18°SAN LUIS - Domingo 21 de Abril de 2024

18°SAN LUIS - Domingo 21 de Abril de 2024

EN VIVO

Retomarán la lucha de sus padres por la donación de órganos

Tras el fallecimiento de Roberto Fernández y Susana Mercau, sus hijos seguirán con la concientización.

Por redacción
| 09 de mayo de 2021
Por sus padres. Darío, Juan Pablo y Vanesa continúan con la cruzada por la donación de órganos, a su memoria. Fotos: Gentileza.

Para asesorar y concientizar sobre la importancia de donar órganos y tejidos, los hijos de Roberto "Beto" Fernández y Susana Mercau, los creadores de la fundación Villamercedinos Solidarios, decidieron reactivar el trabajo y continuar con el legado que sus padres les dejaron.

 

Darío, Vanesa y Juan Pablo habían descartado la posibilidad de seguir los pasos de sus progenitores porque les causaba mucha tristeza tocar los elementos que su papá usaba, tras su fallecimiento en noviembre del año pasado. Pero a cinco meses de su ausencia física, recibieron una propuesta de estudiantes universitarios para realizar las prácticas preprofesionales en la organización.

 

 

El primer proyecto es realizar un acto el 30 de mayo, Día Nacional de la Donación de Órganos.

 

 

"Ese fue el incentivo, realmente hemos pasado por momentos muy difíciles. En 2018 perdimos a mi mamá y en 2020, a mi papá. Sinceramente no teníamos ganas de seguir, pero el llamado de este grupo de alumnos de una universidad privada nos llenó de entusiasmo y decidimos continuar el trabajo que nuestros padres nos enseñaron", contó Vanesa Fernández, la hija del medio del matrimonio.

 

Las tareas de los universitarios son para una materia que se llama "Prácticas Solidarias". Hace cuatro años aproximadamente que los Villamercedinos Solidarios firmaron un convenio con la institución educativa para enseñarles todas las actividades que realizaban y cómo se lleva adelante la organización. "Son once chicos de distintas carreras. Nos dividimos en grupos para poder respetar los protocolos y les mostramos videos, folletería, damos charlas, todo apuntando a la información porque hay mucha gente que aún tiene miedo de donar. Si bien estos últimos años ha cambiado eso, todavía el tabú está. Estamos armando un lindo equipo y ellos están muy entusiasmados; hasta una de las chicas maneja las redes sociales, TikTok, Instagram y Twitter, y cada contenido se viraliza", agregó.

 

La fundación nació en marzo de 2014, con el impulso de Susana. "Ella siempre pensó en el prójimo; podía ver a alguien sin zapatos y le daba los suyos, entonces nos formaron a nosotros con ese concepto. Estuvimos diez años esperando un corazón para mi papá; todo ese tiempo los dos estuvieron en Buenos Aires internados, porque el médico les decía que si le daban el alta no iba a entrar en la lista de espera. Y durante todo ese tiempo nosotros estuvimos acá. Darío y yo, que somos los mayores, tuvimos que aprender a desenvolvernos solos. Fue muy difícil todo", recordó Vanesa.

 

 

 

Luego, continuó: "Un día el doctor le dice: 'Beto, te voy a derivar a un hospital privado en Mendoza, te aseguro que ahí vas a recibir tu corazón'. Así fue. A las dos semanas de estar en el Hospital Italiano recibió el órgano de un joven de 18 años. Mi papá le puso Emmanuel a su nuevo 'bobo', porque significa 'Dios con nosotros'", dijo con voz nostálgica.

 

La operación se realizó el 29 de abril de 2010. "El primer objetivo tras formar la fundación fue que la gente no tenga que esperar tanto tiempo para recibir el trasplante. Éramos cinco locos, mis padres y nosotros tres, que poníamos una mesita en una plaza y empezábamos a hablar de la importancia de donar órganos. Y de a poco fuimos creciendo, hasta que 'Beto' fue elegido como representante del Centro Asesor al Paciente (CAP), que tiene un referente por provincia. Todos esos logros los conseguimos a pulmón”, aseveró.

 

Como primer proyecto están organizando un pequeño acto para el 30 de mayo, cuando se conmemora el Día Nacional de la Donación de Órganos. Será por la mañana en la plaza Claudio Ferrari, popularmente conocida como “De la Salud”, donde hay un Monumento a los Trasplantados. “También tenemos ganas de hacer un acto en el recordatorio de mi mamá que está en el Parque La Pedrera, pero como no está abierto no sabemos todavía qué vamos a hacer; todo depende de la situación sanitaria de la ciudad”, afirmó.

 

 

El objetivo de formar la fundación fue que la gente no tenga que esperar tanto tiempo para recibir el trasplante (Vanesa Fernández)

Actualmente reciben medicamentos que son específicos para personas que hayan pasado por ese tipo de cirugías, y los donan a quienes los necesiten. “Vamos informando todo por las redes sociales. Queremos recuperar e invitar a nuevos socios y poder recaudar fondos con alguna cuota voluntaria. Así nos manejábamos hasta el año pasado, o vendemos barbijos, prendedores, lapiceras, distintas cosas que llevan nuestro logo para recaudar dinero que destinamos a folletería, a juegos didácticos para dar charlas en las escuelas y para el móvil de la fundación”, aseveró Darío.

 

También explicó que en este momento los tres hermanos cumplen la misma función, pero que en breve formarán la comisión directiva, un paso que ya está acordado: el presidente será Darío, Vanesa la vicepresidenta y el menor el tesorero. “Todo el que quiera trabajar con nosotros solo debe contactarnos. Si somos más, será mucho mejor para poder hacer más cantidad de cosas”, finalizó.

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo