36°SAN LUIS - Viernes 09 de Diciembre de 2022

36°SAN LUIS - Viernes 09 de Diciembre de 2022

EN VIVO

Ampliaron la exención impositiva para personas con discapacidad

La familia conviviente quedará libre de pagar impuestos al inmueble, si lo comparte con la persona afectada.

Por redacción
| 02 de diciembre de 2021
Concejo. El Legislativo comunal escuchó el planteo de un vecino. Foto: El Diario.

En la última sesión ordinaria del año, el Concejo Deliberante de San Luis  aprobó por unanimidad una ordenanza para la exención impositiva “integral” para personas con discapacidad. La norma, en resumidas cuentas, establece que estarán exentas de pagar tributos al inmueble aquellas familias que tengan entre sus integrantes a una persona con discapacidad. Es también para aquellos que alquilan o tienen la casa en comodato.

 

La norma, promovida por los concejales Javier Suárez y Otoniel Pérez Miranda, del bloque Juntos por San Luis, modifica el actual código tributario que con anterioridad brindaba tal beneficio solamente si la persona con discapacidad era propietaria del inmueble, pero no si era un conviviente, padre, madre o tutor.

 

La ordenanza establece en su primer artículo que estarán exentos del pago de tributos municipales los inmuebles cuya titularidad correspondan a personas con discapacidad, y también en las que la tenga “el cónyuge, conviviente, ascendiente, descendiente, colateral en segundo grado, tutor o curador de la persona con discapacidad, siempre que los mismos sean afectados a su servicio”.

 

Por otro lado, establece que la exención se podrá aplicar a un solo inmueble y que se hará efectiva al mes de adquirido. Otro punto importante es que el beneficio alcanza a la persona con discapacidad y sus familias en el caso que alquilen la propiedad o tengan un comodato.

 

Por último, la enmienda marca que las deudas que tenga la propiedad, previas a la adquisición, quedan a cargo del anterior propietario, y que la exención será válida para inmuebles que estén en el medio de un juicio por sucesión.

 

El concejal Suárez Ortiz admitió que la idea del proyecto surgió de la inquietud de un vecino, José Enrique Rodríguez, quien pidió la condonación de deuda y la exención impositiva para la vivienda que comparte con su hijo, que tiene autismo. El padre, que enviudó durante la pandemia, se encontró con que la legislación solo permitía la condonación por medio de una ordenanza y la exención si su hijo era el propietario. El vecino fue al Concejo para contar su situación a los ediles, quienes finalmente elaboraron un proyecto al respecto.

 

“Creo que es una ordenanza positiva, que viene a reconocer este beneficio para que sea integral, llegue a todas las familias, en un contexto en que la pandemia ha golpeado al bolsillo de todos los vecinos. Es una contribución ante la crisis que estamos atravesando”, resumió Suárez Ortiz en la sesión.

 

“Quiero agradecer que hayan trabajado tanto en todo esto, mi situación particular fue muy dura. Muchas personas no toman conciencia, porque no viven la situación familiar o la ven de lejos. Esto permite que investiguen y aprendan, que ayuden a cambiar el esquema de normalidad”, reflexionó Rodríguez, que presenció la sesión.

 

Para la elaboración de la ordenanza, los concejales también contaron con la colaboración del Consejo de Discapacidad, órgano interdisciplinario compuesto por personas del sector, funcionarios del Ejecutivo municipal y del Concejo, que debaten y asesoran sobre temas de discapacidad. Desde el espacio, en una nota previa a El Diario, marcaron que hay unas 7 mil personas con discapacidad en la ciudad que podrán beneficiarse con la ordenanza.

 

Comentá vos tambien...