°SAN LUIS - Lunes 17 de Mayo de 2021

°SAN LUIS - Lunes 17 de Mayo de 2021

EN VIVO

Mintieron para evitar la Interrupción Legal del Embarazo de una nena de 12 años

Una médica habría alterado la fecha de gestación de la menor, que fue violada en reiteradas ocasiones. Además, la niña y su madre aseguraron que nunca se les informaron los derechos y protocolos que le permitirían acceder a la ILE.   

Por redacción
| 20 de mayo de 2020
La menor fue antendida en los centros de salud de La Banda, donde se constató el embarazo. Foto: El Tribuno.

Aseguran que hubo una serie de irregularidades intencionales para evitar que una niña de 12 años acceda a la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) tras quedar embarazada de su violador.

 

Tanto la niña y como la madre alegaron que no les brindaron la información adecuada sobre sus derechos, y que una médica modificó el tiempo de gestación, aparentemente, para indicar que se había pasado el plazo para llevar a cabo la ILE.

 

En Página/12 señalaron que la nena es “cartonera y su vida está atravesada por la violencia sexual desde pequeña: en su legajo del sistema de protección de niñez figuran denuncias desde los 3 años, en 2011, y luego en 2013 y 2017”.

 

El pasado 2 de abril, la menor (junto a su madre) se presentó en la Unidad Primaria de Atención N° 3 (UPA) de Villa Griselda, en La Banda, por presentar fuertes dolores abdominales.

 

Desde ese centro asistencial enviaron a la menor a un establecimiento similar situado en el barrio Misky Mayu para que se realizara una ecografía. El 6 de abril se le detectó un embarazo de veinte semanas de gestación.

 

Madre e hija llevaron el examen nuevamente al UPA de Villa Griselda, donde nunca fue informada sobre los derechos que la asisten a la niña en caso de embarazo.

 

Recién 18 días más tarde, la médica a cargo de ese centro asistencial, informó a las autoridades sanitarias sobre el caso y consignó que la chica tenía 26 semanas de gestación.

 

Cuando el Ministerio de Salud, a principios de mayo, recibió el informe, se presumió que ya tenía un embarazo avanzado de 30 semanas, lo que habría dificultado la aplicación del ILE.

 

El 7 de mayo, la niña fue derivada al Centro Integral de La Banda, uno de los hospitales más avanzados de la provincia, donde se detectó con sorpresa que en realidad cursaba un embarazo de 24 semanas.

 

La cartera sanitaria santiagueña comenzó a actuar con más premura y el 13 de mayo pasado un especialista dio la aprobación a un proceso de ILE.

 

No obstante, las dilaciones continuaron y también las contradicciones entre autoridades nacionales que aseguran avalar el proceso, y otras provinciales, que dicen que ese permiso no existe.

 

Luego, la ministra de Salud de Santiago del Estero, Natividad Nassif, salió a hablar y aseguró que tanto la niña como la madre deseaban continuar con el embarazo.

 

"Nunca hubo un consentimiento de la madre de la menor, al igual que de la nena para un aborto. Se le ofreció la oportunidad. La mamá dijo que se iba a encargar de la crianza del bebé. Tuvieron la oportunidad de decidir y lo hicieron", manifestó la funcionaria.

 

En torno al caso, Nora Schulman, directora ejecutiva de la ONG Comité Argentino de Seguimiento y Aplicación de la Convención Internacional de los Derechos del Niño (Casacidn), advirtió que están "los protocolos para las prácticas" como el ILE, "pero lo que hay que cambiar es la cabeza de los médicos".

 

"Hay un tema cultural, muy vinculado a la Iglesia, sobre todo en las provincias del norte", sostuvo Schulman en declaraciones al canal TN.

 

 

NA

 

Comentá vos tambien...