21°SAN LUIS - Viernes 03 de Diciembre de 2021

21°SAN LUIS - Viernes 03 de Diciembre de 2021

EN VIVO

Una niña vendió ropa y les compró alimentos a los perros del refugio

Realizó una feria en vivo por Facebook. Recaudó más de 12 mil pesos y consiguió más de 100 kilos de comida.

Por redacción
| 14 de julio de 2021
Solidaridad. La pequeña alimentó a varios perros de más edad que habitan el Refugio de Contención Animal. Foto: Juan Andrés Galli.

Paula Virginia Crespo es una niña de 7 años que tiene una gran pasión: ayudar a los demás, pero especialmente a los animales. Por eso, el fin de semana pasado realizó una feria de ropa a través de la cuenta de Facebook de su mamá. Con la venta de las prendas recaudó 12.300 pesos y los invirtió en comprar más de 100 kilos de alimento balanceado de calidad para los perros de más edad que residen en el Refugio de Contención Animal. Ayer, la pequeña fue a hacer la entrega de la mercadería.

 

"Siempre fue de regalar cosas, se las daba a sus primos o a algún vecino. Pero el jueves me dijo que, como están de moda las ferias americanas, quería vender lo que ya no le andaba para ayudar a los animales. Me sorprendió, porque nunca vendió nada y pensé que era algo pasajero", contó Vanesa Di Lacio, la mamá de Paula. Luego continuó: "Al otro día empezó a guardar ropa, a doblarla y perfumarla. Nos dijo a mi mamá, a mi hermana y a mí: 'Fijate en el ropero, seguro tenés algo'. ¿Cómo no ayudarla, ante semejante entusiasmo?", sostuvo la mujer.

 

 

 

La publicación comenzó a las 16 y se extendió durante tres horas. Los resultados fueron muy positivos. "En un principio, la idea de ella era comprar remedios para los perros. Pero llamamos a Soledad Martínez, quien está a cargo del predio, y nos dijo que estaban necesitando alimento", recordó Vanesa.

 

La menor fue a un comercio que vende al por mayor y, acompañada de sus padres, entregó el dinero, que le alcanzó para obtener siete bolsas de 17 kilos. "Son para los más viejitos, que como no tienen dientes necesitan uno que sea de mordida fácil", agregó.

 

Las horas parecían no pasar para la nena, quien estaba muy ansiosa por ir a darles de comer ella misma a los caninos. La cita fue ayer a las 13. Fue acompañada de Sebastián, su papá, quien la describió como una persona solidaria y bondadosa. "Además de la comida, rompió su alcancía y compró unos medicamentos que necesita un perrito, que no es de acá, pero el dueño no tenía para adquirirlo".

 

Los ojos de la niña brillaron cuando la llevaron al sector donde están los beneficiarios de su donación. El personal del predio abrió una bolsa y ella, con un recipiente, sacó el contenido y les dio a los perros. "Cuando sea grande quiero ser veterinaria. Me gustan mucho los animales y quisiera cuidarlos a todos", contó la pequeña de corazón noble. También remarcó que sus preferidos son los conejos, pero que a todos los ama por igual.

 

Por su parte, Soledad Martínez remarcó: "Es una nena muy dulce y con gran personalidad. Con su bombacha de gaucho, botas, camisa y boina, vino y me dijo que quería recorrer y conocer todo el lugar. Ojalá existieran muchas personas más como Paula Virginia en este mundo, así todos seríamos más felices".

 

Luego de alimentar a los canes, se dirigió al sector de los caballos, los acarició y hasta montó una yegua por unos minutos. "El sueño de ella es poder trabajar acá. Hablé con la jefa y me dijo que no había problema, y a partir del sábado la vamos a traer para que ella haga lo que realmente la hace feliz: estar con los animales, jugar con ellos, lavarlos, alimentarlos y, sobre todo, darles mucho amor. Incluso apadrinará a un equino, es decir, lo cepillará y cuidará", adelantó la mamá, emocionada.

 

Comentá vos tambien...