23.5°SAN LUIS - Miércoles 24 de Febrero de 2021

23.5°SAN LUIS - Miércoles 24 de Febrero de 2021

EN VIVO

Superó la obesidad y viaja en bicicleta para generar conciencia

Martín Alzamora es oriundo de La Pampa, recorre las ciudades con dos amigos y su objetivo es ir a Ushuaia. Años anteriores hizo el trayecto desde La Quiaca hasta Esquel.

Por redacción
| 23 de febrero de 2021
Aventureros. Los tres hombres emprendieron su viaje el 14 de febrero. Hoy viajarán a la ciudad de San Luis para seguir con su proyecto. Foto: Juan Andrés Galli.

Martín Alzamora tiene 56 años, es oriundo de General Pico, provincia de La Pampa, y visitó la ciudad como parte del recorrido por diferentes localidades argentinas para concientizar sobre la obesidad. El hombre superó la enfermedad y su intención es comentar su cambio de hábitos y de vida. A los viajes los hace en bicicleta: ya recorrió desde La Quiaca hasta Esquel, pero tuvo que suspenderlos por la pandemia. Ahora retomó para atravesar San Luis junto con dos amigos, y el año que viene pretende llegar a Ushuaia.

 

"Toda la vida tuve sobrepeso, tenía 15 años y pesaba 101 kilogramos, cuando tendrían que haber sido 60. Muchas veces empecé con dietas y todas dan resultados, pero si uno no entiende que se está autodestruyendo reincide y ahí es cuando viene la frustración", explicó el hombre.

 

El llamado de atención que lo llevó a hacer un cambio radical fue a sus 36 años. "Empecé a dar un vuelco en mi vida de cómo quería vivir y cómo iba a desarrollar mis días. Logré transformarla con cosas muy simples y hoy hago esto", expresó el ciclista. Luego recordó que años más tarde, el 17 de enero de 2007, tuvo una consulta con una nutricionista y en septiembre del año siguiente había bajado 50 kilos de forma natural.

 

"Una de las cosas que modifiqué fue lo laboral, yo soy peluquero y trabajaba 14 horas por día. Pretendía hacer actividad física y eso no se puede, lo hacés una hora, dos veces y después abandonás. Si bien es menos el ingreso económico, ahora a mi salón lo cierro para salir a andar en bicicleta. No se puede tener todo en la vida, soy consciente que hago algo por mí y que me hace muy bien", afirmó Alzamora.

 

 

Muchos creen que ya no existe la gente buena y no es así, vemos gran empatía de todos. Ahora siento que soy feliz. Martín Alzamora.

 

Martín sostuvo que la educación y el entender que el humano tiene malas costumbres, que no hace actividad física, que consume cierta clase de alimentos que son tóxicos para el organismo lleva mucho tiempo. "No es algo que se consigue de un día para el otro, me ayudaron los libros; no tengo televisión, no tengo auto y son cosas a las que renuncié para poder tener libertad", contó.

 

En esta aventura lo acompañan dos amigos y juntos forman parte de un grupo de ciclismo de su ciudad. "El 'Bocha' Vernetti tiene 70 años y Hugo Freire, 69. Es la primera vez que ellos recorren las rutas en bicicleta. Remarco los años para que cualquier persona pueda superar los miedos, sepa que no importa la edad, siempre se puede", expresó.

 

Martín afirma que tiene el apoyo incondicional de su familia. "Tengo una hija que es obesa, pesa 160 kilos, mi mamá también lo es y muchos me dicen 'vos das un mensaje pero en tu casa no se implementa', y no es así. Si a ellas no les hace el 'click' de querer cambiar su vida, uno no puede hacer milagros", dijo.

 

 

Pedaleando. Los amigos circulan en bicicleta, recorrerán toda la provincia y luego regresarán a General Pico. Foto: Juan Andrés Galli.

 

 

Salieron de su lugar de residencia el domingo 14 de febrero. "Lo hicimos por el camino más largo, que son unos 50 kilómetros más, vinimos por La Maruja, Arizona, Anchorena, Nueva Galia y de ahí Villa Mercedes, donde tenemos mucho contacto con la gente. Vamos a ir a San Luis y a todas las localidades que podamos, y regresaremos a General Pico. Este año quería arrancar desde Esquel hasta Ushuaia porque es el recorrido que me falta, pero por la pandemia renuncié y decidí este camino que es un poco más corto y estoy más cerca por cualquier cosa que pueda suceder. En 2022 cumpliré con el objetivo inicial", reveló.

 

El hombre de 56 años agregó que, además de contar su historia de vida y de superación, disfruta de cada lugar al que llega. "Muchos creen que ya no existe la gente buena y no es así, un auto que para en la ruta y nos pregunta si necesitamos agua es una demostración de amor, alguien que nos abra la puerta de su casa para hospedarnos también. Cada gesto es muy valioso y vemos mucha empatía de todos. Ahora siento que soy feliz", afirmó.

 

Hoy cargarán sus bicicletas con todo el equipaje correspondiente para continuar su travesía rumbo a San Luis.

 

 

 Redacción - NTV

 

Comentá vos tambien...