16°SAN LUIS - Miércoles 28 de Octubre de 2020

16°SAN LUIS - Miércoles 28 de Octubre de 2020

EN VIVO

María Cristina Domínguez Cóppola dicta clases virtuales del 2x4

Con contacto a la distancia, la bailarina villamercedina, radicada en Buenos Aires, cuenta cómo hizo para que sus pasos sigan vigentes en cuarentena.

Por redacción
| 17 de septiembre de 2020
Miradas en la ciudad. María Cristina con su compañero, Ariel Juárez, en Buenos Aires. La bailarina comenzó a dictar clases por Zoom, a la espera de regresar a los escenarios (Fabián Villalón)

Hace 11 años María Cristina Domínguez Cóppola decidió hacer su vida en Buenos Aires, la ciudad donde el tango respira con la intensidad que ella necesita. Luego de trajinar los escenarios y de quedarse sin pareja de baile, conoció en 2017 a Ariel Juárez, quien se convirtió en su compañero artístico y vital.

 

De aquella casualidad hasta hoy, Cristina, nacida en Villa Mercedes, pasó con Ariel por diferentes desafíos, entre ellos, participar en la edición 2018 del Mundial de Tango. Ahora, el objetivo para los dos es no dejar que las circunstancias que emergieron por la COVID-19 les arrebaten a sus alumnos las ganas de seguir los compases del 2x4.

 

Últimos en la fila de artistas en incorporarse a los escenarios pospandemia, los tangueros tendrán que reinventarse para volver a mostrar sus talentos. Quizá con coreografías más estilizadas y no tan tradicionales, con el abrazo suspendido y el coqueteo de la danza mirado en otra perspectiva, los bailarines de arrabal ya comenzaron a visualizar nuevas normativas para no perder la esencia.

 

Algunas de esas implementaciones fueron tomadas por Cristina y Ariel, quienes empezaron a dictar clases virtuales vía Zoom con estrategias entretenidas y dirigidas a parejas que conviven o personas solas que desean aprender las técnicas básicas de la danza.

 

Quienes quieran participar podrán comunicarse a la dirección de correo electrónico ayctango@gmail.com

 

 

 

2 años hace que Cristina no viene a la provincia. En 2018 participó en el Mundial de Tango.

 

 

“Es una experiencia nueva para los dos pero elegimos que sean clases en vivo para no perder del todo la complicidad con nuestros alumnos”, contó Domínguez, quien dicta las clases dos veces por semana y ya cuenta con alumnos de Argentina, Perú y México.

 

La bailarina cada año llega a San Luis para visitar a sus padres y a los amigos que cosechó cuando inició su carrera en su juventud. Hasta 2015, conformaba el cuerpo de danza de la orquesta San Luis Tango y tuvo tiempo de indagar por otras danzas como la salsa o el folclore, que la capacitaron para implementar en su cuerpo otros conocimientos físicos y estilizados.

 

Desde 2018 que Cristina no vuelve a San Luis y espera que las clases virtuales sean un buen motivo para acercarse un poco más a su tierra. “Siento que es un buen momento para que los puntanos se animen a bailar junto a nosotros. Me gustaría que sepan que tienen una representante en esta ciudad repleta de tangueros”, agregó.

 

La pareja de bailarines conforma el cuerpo docente del club Tacuarí, una reconocida escuela de tango que tiene más de 20 años de trayectoria. En una de las últimas reuniones, los profesores y directores coincidieron en que las clases presenciales y las presentaciones en vivo no volverán al escenario, quizás, hasta el próximo año.

 

“Es una situación complicada para quienes sólo cuentan con la posibilidad de dictar clases. Por eso decidimos reinventar la danza, pausar los abrazos y quienes estén en soledad transitando la cuarentena tendrán la posibilidad de tomar clases virtuales de pasos básicos y pura técnica. Antes, este tipo de tango no se podía ver, pero en los últimos meses explotó como una nueva forma de enseñanza”, contó Cristina, quien también es profesora de pilates.

 

 

Comentá vos tambien...