11.6°SAN LUIS - Lunes 13 de Julio de 2020

11.6°SAN LUIS - Lunes 13 de Julio de 2020

EN VIVO

Una escuela generativa con una visión diferente

En su primer año de vida, el establecimiento Estación Danza Arte de Villa Mercedes pugna por unir la cultura con la educación formal.

Por redacción
| 30 de mayo de 2020
Los profesores se juntan en la escuela para enviar tareas y recibir el cariño de sus alumnos.

Con el arte como columna vertebral, la escuela generativa Estación Danza Arte cumplió su primer aniversario. La propuesta llegó de la mano de Leticia Gutiérrez, la coordinadora general y directora del establecimiento, que confió en la propuesta de la nueva educación y cumplió un sueño que deseaba en la juventud.

 

Desde los inicios, la escuela cuenta con proyectos para los alumnos con la actividad cultural como la base de la educación. La expectativa de los coordinadores fue formar a los estudiantes en lo artístico y que todo apareciera con un comportamiento distinto frente a las aulas, con metodologías diferentes con las que el niño se exprese en lo corporal, el movimiento y el lenguaje con mayor libertad que lo habitual.

 

“Es un trabajo transversal. Los temas son variados y los pensamientos con respecto a un tema también”, explicó Leticia.

 

 

“Recibimos sorpresas porque los chicos indagan, preguntan y muestran sus ganas de seguir aprendiendo”, dijo la directora de la escuela generativa de arte, Leticia Gutiérrez.

 

 

La institución cuenta con educación primaria y este año los dueños decidieron agregar el primer año de secundaria. "Estudio Danza…" tiene un cuerpo docente de nueve maestros y talleristas que acompañan a los 67 chicos que conforman el alumnado. Los estudiantes logran articular las materias esenciales, como matemáticas, lengua y las ciencias, con danza, artes visuales, teatro y música, una interpretación netamente artística.

 

El aislamiento por la COVID-19 cambió los planes de los coordinadores, pero no el interés de que los chicos aprendan y relacionen la cultura con la educación. Gutiérrez expresó que la suya es una escuela nueva que se reestructura día a día y aunque no cuentan con la presencia de los alumnos en las aulas, tanto ella como los docentes reciben las actividades que les envían a diario y los mensajes de agradecimiento de las familias que acompañan a los chicos en cada etapa. “Nos mandan la tarea y sus deseos, sus emociones y sus anhelos de volver al aula, todo acompañado por la emotividad de sus seres queridos”, contó la directora.

 

Más allá de la enseñanza y los conceptos aprendidos en el primer año de la escuela, Leticia destacó el vínculo entre alumnos y docentes que va más allá del aula y expresó que aunque es poco el tiempo que llevan juntos, el afecto es grande dentro de los corazones de los alumnos. “Estoy orgullosa y feliz por lo que armamos. Para mí no es un trabajo, es mi propia vida, la vivo con la misma pasión que sentí el primer día que comencé a dar clases. Tengo una buena relación afectiva con mis estudiantes; siento que en muchos lados no se encuentra”, agregó.

 

 

Comentá vos tambien...