10.2°SAN LUIS - Domingo 07 de Junio de 2020

10.2°SAN LUIS - Domingo 07 de Junio de 2020

EN VIVO

La historia del circo familiar que quedó varado en Merlo

El anuncio del aislamiento obligatorio los encontró en la villa turística. Son ocho familias que no pueden trabajar y subsisten con la solidaridad de los vecinos.

Por redacción
| 09 de abril de 2020
Compartí la noticia:

Asentados en el predio donde iban a ofrecer sus funciones, los integrantes de Cirque XXI se encuentran varados desde principio de marzo en Merlo. Tras la medida de aislamiento social preventivo y obligatorio decretada por el gobierno nacional, los circenses no pueden retornar a sus hogares ni trabajar. La solidaridad de los vecinos los ayuda subsistir día a día.

Son unas 33 personas, entre adultos y niños que conforman ochos familias. Infomerlo dialogó con Cintia López, quien contó cómo el grupo pasa la cuarentena.

“Llegamos a Merlo el 9 de marzo. Teníamos fecha de estreno el viernes 13. Armamos todo el material y el mismo viernes nos llegó una notificación de la Municipalidad que por el coronavirus no íbamos a poder trabajar, así que suspendimos el estreno esa noche y ahí mismo nos pusimos a desarmar adentro la carpa, el escenario y las luces”, dijo la circense.

En su relato, López contó que ese mismo 13 de marzo la Comuna les permitió trabajar solo los sábados y domingos, con un máximo de 200 personas, y que debían respetar el espacio de separación entre ellas. Hasta esa fecha, el gobierno nacional todavía no había declarado la cuarentena obligatoria. Por ese motivo, dijo López, volvieron a armar el interior de la carpa. “Pudimos dar tres funciones. Vino muy poca gente porque las personas ya estaban asustadas, así que el mismo domingo desarmamos todo y a los días se declaró la cuarentena obligatoria, así que quedamos todos acá, en el terreno en la cancha de rugby La Herradura”, dijo.

El grupo circense se encuentra varado en el mismo terreno que alquilaron para montar su espectáculo. En el predio están instaladas las casas rodantes, lugar donde pasan la cuarentena grandes y chicos. 

López dijo que entre el grupo hay personas mayores de 70 años y niños muy pequeños. “Hemos recibido ayuda de la gente del club. Nos dejó quedarnos. Nos está dando la luz y hace cinco o seis días al mediodía empezó a traernos viandas para 22 personas”, destacó.

La circense comentó que la comida la envía la Comuna y fue gestionada desde la fundación "San Plácido", y que reciben donaciones por parte de una iglesia evangélica.

“Estamos a la espera de poder volver a trabajar, pero el panorama es malo para nosotros porque hasta septiembre supuestamente no se va a poder trabajar en espectáculos. Así que estamos sin ningún tipo de ingreso, porque vivimos de nuestro show y la boletería”, finalizó López.

Comentá vos tambien...