13°SAN LUIS - Miércoles 28 de Septiembre de 2022

13°SAN LUIS - Miércoles 28 de Septiembre de 2022

EN VIVO

Los padres de Lucas González piden la detención de los policías que lo asesinaron

Convocaron a “una marcha pacífica, con velas y banderas argentinas", que realizarán el próximo lunes frente a Tribunales.

Por redacción
| 19 de noviembre de 2021
"Somos gente trabajadora, gente humilde, no somos ningunos delincuentes porque yo tenga una viserita", expresó quebrado Mario González, el padre de la víctima. Fotos: NA/Télam.

Los padres de Lucas González, el adolescente asesinado por policías de la Ciudad en Barracas el miércoles último, exigieron que los tres efectivos implicados en el crimen "estén presos" y "paguen" por lo que hicieron, pidieron que el nombre de su hijo "quede limpio" y suplicaron el apoyo de la sociedad para que los acompañe en "una marcha pacífica, con velas y banderas argentinas", que realizarán el próximo lunes frente al Palacio de Tribunales.

 

En medio de un clima de dolor y tristeza, y acompañados por el abogado Gregorio Dalbón, quien los representará en la causa penal, Mario "Peka" González y Cintia López reclamaron la detención inmediata de los tres policías de la Brigada de Sumarios e Investigaciones de la Comuna 4 de la Policía de la Ciudad.

 

 

 

La madre explicó que el día del crimen le mandó un mensaje que decía "hola, amor. ¿Por dónde andás?" y que le pareció "raro" que tuviera una sola tilde, por lo que lo llamó varias veces y no obtuvo respuesta.

 

"Todas las mañanas me mandaba mensajes para avisarme que ya había tomado el tren o el colectivo, para que le prepare la comida. Después llegaba a casa, se acostaba un ratito y se iba a la escuela. Lo habíamos cambiado de turno para que no se le junte con los horarios de entrenamientos", señaló.

 

También contó que miraba televisión cuando pasaron la noticia de Barracas y le dijo a su marido que era "por donde entrenaba Lu".

 

"Resulta que al pibe, al 'delincuente' que le habían pegado un balazo en la cabeza, era mi hijo", dijo llorando y agregó: "Mi hijo venía de entrenar, los cuatro venían de entrenar. Él no le hizo nada a nadie".

 

Luego, Mario González, el padre del joven, dijo: "Somos gente trabajadora, gente humilde, no somos ningunos delincuentes porque yo tenga una viserita".

 

"Ayer volvimos a la casa después de dos días de calvario. En cada rincón de mi casa está mi hijo, quien era un chico que hacía deporte, a quien yo me encargaba de comprarle las zapatillitas, los botines", dijo llorando el padre, mientras exhibió un tatuaje con el nombre Lucas y la fecha de su nacimiento en el antebrazo izquierdo.

 

 

 

Y remarcó: "Yo quiero que el nombre y el apellido de mi hijo, Lucas González, quede limpio, porque era una criatura que perseguía su sueño. Estaba contento porque Barracas iba a jugar una final para ascender a Primera División y él quería competir en la máxima categoría. Le arrebataron el sueño estos asesinos".

 

Luego, el padre de la víctima anunció que se había organizado una movilización para el lunes 22, frente a los Tribunales porteños.

 

"Convocamos el lunes a una marcha pacífica con una vela y banderas argentina, frente al Palacio de Tribunales. Que esto no pase más, que no pase un Lucas más. A mí no me importa la política, a mí me importa hacer justicia por mi hijo, porque ya no lo tengo", afirmó.

 

 

 

Más tarde, los padres regresaron a su casa de Florencio Varela, donde decenas de amigos de Lucas, muchos de ellos futbolistas de clubes de la zona, se hallaban con banderas y carteles con reclamos de justicia.

 

Al grito de "Lucas, Lucas", el grupo de jóvenes aplaudió a los padres mientras mostraban una bandera con la leyenda "Justicia por Lucas - Fuerza 'Peka'" (apodo del padre) y con el escudo del club Defensa y Justicia de Florencio Varela.

 

 

Lucas González, jugando en Barracas Central. Foto: NA.

 

 

La familia y los amigos aguardaban la entrega del cuerpo a la familia para asistir al velatorio, a realizarse en una sala de ese partido de la zona sur del conurbano, aunque el inicio se demoraba debido a que la autopsia aún no había concluido.

 

Télam/LE.

 

Comentá vos tambien...