17.8°SAN LUIS - Domingo 12 de Julio de 2020

17.8°SAN LUIS - Domingo 12 de Julio de 2020

EN VIVO

Brindan asistencia veterinaria a través de videollamadas

Es una iniciativa de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Católica de Cuyo. Además, aseguraron que no hay evidencia científica de que los animales domésticos transmitan la COVID-19.

Por redacción
| 23 de abril de 2020
Ellos también sufren el aislamiento. Los profesionales dan las consultas y, si es necesario, derivan los casos.

La Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Católica de Cuyo (UCC), a través del Hospital Escuela de Pequeños Animales San Francisco de Asís, brinda un servicio de consultas médicas para las mascotas. La iniciativa surgió a partir de la necesidad de respetar el aislamiento social obligatorio a causa de la pandemia del coronavirus. “El servicio trata de llevar tranquilidad a la gente que tiene animales domésticos, para que pueda acceder a un veterinario sin salir de su casa”, explicó Maricel Bianchi, parte del equipo de Extensión Universitaria de la UCC.

 

El primer acercamiento se realiza por teléfono, pero si es necesario está la opción de coordinar una videollamada para observar la dolencia del paciente. “Es un servicio de ayuda en la cuarentena. Empezamos hace dos semanas, pero siempre estuvo la idea de implementar este sistema, ya que en otras provincias hay muchas clínicas que trabajan con la telemedicina”.

 

 

El temor al contagio

 

“Atendimos entre cuatro y cinco consultas por semana, la mayoría fue para saber si los perros o gatos pueden trasmitir la COVID-19 y si se pueden contagiar. Es importante que la comunidad sepa que hasta el momento no hay evidencia científica de que esto pueda suceder”, remarcó Bianchi.

 

Agregó que, por este desconocimiento, muchas personas abandonaron a sus mascotas y es lo que se quiere evitar.

 

El director del hospital, Carlos Coria, manifestó que “con la consulta se puede evaluar si el animal necesita ser derivado a la veterinaria o si se puede solucionar el problema en ese momento. “La gente nos llama o escribe y en base a cuál sea el problema hacemos la videollamada. Hoy por hoy se puede ver bien cada caso por medio de la pantalla del celular, ya que por ahí la gente lo explica de una manera y cuando lo vemos es otra cosa, quizás menos grave de lo que pensaban y se puede solucionar en el momento”, dijo.

 

“Hasta ahora atendí cuatro casos, uno fue de un perro que había comido alimento en exceso y se sentía mal, luego el de una señora que le dio sin querer Ibuprofeno a su mascota y, después, una perrita que no podía parir y fue derivada para una cesárea a una veterinaria. La mayoría de las clínicas está abierta y hay una que atiende las 24 horas, en Bolívar entre Rivadavia y Colón”, especificó.

 

Al servicio puede acceder cualquier persona. Solo hay que llamar a los teléfonos disponibles: 3584443355, 3584900010 y 2215473276, de lunes a viernes de 9 a 13. Las consultas que requieran una atención presencial son enviadas a una clínica veterinaria de la ciudad.

 

 

Una tigresa con COVID-19

 

A principios de este mes trascendió la noticia que una tigresa del zoológico del Bronx, en Nueva York, contrajo la enfermedad. Esto motivó al gobernador Alberto Rodríguez Saá a aplicar acciones preventivas en animales. Para ello, sumó al Comité de Crisis al médico veterinario y secretario de San Luis Logística Sebastián Lavandeira. La medida concuerda con las disposiciones de otros países como Alemania o las Islas Feroe, donde aplicaron el concepto “one health” (una salud), promovido por entidades como la Organización Mundial de la Salud (OMS), que desarrolla la interfaz humano-animal-ambiente (el 75% de las enfermedades emergentes es de naturaleza zoonótica, es decir, transmitida por animales).

 

 

Comentá vos tambien...