10°SAN LUIS - Jueves 04 de Junio de 2020

10°SAN LUIS - Jueves 04 de Junio de 2020

EN VIVO

El Brexit también debe esperar

Aunque la salida del Reino Unido de la Unión Europea es un hecho, la realidad es que los términos de la separación —que ya se concretó a principios de este año— no están claros. Eso era parte de la negociación entre Londres y Bruselas, que decidió suspenderse por la crisis mundial que está causando el coronavirus.
La internación y el deteriorado estado de salud del primer ministro Boris Johnson (que fue confirmado como positivo de COVID-19 y hospitalizado tras pasar más de diez días con síntomas persistentes) complicaron aún más las cosas que ya venían difíciles desde antes. Pero la situación cambia también porque ahora el Reino Unido deberá enfrentar el dilema de una posible sucesión en el medio de una pandemia.
El Brexit, por el que tanto se esperó, ya no es una prioridad: si bien existen herramientas tecnológicas como las videoconferencias, los líderes de la UE decidieron abocarse a la crisis del coronavirus, por lo que no es un buen momento para discutir el tratado comercial de la era post Brexit. Sin embargo, esta suspensión se enfrentó a los más euroescépticos, quienes consideran que las negociaciones deben seguir su curso normal. El plazo para finalizarlas es el 31 de diciembre, aunque prorrogable por dos años más. 
El coronavirus no solo pondrá a prueba la determinación política de los más apurados por salir de la Unión Europea de una vez por todas, también pondrá en jaque a los sistemas de salud y financiero en un país que ya no contará con ayuda de socios, sino con, acaso, la buena voluntad de sus vecinos. Reino Unido deberá, tarde o temprano y de alguna manera, “probar” la efectividad del Brexit y mostrar que puede afrontar esta crisis sin ayuda del resto de la comunidad europea.
Mientras tanto, la posibilidad de un acuerdo comercial (como el que la UE tiene con Canadá y que Reino Unido quiere firmar para preservar la importante relación económica entre ambas partes, pero sin afectar otros ámbitos que se consideran solo nacionales), que ayudaría a la nación a afrontar mejor esta crisis, deberá esperar. Tal y como los británicos esperaron por la salida prorrogada una y otra vez, las conversaciones sobre los términos del divorcio también están estancadas.
 

Temas de nota:

Comentá vos tambien...