21°SAN LUIS - Lunes 26 de Febrero de 2024

21°SAN LUIS - Lunes 26 de Febrero de 2024

EN VIVO

Luciano Alto lleva en el ADN el tenis de mesa

Es hijo de Matías, entrenador del seleccionado argentino, y sobrino de Gastón, olímpico en Tokio 2020. Representó a Mendoza y dejó su sello en los Juegos Binacionales 2021.

Por redacción
| 28 de noviembre de 2021
Precisión. Tiene 19 años y está viviendo una excelente temporada. Forma parte del presente y futuro del tenis de mesa argentino.

Al igual que su papá Matías, entrenador de la selección argentina, y su tío Gastón, integrante del equipo olímpico en Tokio 2020, Luciano Alto lleva el tenis de mesa en la sangre. Al jugador del seleccionado de Mendoza no le tiembla el pulso. Siente los puntos como pocos. Disfruta cada juego y con una precisión y fortaleza envidiables deja el sello que siempre caracterizó a la familia.

 

"Desde bebé me llevaban al club. Siempre me gustó jugar, pero a los 8 años fue cuando empecé a agarrarle el gustito y comencé a entrenar", comentó Luciano, uno de los máximos protagonistas que tuvo la disciplina en la edición 2021 de los Juegos Binacionales.

 

 

Desde bebé me llevaban al club. Siempre me gustó jugar, pero a los 8 años fue cuando empecé a agarrarle el gustito y comencé a entrenar.

Alto, de 19 años, forjó su estilo en el Club Mendoza de Regatas. Allí, arrancó un camino que le ha permitido conseguir varios títulos nacionales. Siempre con la garra y entrega como principales herramientas, aunque también con una técnica bien pulida que su papá le ayudó a perfeccionar.

 

"Si bien chocamos bastante porque es familia, está bueno que me enseñe y transmita su experiencia. Me encanta porque podés hablar de lo que sea, me corrige con la máxima confianza", señaló.

 

En cuanto a Gastón, representante argentino en los Juegos Olímpicos de Tokio y de reciente participación en el Campeonato del Mundo en Estados Unidos, contó: "Mi tío me ayuda muchísimo en cuanto al entrenamiento. Me corrige mucho, tal vez no tanto como mi papá, pero con él juego más".

 

"En el club somos fans de él a full. Cuando estaba en Tokio nos juntábamos con los chicos a ver los partidos. A veces en los estadios o compartiendo una cena", agregó entre risas.

 

Con la actuación alcanzada en los Juegos Binacionales 2021, en la que aportó medallas para Mendoza, Luciano sigue transitando un gran año. Ya había festejado en General Alvear y en Santiago del Estero, en dos Grand Prix que lo vieron como ganador en varias categorías.

 

 

Mi tío (Gastón Alto) me ayuda muchísimo en cuanto al entrenamiento. Me corrige mucho, tal vez no tanto como mi papá, pero con él juego más.

"Todavía no sé si terminamos el año. Creo que a fines de diciembre está el Abierto de la República y si voy a ese torneo sería el último", aseveró.

 

"Para el año que viene no hay nada planificado. Por suerte ahora se está compitiendo más. Se había frenado por el coronavirus, pero se está empezando a liberar todo de nuevo y hay más torneos", continuó.

 

Luciano no siente presión del legado familiar. Disfruta el tenis de mesa. Hace lo que más le gusta y se divierte con la paleta en mano. Sabe que tiene todo lo necesario para ponerse un día la camiseta "Albiceleste" y brillar con el seleccionado mayor.

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo