20°SAN LUIS - Miércoles 23 de Septiembre de 2020

20°SAN LUIS - Miércoles 23 de Septiembre de 2020

EN VIVO

El día que Paris tocó el cielo con las manos

 Tres años. Eso pasó desde aquella mañana en donde San Luis se llenó de orgullo por un pibe que la peleó de abajo, que luchó y que un 5 de agosto de 2017 tocó el cielo con las manos: Leandro Paris corría en el Mundial de Londres.

 

Un mes y medio antes de aquella jornada, el atleta de El Volcán logró el boleto a la cita máxima del atletismo en Asunción, tras consagrarse campeón sudamericano en los 800 metros llanos. Y fue un lugar que se ganó a base de años y años de trabajo, entrenando en pista de tierra y como podía.

 

"El Mundial fue el mejor momento que haya pasado, único, maravilloso. Yo sabía que si estaba ahí, era por algo. Me lo había ganado", contó el protagonista sobre aquel día.

 

A las 8:54 de nuestro país (12:54 en Londres) estaba pautada la largada de la segunda serie. Y entre los ocho atletas estaba el hombre de San Luis, con solo 22 años. "Antes del disparo de salida hubo un momento inolvidable. Mientras nos daban el andarivel de cada uno, estaba en la pista y miré alrededor mío, miles de personas en las tribunas. En ese momento dije: 'Wow, en dónde estoy'. Pero yo sabía que estaba ahí por mi trabajo. Cuando largamos, solo pensé en correr y salió mi mejor marca personal: 1.47.09”.

 

Tras la carrera, los que no estaban empapados de atletismo preguntaban: ¿por qué se destacaba a alguien que salió 7º en una carrera de 8 participantes? Las respuestas eran claras: hacía 26 años —Luis Migueles en Tokio 1991— que un atleta de Argentina no clasificaba en esa prueba; que Paris corrió la serie más rápida de esa competencia y eso tuvo un punto a favor y también en contra. No pudo meterse en semifinales (clasificaron 5: los 3 primeros y 2 por tiempo) pero al atleta de San Luis el ritmo le sirvió para prenderse en el pelotón y bajar otra vez su registro —antes tenía 1.47.18 del Iberoamericano en Río en mayo de 2016—, algo que se festeja muchísimo en este deporte. Además esa marca (1.47.09) se convirtió en la 3ª histórica de los 800 m en Argentina, detrás de una de Luis Migueles de 1986 (1’46”01) y de otra de Leonardo Price en 2008 (1’46”90).

 

Tras ese torneo, Leandro no pudo volver a correr así. Solo en Castellón, España, en junio de 2018, pudo hacerlo debajo de 1.50 (1.49.77). Una lesión en su rodilla derecha lo tuvo a maltraer desde fines de 2018, por lo que paró la máquina un tiempo, hizo un largo proceso de recuperación; y recién a fines del 2019 regresó a las pistas.

 

El 2020 arrancó con expectativas renovadas. Volvió a entrenar bajo las órdenes de Jorge Niño —antes su entrenador era Leandro Ghelfi— y la ilusión de volver a ser quien fue estaba latente, pero llegó la pandemia. De todas maneras, Paris, quien actualmente vive en Villa Mercedes, no paró de entrenar —primero en su casa, luego al aire libre— con un nuevo sueño: ser olímpico. Y quizá por su cabeza da vueltas aquel recuerdo de ese mediodía en Londres. A lo mejor lo utiliza como una motivación para volver otra vez a tocar el cielo con las manos.

 


Antes de la largada. "Ese fue un momento inolvidable", dijo Paris. Foto: Oscar Muñoz Badilla.

 

Temas de nota:

Comentá vos tambien...