11.3°SAN LUIS - Lunes 13 de Julio de 2020

11.3°SAN LUIS - Lunes 13 de Julio de 2020

EN VIVO

Tomás Correa, feliz con la vuelta del windsurf en San Luis

En febrero fue campeón sudamericano en la categoría juveniles de la clase Raceboard

Por redacción
| 02 de junio de 2020
En plena competencia sudamericana, en febrero pasado. Foto: Gentileza

El 2020 había arrancado de manera inmejorable para Tomás Correa. A finales de febrero subió a lo más alto del podio en la categoría Juveniles de la clase Raceboard en el Campeonato Sudamericano de Windsurf en Villa Carlos Paz. Esa victoria lo ilusionaba con un gran año. Pero todo cambió.

 

A causa del aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia de coronavirus, Correa al igual que todos los deportistas debieron poner en pausa su actividad. Y, así, la tabla y la vela debieron guardarse por más de 60 días.

 

En San Luis, el windsurf fue una de las actividades habilitadas en “Deportes Fase 1”, ya que implica riesgo sanitario bajo. Pero recién el último fin de semana Tomás Correa pudo volver a disfrutar de esa disciplina que tanto lo apasiona en el lago La Florida. “Estaba inquieto y esperando volver al agua. Pudimos regresar al predio de El Pinar, en donde está la sede de la asociación, así que estoy muy feliz. Navegué y la verdad que me sentí bastante duro. Habrá que meter horas sobre la tabla para agarrar el ritmo nuevamente”, dijo.

 

Con respecto a cómo trabajó a lo largo de la cuarentena, el joven timonel contó: “Mi profesor Pablo Olguín me enviaba a diario una rutina similar a la que hacía en el gimnasio, pero adecuada para desarrollarla en casa con los materiales que tenía. De lunes a sábado entrené todos los días”.

 

Si bien mantener la forma física es importante, faltaba el contacto con el agua. Y tras la primera entrada al lago, Tomás contó: “En la tabla estás permanentemente en equilibrio y me noté bastante inquieto. Eso mucho no lo pude trabajar, ya que no tenía pelota medicinal y elementos para hacer equilibrio”.

 

 

En San Luis hemos logrado que se sumaran viejos y nuevos timoneles, así que de a poquito vamos creciendo”.

 

 

En cuanto a la modificación de los objetivos planteados a principios de año, Tomás agregó: “Teníamos metas puntuales en los distintos campeonatos argentinos. En base a esos resultados, íbamos a analizar viajar a alguna competencia internacional. Pero con todo este tema se canceló todo. Generalmente desde la parte física y en las entradas al agua poníamos un objetivo. Ahora mi idea es entrenar como si vinieran competencias".

 

 

Feliz en el regreso. El último domingo, a punto de comenzar a navegar. Foto: Gentileza

 

 

Una actividad que crece

 

El windsurf puntano tenía grandes expectativas para esta temporada. El propio Correa lo mencionó: “Para la primera regata que habíamos planificado del ranking provincial, había una General de treinta timoneles. Desde los años '90, cuando empezó a decaer la flota, nunca éramos más de doce o quince. Con toda la movida que hicimos el año pasado logramos que se sumaran viejos y nuevos timoneles en las tres clases (Raceboard, Big Tecno y RSX). Así que de a poquito vamos creciendo”.

 

Faltan muy pocos días para el inicio del invierno y no es la época más propicia para este deporte náutico. De todas maneras, parece que algunos timoneles no pararán. “Por lo general, en julio suelen detenerse la actividad y la competencia por el frío. En el caso de mi familia, siempre fuimos a navegar y ahora más que nunca mi idea es seguir entrenando. Quizá los días de mucho frío no nos metemos al agua, pero lo mismo vamos a armar el equipo y a estar cerca del lago”.

 

 

 “Es un deporte individual y cada uno tiene su equipo. Siempre nos mantenemos alejados entre uno y otro".

 

 

El deportista arrancó con esta disciplina hace siete años y, al cabo de un par de meses comenzó a competir. Poco a poco fue convirtiéndose en un destacado timonel de San Luis: logró podios a nivel argentino en la clase RSX olímpica, fue subcampeón juvenil promocional (hasta 17 años), y este año se dio el gran gusto de alcanzar la gloria sudamericana en la división juvenil hasta 24 años en Raceboard, competencia en la que además terminó 8º en la General. "Sin dudas, nada se compara con este logro", le dijo a El Diario de la República tras aquella alegría. Felicidad que quizá sea similar a la actual, tras volver a navegar y disfrutar de este deporte que se convirtió en su pasión.

 

Comentá vos tambien...