17.2°SAN LUIS - Miércoles 05 de Agosto de 2020

17.2°SAN LUIS - Miércoles 05 de Agosto de 2020

EN VIVO

Un país, ¿cuántos sistemas?

El 9 de junio de 1898 quedaría conformada la actual delimitación de Hong Kong, cuando Gran Bretaña “alquiló” por 99 años ese territorio a China.

 

 

Los antecedentes de ese acontecimiento están en las dos guerras del Opio, la primera entre 1840 y 1842, y tras la cual se firmaría el Tratado de Nankín, que cedía la isla a Gran Bretaña y abría cinco puertos al comercio británico sin ninguna restricción. Además de eso, China debía pagar una importante indemnización (de 21 millones de dólares). Los términos eran humillantes, tanto o más que la guerra que había comenzado por la prohibición de las autoridades chinas a que los ingleses comerciaran opio, un tipo de intercambio que habían comenzado a implementar como modo de equilibrar su balanza comercial.

 

 

Pero, “aunque a comienzos del siglo XX los nacionalistas chinos habrían de condenar estos y otros tratados posteriores como 'desiguales' (debido a que se impusieron por la fuerza, se inmiscuían en la soberanía china y otorgaban derechos y concesiones que no eran recíprocos), es importante señalar que en 1842 la corte Qing no los contemplaba desde esta perspectiva, racionalizándolos como mecanismos orientados a restringir la actividad occidental a unos pocos puertos en los que los extranjeros disfrutaban del privilegio, generosamente concedido, de comerciar”, señala Paul J. Bailey en su libro “China en el siglo XX” (2001).

 

 

El gobierno de China sobre Hong Kong regiría hasta 2047. Los hongkoneses quieren adelantar su autonomía.

 

 

Desafortunadamente, a la generosidad de comerciar le siguió la poca generosidad con la población de Hong Kong. Fue recién en el año 1997 en que el contrato de alquiler se disolvería. Sin embargo, comenzaría una nueva etapa: la etapa llamada “un país, dos sistemas”. La negociación entre chinos e ingleses derivó en una premisa que permitía a China gobernar Hong Kong otorgándole ciertas “libertades” al territorio. El sistema, en principio, regirá por medio siglo, es decir hasta el año 2047.

 

 

Sin embargo,  y viendo que su autonomía puede verse reducida cada vez más por las autoridades chinas (que parecen pretender la instauración de un solo sistema), la población hongkonesa no está dispuesta a esperar tanto tiempo. Lo demostró durante todo el año 2019, pero también mucho antes, en 2014. Por entonces, las protestas en la búsqueda de una mayor autonomía vistieron las calles con paraguas que esperan el fin de los contratos. Y de todas las tormentas.

 

Temas de nota:

Comentá vos tambien...