13°SAN LUIS - Domingo 20 de Septiembre de 2020

13°SAN LUIS - Domingo 20 de Septiembre de 2020

EN VIVO

Diego Miyagusuku se recuperó de coronavirus y agradeció la solidaridad de la gente

El comerciante de Okinawa, fue dado de alta este lunes. Al llegar a su hogar se encontró con una gran sorpresa de sus vecinos, amigos y clientes.

Por Natalia Torres Villar
| 14 de septiembre de 2020
Diego, junto a sus hijos Lautaro y Rocio. Foto: Gentileza Diego Miyagusuku.

Sentado en el patio de su casa, Diego Miyagusuku respira más tranquilo, mira al cielo y agradece que él y su familia se recuperaron de coronavirus. Aunque lamenta que su primo Luis Alfredo Arakaki todavía se encuentre en Terapia Intensiva y que la enfermedad se haya cobrado la vida de su tía. Ante este panorama, de igual manera se siente feliz y sobre todo agradecido ante las distintas muestras de solidaridad que durante días le demostró la gente de San Luis.

 

Diego estuvo 17 días internado en el Hospital San Luis y este lunes recibió la alta médica que le permitió volver a su casa, donde lo esperaban su esposa Carina Kayperci y sus hijos Lautaro de 15 años y Rocío de 12, quienes también fueron diagnosticados con COVID-19, y regresaron a su casa tres días antes que él.

 

El caso de Diego se hizo conocido después de que decidiera por iniciativa propia dar a conocer su identidad a través de las redes sociales con un video que filmó mientras estaba internado en el Hospital, para que gente que estuvo en con él se pusiera en contacto con el sistema de salud y así ayudar a establecer la trazabilidad de su caso. Él, junto a su primo Alfredo, atiende la tradicional tienda de electrónica Okinawa, ubicada en la esquina de La Rioja y avenida España.

 

Desde ese momento hasta ahora, la gente respondió favorablemente a este anuncio con mensajes de solidaridad. En el local, de persianas cerradas, aparecieron los carteles, mensajes y llamadas de apoyo, no solo de sus familiares y amigos, sino de la gente que continuamente visitaba el comercio.

 

Al llegar este lunes a su casa se encontró con la sorpresa que además de los mensajes y carteles, había donaciones de alimento y un sobre con dinero. En una conversación telefónica con El Diario de la República, Diego comentó: “Al conocer esto me emocioné tanto. Esta linda respuesta es algo que creo que coseché a lo largo de mi vida, por el lugar donde trabajo, por atender a la gente que llega al local”, dijo y es su voz se nota lo feliz que se siente de volver a reencontrarse con sus afectos.

 

 

Algunas de las donaciones que encontró este lunes en su casa. Gentileza Diego Miyagusuku.

 

 

“A los tres días de que estaba internado, comencé a recibir mensajes de clientes y amigos, que son los que van a comparar un cablecito o un parlante, quienes me pidieron permiso para realizar una colecta”, contó, y agregó: “Nunca pensé en recibir esta respuesta de la gente. De amigos que se juntaron para traernos cajas con alimentos y artículos de limpieza además de un sobre de con dinero”.

 

“Hoy me he emocionado por volver a casa, por estas actitudes de las personas y poder leer todos los mensajes de aliento en Facebook o Instagram, es increíble”, dijo y agregó: “Ahora solo quiero festejar con mi familia que estamos bien y lo vamos a hacer comiendo un rico asado”.

 

“Estoy tranquilo, sentado en el patio de casa mirando al cielo y agradeciendo a Dios y a mis padres que los tengo en el cielo, que nos han ayudado a pasar por todo esto”.

 

Al consultarle sobre el estado de salud de su primo Alfredo, y lo que pasó con su tía, Diego comentó: “Lamentablemente ella falleció por esta enfermedad, porque tenían otras patologías de base. Mi primo todavía sigue internado en Terapia Intensiva. Todos los días nos dan el reporte y se recupera un poquito todos los días y eso es importante”. Y aclaró que mientras Alfredo continúe internado el comercio permanecerá cerrado.

 

En referencia al posteo que realizó avisando que tenía coronavirus, comentó que nunca dudó de lo que iba a hacer. “Hay gente que puede tener vergüenza del qué dirán, pero a mí eso no me importó. Lo hice para cuidar a las personas que habían estado conmigo, para que se realizarán los controles y esto no se propagara más”.

 

El mensaje que les deja a los puntanos es que se cuiden, respeten el distanciamiento social, que se laven las manos y se higienicen con alcohol diluido o en gel, pero por sobre todo “que se cuiden de este virus del cual no se sabe mucho”.

 

En otro tramo de la conversación, el comerciante dirigió palabras de agradecimiento al personal del Hospital San Luis. “Lo digo ahora y lo publiqué en mi Facebook, agradezco a los médicos y enfermeros que nos atendieron. Me saco el sombrero por ellos, porque nos atendieron muy bien desde un principio (N.R. en referencia a él y su familia que también estuvo internada en el Hospital). Primero estuvimos separados porque yo tenía neumonía, pero después nos juntaron en una misma sala y se preocuparon porque estuviéramos bien. Por eso les voy agradecer toda mi vida, por cómo nos trataron y nos cuidaron”.

 

Dentro de la vorágine de volver a su hogar, Diego espera esta noche compartir un asado con su esposa e hijos, todavía le aguarda permanecer en cuarentena en su hogar unos cinco días más y asistir a los controles médicos.

 

 

Comentá vos tambien...