19.2°SAN LUIS - Miércoles 28 de Octubre de 2020

19.2°SAN LUIS - Miércoles 28 de Octubre de 2020

EN VIVO

El Papa llamó a la familia Bailone para darle el pésame por la muerte de Verónica

Este sábado a la siesta, el sumo pontífice se comunicó al teléfono personal de Luisa Ana Cerutti, mamá de la viceintendenta. Le pidió perdón por la ofensa de un párroco.

Por redacción
| 12 de septiembre de 2020

“Fue un bálsamo al alma en estos momentos de tanto dolor. Una cosa es contarlo y otra sentir la sensación", le contó a El Diario Luisa Ana Cerutti, mamá de Verónica Bailone, sobre el llamado del Papa Francisco que recibió este sábado a la siesta. El sumo pontífice, explicó, dijo que rezaba por la familia y le pidió perdón por la ofensa de un párroco de San Luis a la memoria de la viceintendenta.

 

“Había ido a un comedor barrial al que Verónica iba todos los sábados, de un barrio humilde, el San José. Quise ir porque me parece que a ella le hubiese gustado que ocupara su lugar en ese barrio, donde ella militó mucho socialmente”, relató Cerutti. “Cuando salíamos, cerca de las 14:30, e iba hacia mi casa en auto junto a mi hijo Matías, sonó el teléfono”, siguió.

 

“’¿Hablo con Luisa Ana Cerutti?’, preguntó la voz. Le dije que sí, y me dijo ‘habla el Papa Francisco'”, repasó. La mujer, que contestó con un manos libres activado, no pudo contener la emoción, estacionó a un costado de la calle y no pudo evitar el llanto.

 

“Me dijo que estaba enterado de la muerte de Verónica, de que era una mujer joven con un hijo de dos años y que rezaba por ella y por nosotros, para que tuviéramos la fortaleza para afrontar este momento. También pìdió disculpas por la ofensa que un miembro de la Iglesia de San Luis hizo sobre la memoria de Verónica”, detalló.

 

Luisa no pudo estimar la duración de la llamada. Cree que fueron tres minutos. Tampoco pudo grabarla, aunque dijo que al recuerdo lo llevará por siempre con ella.

 

“Conversamos un poco. Le dije que le agradecía muchísimo. Que estábamos pasando momentos muy difíciles. Que perder a una hija es un dolor terrible, pero que sus palabras nos daban consuelo, esperanza para poder ir superando este dolor tan fuerte que sentimos”.

 

“Me dijo que también sabía que monseñor Barba había pedido disculpas y que, ante todo, lo que quería transmitir era que él rezaba por Verónica. Entre lágrimas le agradecí, porque me emocioné muchísimo. Mientras, el repetía que le alegraba mucho poder hablar conmigo, que rezaba por nosotros y pidió que rezáramos por él”, concluyó Cerutti.

 

Comentá vos tambien...