18.1°SAN LUIS - Jueves 22 de Abril de 2021

18.1°SAN LUIS - Jueves 22 de Abril de 2021

EN VIVO

Lanzan una colecta para una familia que sufrió un incendio

Perdieron su almacén y ahora buscan juntar dinero para ponerlo de nuevo en pie.

Por redacción
| 08 de abril de 2021
Cintia Paredes y Nora Figueroa en el local consumido por el fuego. Foto: Luciana Iglesias.

La solidaridad villamercedina vuelve a ser protagonista. A pocas horas de que Nora Figueroa y sus dos hijas, Cintia y Anabel Paredes, perdieran el fruto de ocho años de trabajo a causa de las llamas, sus vecinos, familiares y amigos lanzaron una colecta para darles una mano. La cruzada consiste en juntar la mayor cantidad de dinero posible para que puedan poner de pie su almacén. Además, necesitan materiales para reparar el techo del local y electrodomésticos.

 

No hay un monto específico para colaborar, todo será bienvenido para las tres vecinas del barrio Villa Rafaela. "La gente nos está ayudando muchísimo; incluso hay personas que no conocemos que han donado lo que pueden. Todos estos días se han comunicado a través de Facebook, nos llegan muchos mensajes. Lo que más necesitamos son recursos para poder comprar mercadería porque eso se perdió todo. Nos han ofrecido heladeras, balanzas y otros elementos para reponer; por ahora no podemos buscarlas porque no tenemos lugar, pero estamos muy sorprendidas", expresó Nora.

 

La dueña del local remarcó que requieren maderas o chapas para poder refaccionar la parte de la cubierta que quedó bajo el fuego. "Eso nos preocupa mucho porque está pronosticado lluvia y si eso sucede se nos puede inundar todo", añadió.

 

Entre quienes hasta ahora se sumaron a la colecta hay muchas organizaciones sociales, pero especialmente estudiantiles, ya que Cintia y Anabel son alumnas de dos universidades de la ciudad. "Además recibimos colaboración de una agrupación de la que soy parte, nos están ayudando con la difusión, haciendo notas para la Municipalidad, organizándose con otros espacios. Algunos profesores de mi hermana pusieron dinero y colaboran continuamente. Para nosotras significa mucho, en dos segundos armaron todo y logramos recaudar bastante", destacó Cintia. 

 

La despensa es el principal sustento de las tres y necesitan ponerla en funcionamiento lo antes posible. Y aunque la solidaridad de la comunidad está presente, todavía falta mucho. "Es muy duro lo que pasa. Abrimos de lunes a lunes, no hemos cerrado nunca gracias a Dios, hasta con la pandemia pudimos seguir en pie. Hace poco habíamos arreglado el frente, colocamos una reja para poder atender desde ahí y pasó esto, no quedó nada", lamentó la dueña.

 

El incendio que les arrebató la tranquilidad fue el lunes a las 17. Nora estaba en la cocina de al lado cuando sintió ruidos, pero al acercarse a ver qué ocurría, ya era tarde. Una chispa que salió de uno de los enchufes que conectaba a la heladera fue suficiente para que el almacén se transformara en cenizas. Por recomendación de los bomberos deberán esperar un par de días hasta poder limpiar el lugar y descartar todo material tóxico. Mientras tanto, la familia busca cómo darle una nueva vida a su emprendimiento de casi una década.

 

Comentá vos tambien...