11.8°SAN LUIS - Sabado 26 de Septiembre de 2020

11.8°SAN LUIS - Sabado 26 de Septiembre de 2020

EN VIVO

A un año del juicio, aún no fijan la pena para un acusado de femicidio

Nahir Pérez fue declarado responsable de matar a su pareja, Carla Pereira. No se han determinado los años de condena ya que la defensa interpuso recursos que  no han sido resueltos.

Por redacción
| 14 de septiembre de 2020
Sin arrepentimiento. A lo largo del juicio, Pérez intentó despegarse de su responsabilidad en el crimen.

El calendario marca que ya pasó un año desde que la Cámara del Crimen 2 de San Luis declaró a Nahir Nazareno Pérez responsable del femicidio de quien era su pareja, Carla Pereira, cometido en junio de 2017 en La Toma. Pero más allá de las fechas, no hay día que no la recuerden y no tengan presente que la Justicia aún no ha fijado cuál será el monto de la pena para el acusado, es decir, cuántos años, en concreto, pasará preso, le explicó ayer a El Diario Carolina, hermana de Carla. Y si bien Pérez está en la cárcel, entienden que saber cuál será el tiempo de encierro hace a la reparación que la Justicia debe dar a la familia de la víctima.

 

El tribunal que juzgó a Pérez no cuantificó la pena dado que a eso, según se explicó al momento del fallo, debe hacerlo una jueza de Familia, ya que cuando mató a su novia, Pérez tenía 17 años. “El hecho quedó encuadrado en un femicidio, le correspondería prisión perpetua. Pero no se puede aplicar esa pena por la edad que tenía al momento de la comisión del delito”, explicó Mario Aimale, el abogado que representa a los parientes de Carla. Indicó que aún no hay una definición sobre la cuantificación “porque el defensor de Pérez (NdP: es Vicente Cuesta) interpuso una casación; el expediente ahora está en el Superior Tribunal de Justicia (STJ)”. 

 

Al finalizar su alegato en el juicio celebrado en septiembre del año pasado, el fiscal de Cámara 2, Fernando Rodríguez, solicitó que a Pérez le den 25 años de cárcel de cumplimiento efectivo. Pero la familia de Carla aspira a que el tiempo sea mayor. “Queremos que no salga nunca más”, dijo Carolina.

 

Por su parte, en su alegato, Cándido Assat, el abogado que representa al hijo de Carla, pidió “una sanción ejemplificadora”, para que el niño no viva con el temor de saber que quien mató a su madre quedó libre o puede recuperar la libertad pronto. Todo el entorno de una mujer asesinada por razón de género es víctima del crimen, muy especialmente los hijos e hijas, que pierden la posibilidad de crecer junto a su mamá.

 

La postura del defensor

 

Para Cuesta, el primer problema ante este caso es que “hay un vacío legal”. “La ley dice que tiene que haber tribunales orales para menores, que en la provincia no hay. Elevan (la causa) a una Cámara Penal, que técnicamente es para mayores y juzga a los menores. Pero como no puede dictar sentencia, entonces solo se determina la responsabilidad penal, si la tiene o no la tiene. Y después, al quantum de la pena lo determina la jueza de primera instancia”, resumió.

 

Y continuó: “Hemos pregonado para que los tribunales tengan la doble instancia, y en este caso no se da. La jueza que dicta el procesamiento no puede, a su vez, dictar sentencia, porque ya opinó. Ese es un primer hecho. En segundo término, tiene que dictar sentencia una jueza que no estuvo en el juicio oral, que es totalmente ajena”.

 

Por ello es que planteó, por un lado, “la inconstitucionalidad de esa ley y la recusación, con expresión de causa, de la jueza (de Familia 2, Viviana) Oste, en razón de que ella ya hizo un pronunciamiento. La inconstitucionalidad aún no se resuelve, todavía no se define qué juez va a intervenir en el dictado de sentencia”.

 

Solo algunas amigas, las más confidentes, se enteraron por Carla de agresiones previas de Pérez, pero refirieron que tras esos episodios, lo perdonaba y volvía con él. A su familia no le confió lo que sufría.

La recusación, al plantearse, “estaba en el Juzgado de Familia, y resolvió (de forma desfavorable a la defensa) la Cámara Penal que determinó la responsabilidad penal. Hoy, el incidente de recusación está con un recurso de casación por ante el STJ”, dijo el abogado, quien aclaró, además, que “declarar la responsabilidad penal no es aplicar condena, y una persona no puede estar tres años sin condena”.

 

“Todos los días nos preguntamos cuándo va a salir la resolución, qué pasa, por qué no tenemos respuestas. Ya pasó mucho tiempo”, lamentó Carolina. El femicidio cambió drásticamente la vida de todos los cercanos a Carla. Su hijo, que actualmente tiene 11 años, es criado por su papá. “Se ha puesto muy parecido a Carla; por lo que nos comenta el padre, él la tiene siempre presente, tiene un cuadro de su mamá”, contó.  “Si bien está bajo tratamiento y trabaja, mi mamá nunca volvió a ser la misma persona de antes. Nos pregunta siempre si tenemos novedades de lo judicial, y le decimos que quizá tendría que pedir una audiencia, pero al mismo tiempo sabemos que no está bien” para hacer frente a esa diligencia, indicó.

 

Temas de nota:

Comentá vos tambien...