16°SAN LUIS - Lunes 29 de Noviembre de 2021

16°SAN LUIS - Lunes 29 de Noviembre de 2021

EN VIVO

El joven detenido por matar a puñaladas a otro no quiso declarar

Creen que Alan Guzmán mató a Cristian David Gil porque no le quiso convidar un trago.

Por redacción
| 12 de octubre de 2021
Detención de Alan Guzmán. Foto: Juan Andrés Galli.

Alan Guzmán, detenido en la Subcomisaría 24ª de Villa Mercedes, quedó formalmente imputado por el juez de instrucción Alfredo Cuello de ser el autor del homicidio de Cristian David Gil, aunque este martes se abstuvo de declarar frente al magistrado.

 

Este domingo por la noche, luego del suceso, el personal de la División Homicidios de Villa Mercedes allanó tres domicilios y encontró, en la casa de un amigo del acusado, ropa con restos de sangre, mientras que en lo de la abuela de Guzmán, hallaron la presunta arma homicida: un cuchillo, de doble filo, tipo daga, con dimensiones que coinciden con el diámetro de la puñalada que mató a la víctima de 22 años, según los investigadores.

 

La forense encargada de la autopsia, Alba Pereira, le informó al oficial principal Sebastián Tula, de la División Homicidios, que Gil tenía tres heridas de arma blanca; una en el antebrazo, que es posible que se la hicieran cuando intentaba defenderse, otra al costado de las costillas y la última, que resultó ser la letal, en el tórax, debajo de la tetilla.

 

La riña mortal que se dio en la calle, cerca de las seis de la mañana de este domingo, habría nacido de un cruce de palabras porque la víctima no quiso convidarles un trago. Según una fuente de la investigación que pudo reconstruir la historia con base en las declaraciornes de testigos, Gil estaba con un vaso, tomando, cuando se le acercó un grupo donde estaba Guzmán. Uno de ellos le pidió que le convidara lo que bebía, "el chico se negó y ahí vino todo el problema", precisó.

 

Después de que Gil y sus amigos salieron del local bailable Barrio Bajo, fueron hasta una pared de block, ubicada a la vuelta del boliche, por calle Perú y Rivadavia. De acuerdo a declaraciones, allí se encontraron con Guzmán y compañía. En la disputa participaron dos chicas que estaban con el sospechoso y lanzaban botellas de vidrio. Todos miraron cómo los jóvenes se peleaban pero nadie llamó a la Policía.

 

En un momento advirtieron que Guzmán empuñaba "una punta" y todo terminó cuando vieron que con eso, el imputado apuñaló tres veces a la víctima. Uno de los amigos de Gil lo ayudó a caminar en dirección de calle Betbeder. Pero el chico no alcanzó a desplazarse ni media cuadra y se desplomó sobre el asfalto. A los minutos, cuando la médica del Sempro lo asistió, constató que ya había muerto.

 

Redacción/MGE

 

Comentá vos tambien...