20°SAN LUIS - Jueves 22 de Abril de 2021

20°SAN LUIS - Jueves 22 de Abril de 2021

EN VIVO

Manjares de Merlo, alfajores que son un emblema de la villa

Producen entre 500 y 700 docenas por día para proveer a todos los locales de la localidad turística.

Por redacción
| 17 de febrero de 2021
Variedades. El negocio ofrece alfajores de dulce de leche cubiertos de chocolate o glaseados y de maicena. Foto: Nicolás Varvara.

Ya pasaron un poco más de 20 años desde que Jesica Massaglia y su familia vinieron de General Pico, La Pampa, a Villa de Merlo. De espíritu emprendedor, iniciaron Manjares de Merlo, para fabricar alfajores de calidad, artesanales y elaborados con productos de la región.

 

Jesica hace unos 10 años está a cargo del emprendimiento por su cuenta, mientras su familia se ocupó de otros negocios. Hoy su empresa, ubicada en el local 1 de Coronel Mercau 310, produce, con la colaboración de 6 empleados, entre 500 y 700 docenas de alfajores por día, que proveen a locales de toda la villa.

 

 

De maicena, rellenos con dulce de leche o fruta, bañados en chocolate negro, blanco o con glasé, la fábrica también hace conitos, que ofrecen en el mismo local donde los fabrican, todos los días, de 9 a 14. 

 

"Siempre les digo a los turistas que nosotros hacemos alfajores como si fueran para nosotros, que tenga mucho dulce de leche y de buena calidad, al igual que el chocolate. Gracias a Dios tenemos muchos fanáticos que todos los años vienen y nos buscan", detalló la dueña.

 

La emprendedora contó que la receta de los alfajores viene de su abuela Josefa "Pepa", quien vive en la villa. "Mis papás la siguieron y la mejoraron bastante, y yo a algunas cosas las fui cambiando, más que todo la decoración. Obviamente que seguir con esto para ellos es un orgullo", afirmó.

 

 

 700 docenas por día llegan a fabricar, con un tope de 500 en días de menor demanda, que proveen locales de toda la villa como supermercados, despensas y tiendas de regionales.

 

Con la ayuda de maquinarias específicas para la elaboración, Jesica y sus empleados preparan la masa con un poco de miel, la estiran, hornean y luego la cortan en tapas. El armado es manual, con cucharas y, por último, la bandeja con los alfajores pasa por una máquina que, como una cascada artificial, derrite y recubre las piezas con chocolate. Luego de unos minutos de secado es envasado en el mismo negocio.

 

Los ingredientes tienen el detalle de provenir de la zona. El dulce de leche es enviado desde La Punilla, en Córdoba. Las mermeladas también son locales.

 

"No queremos que la receta cambie, industrializarnos, pero sí queremos tener más ventas y salir de lo que es Merlo y alrededores. Queremos más producción, pero que siga siendo casera", resumió.

 

Quienes estén interesados pueden comprar sus productos también en Avenida del Sol 229, todos los días de 9:30 a 13 y de 18 a 22. También tienen redes sociales: en Instagram manjares_de_merlo y en Facebook.

 

Comentá vos tambien...