3.2°SAN LUIS - Miércoles 15 de Julio de 2020

3.2°SAN LUIS - Miércoles 15 de Julio de 2020

EN VIVO

Transpuntano: demoras tras la flexibilización de la cuarentena

Señalan que con el límite de gente en los colectivos no alcanzan a cubrir la demanda en forma óptima.

Por redacción
| 13 de mayo de 2020
Dificultad común. La mayoría de los usuarios dice que espera de 40 minutos a una hora para tomar un colectivo. Foto: Martín Gómez.

“Hay bastante demora. Estoy en la parada desde hace 15 minutos y el colectivo no llega, están con tardanzas de 45 minutos. Nosotros los viejitos no podemos esperar tanto; tuve que salir temprano, a las 8, con frío, llevo dos horas y media en la calle y ahora estoy acá. Estoy cansado de esperar, no puede ser, hay más demora en estos tiempos”, lamentó Juan Pascual Aguilera, de 72 años, del barrio 1º de Mayo , quien esperaba la línea I en una parada de la calle Chacabuco. Su malestar se replicó en todos los usuarios que aguardaban la llegada de los micros.

 

Los pasajeros del transporte urbano de San Luis manifestaron quejas por el servicio. Aseguran que las medidas aplicadas a modo preventivo por el coronavirus, como el límite de 19 pasajeros por unidad, provocaron extensas dilaciones, una vez que el Comité de Crisis fue autorizando nuevas actividades y hubo, consecuentemente, mayor salida de gente a la calle. Afirman que suelen esperar hasta una hora para hacer uso del transporte.

 

Transpuntano había establecido la reducción de pasajeros en los micros con el objetivo de evitar la propagación del coronavirus y el cumplimiento del aislamiento obligatorio. Ahora, con la flexibilización de la cuarentena, el flujo de usuarios aumentó considerablemente y se producen colas de más de diez personas por parada, que esperan la oportunidad de subir a un colectivo.

 

“Tendrían que poner más micros. Soy de la zona sur, allí esperamos horas. Se entiende que tienen que llevar poca gente, pero deberían ver la manera de lograr un equilibro, ya que ahora hay más gente en las calles. Para dar una idea, si tengo que venir al centro a una actividad puntual, tengo que ir a la parada con dos horas de anticipación porque dejan subir muy poca gente en cada colectivo y hay que esperar al siguiente. Además, esto hace que haya muchas personas afuera. No estamos aglomerados en el colectivo, pero lo estamos en las paradas”, comentó Estela, una mujer que llevaba veinte minutos de espera por el BCG.

 

Según un recorrido que concretó El Diario, cada pasajero pierde al menos dos colectivos, por la reducción de usuarios dentro de las unidades. El margen general es que los choferes dejan subir hasta cinco personas por parada, siempre que la cantidad de gente sea acorde con el límite de 19 asientos.

 

 

“Hace rato que estoy esperando la línea I. Recién pasó, pero subieron cuatro pasajeros nada más, hay un límite. La gente coincide con que tardan entre cuarenta minutos y una hora. Uso el servicio y esto pasa permanentemente pero no me queda otra que esperar, no hay plata, no se puede gastar en un taxi, que además no puede trasladar a dos personas”, dijo Antonio Raúl Meza, un joven del barrio República que estaba acompañado por un familiar.

 

De acuerdo a lo que saben los choferes, por el momento la empresa desarrolla las actividades con las mismas frecuencias que las semanas anteriores, es decir, no hubo modificaciones de cara a la mayor circulación de personas tras la flexibilización. Aseguran que es probable que haya alguna modificación.

 

“Hay limitación en la cantidad de usuarios. Si uno viene sin el barbijo no sube y es así como tiene que ser, porque si no nos cuidamos entre todos no nos va a cuidar nadie. Ahora solo vine a buscar remedios”, indicó Segundo Ortega, un abuelo de 75 años que, en su caso particular, aseguró que no había sufrido demoras.

 

“Todas las semanas pasa lo mismo. Deberían ser más ligeros los micros, además la aplicación tiene tardanzas a veces”, agregó Patricia, otra usuaria.

 

Comentá vos tambien...