SAN LUIS - Viernes 24 de Mayo de 2024

SAN LUIS - Viernes 24 de Mayo de 2024

EN VIVO

El Hospital de Merlo se adaptó para luchar contra la pandemia

Segmentaron las instalaciones, duplicaron el número de camas y reorganizaron el servicio médico. Hasta ahora atendieron 21 casos sospechosos de COVID-19; todos con resultado negativo.

Por redacción
| 28 de abril de 2020
Las autoridades del centro "Madre Catalina Rodríguez" duplicaron la cantidad de camas para prepararse ante un pico de contagios. Foto: Prensa Ministerio de Salud de San Luis.

Si hoy estuviéramos en las viejas instalaciones no podríamos ser centro de recepción. La inversión que hizo el Gobierno de la Provincia en torno al Hospital 'Madre Catalina Rodríguez' es muy importante para la comunidad, hoy nos posiciona en un lugar distinto”, afirmó la directora Administrativa de la institución, María José Acerenza.

 

Hasta ahora el centro asistencial, que encabeza uno de los tres anillos sanitarios de recepción de casos de coronavirus, atendió un total de 21 cuadros sospechosos, de los que todos resultaron negativos. Si bien la curva de contagios en el territorio puntano está en parámetros controlados, el “Madre Catalina” cuenta con más de 100 camas que están preparadas para contener un posible brote de la pandemia.

 

Según explicó Acerenza, el centro médico está listo para asistir a toda la región comprendida entre Merlo y Tilisarao. En principio contaban con 46 camas, pero duplicaron la capacidad a través de una planificación estratégica de las instalaciones y los recursos.

 

“Una de las primeras medidas que tomamos fue dividir los espacios. En otros países donde hubo un gran número de contagios no tuvieron en cuenta a tiempo la circulación del paciente, entonces lo segmentamos en pacientes ambulatorios, urgencias y todos aquellos que están enfermos”, señaló.

 

Así, los ambulatorios se trasladan al exhospital, ubicado en la calle Juana Azurduy. Allí diagramaron consultorios y dispusieron un régimen de atención basado en las medidas de seguridad de cara a la pandemia; todo bajo el asesoramiento del Servicio de Control de Infecciones del hospital. Quienes tienen consultas ajenas a la pandemia deben ingresar por la guardia común y quienes se acerquen por signos de alarma lo tienen que hacer por el ingreso principal que da con la ruta provincial 1.

 

“Esto permite que a futuro el contexto no nos traiga un problema en la salud de la comunidad. Hay un régimen de horarios más específico para evitar que se junte mucha gente en la espera; todo con sus distancias correspondientes”, comentó.

 

La directora Administrativa indicó que otro de los recursos de infraestructura que permitieron amplificar la operatividad fueron las residencias médicas, donde se armó todo lo que refiere a la atención de pacientes leves. De este modo el sistema del hospital quedó dividido entre alta y baja complejidad.

 

También reordenaron el servicio de internación materno-infantil. Lo asignaron en otra ala para evitar el contacto con los pacientes sospechosos. “Sumamos estas medidas para darles tranquilidad a las familias, en estos dos meses de cuarentena tuvimos 118 partos”, manifestó.

 

 

Preparados para dificultades

 

La directora Médica del hospital, Natalia Jerez, aseguró que la institución está preparada para afrontar cualquier tipo de problemática a la hora de hablar de la emergencia sanitaria que le toca vivir al mundo. Remarcó que el personal médico tiene en cuenta que “siempre está abierta la ventana” a estas dificultades.

 

“Trabajamos en conjunto con el Control de Infecciones, con quienes hemos armado protocolos y organizamos la distribución de los recursos, como el caso de los barbijos. Esto es muy importante para que, en una circunstancia de incremento de la curva de contagios, tengamos todo el material necesario. Como en San Luis no hay circulación comunitaria del virus, no es recomendable usar barbijos de forma permanente, solo se recomienda llevarlos en espacios públicos y tienen que ser de confección casera”, sostuvo.

 

“Reorganizamos todos los servicios. Tratamos de entrenar al personal médico y de enfermería para disponerlos con un abordaje más completo en la atención, todo esto hace que podamos captar de forma precoz a los pacientes con criterio sospechoso. Tenemos la complejidad suficiente, contamos con Terapia Intensiva, tenemos médicos especializados y equipamientos como respiradores, que hacen que el hospital sea uno de los tres centros de recepción de pacientes con coronavirus”, subrayó. Otro de los aspectos que permitieron la optimización fue la división para el Servicio de Administración. Esta área no circula dentro del nosocomio, sino que atiende de modo externo.

 

“En Merlo no tenemos tantos recursos en la parte privada, entonces todo lo absorbemos nosotros. Hay una clínica y en caso de un pico en la curva de contagios podremos disponer de sus recursos, pero por ahora nosotros tomamos todo. La Villa de Merlo está segura en materia de salud, aquí los pacientes no precisan traslado; hemos planificado todo en conjunto con el Ministerio de Salud y el Comité de Crisis para que no se generen patologías por falta de atención y eso se replicó en otros lugares”, concluyó.

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo