25°SAN LUIS - Domingo 05 de Diciembre de 2021

25°SAN LUIS - Domingo 05 de Diciembre de 2021

EN VIVO

Viento circo llega con su espectáculo al Valle del Conlara

La pareja creó el nuevo espectáculo en honor a su perrita, muerta tras la mordedura de una víbora.

Por redacción
| 16 de octubre de 2021
Ellos se amontonan. Catalina y Lucas, ella chilena, él santafesino, ambos decididos a llevar su espectáculo a todos los lugares posibles. Hoy soplan en la plaza de Carpintería. Foto: Gentileza.

Para Catalina Iglesias y Lucas Montanaro el viento es esa fuerza que los llena, los traslada y los acerca a todos los rincones del país con su circo-teatro contemporáneo. Si bien el camino es largo, el objetivo de los compañeros, arriba y abajo del escenario, es llegar con su arte —uno que sea en lo posible de calidad y con contenido— a la mayor cantidad de lugares posible.

 

En esta oportunidad, atraídos por los vientos puntanos, el dúo que reside en Córdoba baja de la nube que los transporta y arriba a la Plaza de Carpintería para sumarse al Ciclo Provincial de Teatro y Circo con su compañía Viento Circo. Los circenses —que compartirán jornada hoy con la compañía Elementales Seres— harán, a la gorra, su número “Contacto”, una pieza que invita a recordar aquello que la pandemia le arrebató al mundo: el sentir.

 

“El show nació en el inicio de la pandemia. El contacto es lo que nos habían quitado con el aislamiento y demás. De ahí nacieron dos personajes que son sacos sin rostro; utilizamos un perchero para animarlos”, detalló Lucas sobre el número que está compuesto de técnicas como manipulación de objetos, teatro físico y suspensión capital, un atractivo segmento en el que a través de un arnés, los artistas quedan suspendidos en el aire, tomados solo con sus cabellos.

 

Lucas es de Villa Constitución, en Santa Fe, mientras que Catalina es de Viña del Mar, Chile. A la pareja la unieron las acrobacias, las narices de payaso y el teatro a varios kilómetros de sus hogares. Los circenses se conocieron en Rosario, mientras ella estudiaba en la Escuela Municipal de Artes Urbanas y él hacía circo autogestivo cuando se especializaba con seminarios y cursos.

 

“Nos conocimos y empezamos a viajar. Estuvimos viviendo en Rada Tilly, en Chubut, dando clases de circo y de vela, porque soy instructor también, en un club”, relató el santafesino.

 

Al poco tiempo le dieron vida a la compañía de teatro e inmediatamente el concepto del viento apareció en la cabeza de Lucas, por su obvia relación con la vela, y en Catalina como un recuerdo de la infancia y un deseo que la persigue desde que tiene memoria: tener un circo llamado Viento.

 

“La idea es que el circo llegue a todos lados, como lo hace el viento. Tenemos ganas de mostrar nuestros espectáculos, que ojalá sean de calidad, que es por lo que nosotros trabajamos y entrenamos mucho para que llegue a todos lados. El viento es nuestro motor”, fundamentó Montanaro.

 

Tras dos años de vivir en Chubut, los circenses armaron las valijas y junto con “Azúcar”, su perra de 12 años, dejaron que el viento los llevara hasta Loma Bola, Córdoba. Al día de arribar, una víbora mordió mortalmente a la mascota de la pareja y en su honor decidieron hacer “Contacto”.

 

Hoy, casi un año después, alquilan un centro cultural donde dan clases y giran cada vez que pueden con su obra llevados por el soplo del viento, la pasión por el circo y el amor dulce de "Azúcar".

 

 

PARA AGENDAR

 

DÍA: Hoy

 

HORA: 18

 

LUGAR: Plaza Manuel Salazar, Carpintería

 

ENTRADA: A la gorra

 

 

Comentá vos tambien...