22°SAN LUIS - Jueves 06 de Octubre de 2022

22°SAN LUIS - Jueves 06 de Octubre de 2022

EN VIVO

"José Hernández": en defensa de nuestras tradiciones

Hace 18 años que despliegan una intensa actividad tradicionalista. Hoy está frenada por la pandemia. Representaron a San Luis en la Fiesta de la Vendimia en Mendoza y en El Codillo. Es la agrupación más antigua de San Francisco.

Por Johnny Díaz
| 04 de abril de 2021
Por las costumbres. "El Gringo" Soloa y don Santana Abel Garro, en San Francisco. "Siempre defenderemos nuestras costumbres y tradiciones", dijeron. Foto: Martín Gómez

Los centros tradicionalistas cumplen una función social, recreativa, cultural e histórica de gran importancia para todos. Son parte del folclore regional con colores, costumbres y valores que los identifican. Son un conjunto de costumbres, creencias y relatos de un pueblo.

 

Javier Melo dice en uno de sus escritos: "La tradición es el conjunto de creencias de un pueblo, que se va transmitiendo de padres a hijos. Cada generación recibe el legado de las que la anteceden y colabora aportando lo suyo para las futuras".

 

"Así es que la tradición de una nación constituye su cultura popular y se forja de las costumbres de cada región. El conjunto de las tradiciones de un pueblo está integrado por festividades religiosas, ritos indígenas relacionados con las leyes de la naturaleza, supersticiones, cánticos, bailes, vestimentas, juegos, músicas, comidas..."

 

 

"Los tradicionalistas somos, en nuestro hacer, los continuadores del ejercicio de las pautas culturales heredadas del gaucho, arquetipo de la nacionalidad argentina y de quien se desprenden las más auténticas manifestaciones de la verdadera cultura nacional argentina". Javier Melo

 

Cecilia Pisarello agrega al tema que "los centros gauchos significan una mirada puesta en el futuro de los hijos de la familia y del país".

 

Todo eso, en conjunto, habría sido lo que pensó un grupo de gauchos sanfrancisqueños que fundaron, el 10 de enero de 2010, el Movimiento Gaucho que lleva el nombre de José Hernández en su homenaje, y por quien el 10 de noviembre se celebra el Día de la Tradición.

 

Santana Abel Garro, uno de los fundadores de la mencionada institución, dijo que su primer presidente fue don Héctor Zambrano, acompañado de un grupo de vecinos y amigos, entre ellos Hugo Garay, Dionisio Delgado y María Jofré, todos defensores de nuestras costumbres. Con los años, los cargos han rotado y hoy la presidenta es una mujer.

 

"El principal objetivo de nuestra institución es mantener la tradición y que no se pierda lo nuestro, y hemos marcado presencia en todos los lugares a los que fuimos invitados en representación de San Francisco y de San Luis", Cuenta Garro.

 

"Llevamos 18 años de actividad, nunca dejamos de participar en fiestas gauchas o de la tradición en la zona o en la provincia. Hasta fuimos a la Fiesta Nacional de la Vendimia en Mendoza, lo cual fue un orgullo para nosotros y para nuestro pueblo".

 

"También nuestro movimiento realiza una cabalgata a la Virgen de Lourdes, unos 26 kilómetros antes de subir a El Amago, un ascenso muy difícil por lo escarpado del terreno, allá arriba veneramos a nuestra Virgen y volvemos", relata.

 

Don Santana Abel Garro señala que, como en toda organización o tropa gaucha, muchas veces no todos pueden concurrir por distintos factores; el principal es el tiempo. La vida en el campo es muy distinta a todas, no conoce de feriados ni de horarios y se trabaja de sol a sol. A veces el caballo no está listo o hay que salir a buscar algún animal que falta en el corral.

 

 

 Santana Abel Garro. "Somos fundadores de la fiesta tripartita de La Rioja, San Luis y Córdoba en El Codillo". Foto: Martín Gómez.

 

 

Agrega que el grupo es liderado por una mujer, y es uno de los fundadores de la fiesta tripartita que se hace anualmente en El Cadillo, a unos seis kilómetros de Baldecito y a unos 25 de Candelaria, en el límite de La Rioja, Córdoba y San Luis, cuando la comisión estaba integrada por José Chávez en la presidencia, Santana Abel Garro en la vicepresidencia y Gustavo Ramírez en la tesorería. Allí concurren tropillas de toda la zona y a lo largo de una jornada realizan una verdadera fiesta gaucha con fines benéficos.

