17.8°SAN LUIS - Domingo 12 de Julio de 2020

17.8°SAN LUIS - Domingo 12 de Julio de 2020

EN VIVO

La huerta puede ser una fuente para el dengue

Hay que evitar la acumulación de agua y prestar atención a los sistemas de riego, las zanjas y las regaderas.

Por redacción
| 13 de mayo de 2020
Así sí. Las zanjas de la huerta deben estar húmedas, sin acumular agua.

En las huertas es frecuente la presencia de mosquitos inofensivos que suelen habitar en los pastizales o lugares abiertos. Sin embargo, también puede aparecer el temido Aedes aegypti, una especie que es vector de enfermedades tales como dengue, fiebre amarilla, zika y chikunguña. Lo que se requiere en estos tiempos en los que el dengue está circulando de manera importante por el país es extremar los cuidados en la acumulación de agua en las huertas.

 

Francisco Pescio, técnico del Programa ProHuerta del INTA, recalcó la importancia de “no acumular agua en todas sus formas”, dado que los mosquitos tienen cuatro etapas de desarrollo: huevo, larva, pupa y adulto. “Necesitan el agua para completar sus ciclos de vida, por lo que hay que negársela”, aseguró.

 

Entre las diversas recomendaciones para evitar su acumulación, Pescio subrayó la necesidad de “descacharrizar la huerta y evitar depósitos de agua, incluso los pequeños. Debemos sacar recipientes, cubiertas de vehículos, hierros viejos o restos de electrodomésticos, así como las lonas plásticas o trozos de polietileno descartados de los invernáculos”, detalló.

 

 

Es necesario impedir que el agua quede sobre las lonas plásticas que ya no se usan en las huertas.

 

 

Además, el especialista señaló que “hay que prestar especial atención al sistema de riego, las zanjas, regaderas o depósitos de agua”. Es que, de acuerdo con su experiencia, “todos estos lugares, por mínimos que sean, son usados por los mosquitos para depositar sus larvas y completar, así, su desarrollo”.

 

En el caso de contar con espejos de agua artificiales, tales como las piletas de material o de lona, Pescio aconsejó “vaciarlas o agregarles lavandina o bien fauna benéfica, como ser especies de peces tales como las madrecitas, carpas u otras que puedan vivir con bajos tenores de oxígeno”.

 

Una amenaza latente

 

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el dengue es una infección vírica transmitida por la picadura de las hembras infectadas de mosquitos del género Aedes.

 

El dengue se presenta en los climas tropicales y subtropicales de todo el planeta, sobre todo en las zonas urbanas y semiurbanas. Los síntomas aparecen entre los 3 y los 14 días después de la picadura infectiva. Los síntomas son fiebre, acompañada dolores de cabeza muy intensos, detrás de los globos oculares, musculares y articulares, náuseas, vómitos, agrandamiento de ganglios linfáticos o sarpullido.

 

Comentá vos tambien...