el de la exfábrica SCAC.

 

 

 

Romero explicó que el área donde realizaban rehabilitaciones ahora es donde reciben exclusivamente a los pacientes que tienen síntomas de coronavirus y que van de forma ambulatoria, es decir, por sus propios medios. "Los posibles infectados serán evaluados por enfermería y hay atención de médicos en los tres consultorios que siguen. Si ese paciente tiene síntomas leves, es medicado y vuelve a su casa. Si requiere alguna atención más, acá se hace laboratorio, radiografía y otros estudios".

 

"Esta área funciona de 8 a 20 porque se trata de pacientes ambulatorios, pero los médicos pueden encontrar alguna gravedad y por eso algunos quedan interna dos. En esta zona los profesionales trabajan por turnos. Hay cuatro médicos, dos enfermeras, un secretario, un camillero y gente de limpieza. Esos turnos son rotativos, cada cuatro horas cambia el personal".

 

Según la coordinadora de Pacientes de la COVID-19, para los casos sospechosos hay habitaciones con baños privados. "Hasta que tenemos el resultado positivo o negativo del hisopado, siempre se trabaja a puertas cerradas y con alto nivel de seguridad personal".

 

 

Atención a pacientes críticos

 

Sin embargo, aún faltaba la parte más complicada, el espacio destinado a los pacientes graves. "Pensamos en la parte crítica de pacientes y se consiguieron más respiradores. A su vez, al suspender las cirugías, disminuía la cantidad de pacientes internados, entonces lo que antes era el espacio de cirugía de mujeres ahora es la unidad de terapia intensiva II, con 26 camas, para darle soporte a la que ya teníamos", comentó.

 

"Hay preparada una opción C de terapia intensiva, tiene 10 camas. Entonces para este servicio está el espacio de terapia que ya teníamos, con 13 camas; la que va a estar en la zona de cirugía, que es la terapia intensiva II y la opción C", detalló Romero. En total habrá 49 camas para pacientes con gravedades respiratorias.

 

Romero concluyó: "Tengo muchos años en el hospital, los que somos más viejos pasamos la H1N1, fue bastante intensa en la provincia, atendíamos muchos pacientes por día y algunos murieron. Son virus que vamos conociendo en el momento, a veces pueden mutar, entonces estamos siempre un pasito atrás. Por suerte tenemos la ventaja de que viene de China, Europa, Estados Unidos y ahora tenemos la experiencia de los otros".

 

Comentá vos tambien...