 

"En aquella oportunidad —hace 14 años— las agrupaciones gauchas colaboramos con lo recaudado durante la jornada para la sala de primeros auxilios que le corresponde a San Luis junto a una pequeña iglesia, la escuela a La Rioja, el comedor y algunas pocas viviendas a San Alberto, Córdoba. Hoy administrado por los municipios de Ulapes de La Rioja, San Alberto de Córdoba y Candelaria de San Luis".

 

"Nuestro movimiento es amplio y abierto para aquella persona que quiera sumar su aporte tradicionalista; estamos para sumar, no para restar. Pretendemos que nuestros hijos y nietos continúen manteniendo vivas nuestras expresiones culturales en todos sus aspectos. De esa manera, el criollaje argentino nunca perderá protagonismo y estará viva la llama de la esperanza", asegura con vehemencia.

 

Don Abel destaca que en las calles Rodríguez Saá y Nicolás Jofré tiene un patio criollo llamado "Algarrobos del Sur", donde se reúnen en largas tertulias folclóricas o peñas familiares para delinear la actividad del movimiento o para hacer espectáculos.

 

"En 2018 hicimos el primer encuentro departamental de guitarra y bandoneón, donde hubo representantes de todo el departamento y de la ciudad de San Luis. Todos tuvieron su mención por su participación. Una fiesta bien gaucha que nos une y nos estrecha en un firme lazo de amistad".

 

"Hoy estamos un poco limitados por distintos factores. Uno de ellos es la pandemia y el otro es el tema de la libreta sanitaria para el animal: su costo es muy elevado y se hace casi imposible el traslado de la caballada de un lugar a otro. Tenemos gastos inevitables, por ejemplo la comida y el combustible para la gente que concurre a los desfiles y el alimento para los animales. Hemos hablado con autoridades del pueblo y los diputados del departamento, pero hasta ahora no tenemos nada. Nunca obtuvimos nada", cuenta.

 

Garro recuerda que el Día del Gaucho de Cuyo se celebra en el medio del desierto, cerca de las Lagunas de Guanacache, en el vértice de San Juan, San Luis y Mendoza.

 

Allí se firmó, el 1º de abril de 1827, un acuerdo entre los gauchos que prometían defender los lazos de hermandad. Hoy se festeja alrededor de un monolito con tres caras mirando a cada provincia, y que representa a un hombre a caballo vestido de típico gaucho cuyano.

 

El Movimiento Gaucho tiene una importante caballada, compuesta por unos 25 a 35 jinetes de San Francisco y toda su zona de influencia. Hoy, bajo la presidencia de María Jofré, se encuentra con escasa actividad debido a la pandemia de la COVID-19, pero siempre mantiene contactos planificando el futuro de una de las agrupaciones gauchas más antiguas de San Francisco.

 

 

 DÍA DE LA TRADICIÓN

 

 Cada 10 de noviembre se celebra en la Argentina no solo el nacimiento del escritor José Hernández —autor del notable poema "El gaucho Martín Fierro" y "La vuelta de Martín Fierro"—, sino también, en su homenaje, el Día de la Tradición.

 

Hernández nació el 10 de noviembre de 1834 en los caseríos de Perdriel, en la chacra de su tío Juan Martín de Pueyrredón. Estudió en el Liceo de San Telmo y, en 1846, viajó con su familia al sur de la provincia de Buenos Aires, donde se familiarizó con la vida rural y las costumbres de aquel personaje tan autóctono de la región: el gaucho.

 

La vida gauchesca siempre estuvo presente a lo largo de su vida y, paralelamente a sus inquietudes periodísticas y políticas, José Hernández escribió una de las obras literarias más importantes de la región. En esta obra, que consta de dos partes, Hernández introdujo como protagonista al gaucho payador Martín, quien fue obligado a incorporarse al ejército por quienes menospreciaban su existencia, al igual que la del indio. De este modo, víctima de la opresión y la injusticia, Martín huye para convertirse en un gaucho matrero,

 

Comentá vos tambien...