23° SAN LUIS - Domingo 13 de Junio de 2021

23° SAN LUIS - Domingo 13 de Junio de 2021

EN VIVO

Condenaron a exfuncionario de Poggi por el delito de "violación de la intimidad"

Fue por difundir un video íntimo en su portal de noticias sobre la funcionaria del gobierno provincial Natalia Spinuzza. Como pena, la jueza Laura Molino le aplicó una multa de 90 mil pesos.

Por redacción
| 13 de agosto de 2020

La jueza de Sentencia en lo Penal, Correccional y Contravencional Laura Molino consideró a Diego Masci culpable del delito “violación de la intimidad por la publicación indebida de una comunicación electrónica”, por difundir en 2018, en su blog, un video privado que la funcionaria  Natalia Spinuzza había compartido con sus amistades, a través de WhatsApp, durante su viaje de bodas, el año anterior. Según la pena impuesta, el exjefe de Prensa de la gobernación de Claudio Poggi deberá pagar una multa de 90 mil pesos, además de los costos del juicio.

 

También dispuso que una vez que quede firme la sentencia se libre oficio a Google para que proceda a remover de la plataforma de YouTube el video que subió el propio Masci.

 

El video por el cual Spinuzza, actual secretaria de Medio Ambiente, denunció al exfuncionario fue difundido en el blog Zbol, que Masci dirige y que nació como una herramienta política y opositora al actual gobierno provincial.

 

El breve mensaje fue grabado por ella y enviado a un grupo de amigos muy cercanos durante su estadía en Amsterdam, Holanda, en noviembre de 2017. En esa época, la funcionaria estaba a cargo del Ministerio de Educación.

 

Masci escuchó su condena sentado a la par de su defensor, Ricardo Endeiza, quien fuera fiscal de Estado durante la gestión de Poggi. Spinuzza siguió la audiencia por internet mientras que su abogado, Omar Uría, sí estuvo en la Sala de Juicios Orales 1, en Tribunales.

 

Para la magistrada, de las constancias de la causa puede afirmarse "con absoluta certeza" que Masci fue quien publicó el video que Spinuzza grabó mientras se encontraba de luna de miel. "Puesto que se puede afirmar con certeza que el video que origina esta causa fue publicado originalmente el día 24 de agosto de 2018, a la hora 17:11 de San Luis, Argentina, en la plataforma YouTube, por el usuario de fantasía 'Zoe Barnes'. Que el mencionado usuario de fantasía Zoe Barnes pertenece al sitio www.zbol.com.ar registrado a nombre de Diego Mariano Masci. Y ese video publicado por el usuario 'Zoe Barnes' en YouTube es el video que fue incrustado en la publicación titulada 'Apareció un video con la ministra de Educación de Rodríguez Saá aparentemente drogada', publicada en el sitio www.zbol.com.ar", detalló la jueza en el fallo, que fue leído por la secretaria del Juzgado, María Belén Pereira Quiroga.

 

Entre los fundamentos de la sentencia, Molino consideró que “la publicación se efectuó sin la autorización de la querellante, no revistiendo la misma interés público” y entendió que “ocasionó un daño a la intimidad personal de la querellante, causando perjuicios en su salud física y psíquica, perjuicios laborales, perjuicios familiares y sociales y perjuicios morales”.

 

En otro fragmento, la jueza entendió que de ningún modo “la conducta de la querellante se encontraba relacionada con el ejercicio de sus funciones, por lo que descarta el interés público que podía existir respecto de la publicación”.

 

Según el estudio que hizo la magistrada, a partir de todas las pruebas recolectadas “puede determinarse que el delito de violación de la intimidad, por la publicación indebida de una comunicación electrónica previsto en el artículo 155 del Código Penal Argentino, fue consumado y perfeccionado por el acusado, manteniendo dichas probanzas absoluta coherencia”.

 

De acuerdo a la sentencia, el acusado  incurrió “en una intromisión indebida en la vida privada de la querellante, con aptitud para perturbar su intimidad, difundiendo hechos correspondientes a la esfera de los derechos personalísimos”.

 

En su alegato, el abogado querellante, Omar Uría, dijo que, a raíz de la publicación del video, Spinuzza no solo sufrió graves daños morales y laborales (ella presentó su renuncia al cargo de ministra de Educación, que fue aceptada),  sino que también padeció problemas de salud que derivaron en depresión, angustia y ataques de pánico. Esas patologías le generaron una importante pérdida de peso y un estado de ansiedad profundo.

 

Tras escuchar la resolución, Masci y su abogado fueron recibidos afuera del Poder Judicial por seguidores afines a Claudio Poggi. “Esto fue la crónica de una sentencia anunciada. Entramos con la expectativa de que algo cambiara, pero no fue así. Desde el inicio notamos que la actitud de la jueza fue contraria, se mostró molesta para con nuestra parte. Fue una sentencia totalmente arbitraria, basada en el capricho, en la voluntad vacía de una jueza y no en los elementos de la causa. Por supuesto vamos a apelar. Iremos hasta la Corte Suprema o la Corte Interamericana y nos darán la razón”, manifestó Endeiza, el defensor del condenado.