13°SAN LUIS - Viernes 12 de Abril de 2024

13°SAN LUIS - Viernes 12 de Abril de 2024

EN VIVO

Talento espacial: un mercedino podrá enviar un robot a la Luna

En ocho meses, Franco Sosa y sus compañeros diseñaron a "RoverTito", el aparato que pisará terreno lunar en 2025.

Por redacción
| 09 de agosto de 2021
Una primera prueba. El prototipo inicial para presentar en el concurso. Fotos: Gentileza.

Franco Sosa tiene 24 años y hace unos días recibió una noticia a la que él mismo describió como “una locura”. El ingeniero egresado de la Universidad Nacional de San Luis (UNSL) creó, junto a un grupo de jóvenes especialistas, un robot que podrá llegar a la Luna. El equipo interdisciplinario del que forma parte ganó un concurso destinado a profesionales del país y tendrá la chance de lanzar su creación al espacio dentro de unos años.

 

El mercedino y sus pares participaron en Open Space, una competencia argentina que está dando sus primeros pasos y que apunta a incentivar a chicos y chicas para que conozcan un poco más del mundo exterior. Franco y el resto de "Spacebee technologies”—como bautizaron al equipo— se presentaron en una de las tres categorías que proponía el certamen que arrancó el año pasado. Esta era "Moon rover" y consistía en desarrollar un prototipo que pudiera adaptarse a la superficie lunar. Luego de casi ocho meses de trabajo y cientos de horas de debates e intercambios, obtuvieron el premio mayor.

 

Pero antes de llegar a esa instancia debieron sortear varios desafíos. El flamante ingeniero en mecatrónica de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Agropecuarias (FICA) recordó que en septiembre del 2020, cuando estaba a punto de terminar su tesis, le llegó la propuesta de Sol, una conocida que luego se convirtió en su compañera de proyecto. "Ella se contactó para contarme de qué se trataba la competencia y me preguntó si quería ser parte. La verdad es que estaba muy con la tesis y quería terminarla, pero cuando me dijo que la idea era armar un robot para mandarlo al espacio no dudé y le dije que sí", contó, entre risas.

 

Una vez que definieron el objetivo, los jóvenes comenzaron a convocar a profesionales de diferentes disciplinas, como geología, diseño industrial y gráfico, ingeniería y animación 3D. Actualmente el equipo está conformado por 21 personas. “Fue un año muy duro, pero tuvo sus frutos. Comenzamos en septiembre. En octubre nos presentamos y enviamos la idea conceptual. Desarrollarlo nos llevó unos siete meses, casi ocho. En ese momento largamos con el prototipo, lo imprimimos en 3D para dar una idea conceptual del modelo, que nos sirvió para buscar fallas y probarlo. Y hace dos semanas finalizamos con los detalles finos”, comentó.

 

 

 

Sosa señaló que uno de los obstáculos más significativos a la hora de armar el proyecto fue la pandemia. Aunque aseguró que tuvo su costado bueno. “Tuvimos que enfatizar todo en el trabajo remoto. Yo estaba en Villa Mercedes cuando me invitaron y los primeros cuatro o cinco meses hicimos todo virtual. Fue bastante loco llegar a diseñar un prototipo funcional, y que se mueva, a la distancia. Pero lo más enriquecedor fue combinar varias disciplinas y conocer otros puntos de vista", reflexionó.

 

“RoverTito” (así es como decidieron llamar al robot ganador) es un equipo autónomo que pesa menos de dos kilos, tiene un cuerpo de aluminio preparado para que soporte todas las radiaciones, tiene incorporada una cámara 3D que le permite reconocer y mapear el entorno para saber dónde se está moviendo y toma decisiones automáticamente. “Por ejemplo, si se encuentra con una piedra o un obstáculo, lo detecta y cambia su ruta. Está equipado con paneles solares y baterías probadas en vuelo. Se trató de llegar a un prototipo bastante comercial utilizando componentes conocidos”, indicó Sosa.

 

Después de alcanzar el premio máximo, "Spacebee" se tomará un receso para luego poner manos a la obra y comenzar a planear el tan esperado lanzamiento que, según indicó el ingeniero mercedino, puede ser en el 2025. “Hace poco hablamos con Ignacio, el creador del concurso, para iniciar la búsqueda de inversores que nos permitan armar el prototipo de vuelo. Una vez que lo construyamos, deberíamos hacer las pruebas pertinentes. Hay muchas chances de llevarlo a Luxemburgo, porque hay una estación de prueba en la que podés simular el terreno de la Luna. Por lo que de acá en adelante nos quedaría construirlo, probarlo y hacer todas las interacciones posibles para que quede aprobado, y una futura misión sería en cuatro años", dijo.

 

 

Una mente brillante

 

Además de ser un flamante ingeniero en mecatrónica, Sosa se especializa en el prestigioso Instituto Balseiro de Bariloche. Allí cursa la Maestría en Ingeniería con Especialización en Robótica y Control.

 

Su pasión por esta rama no es reciente. Cuando cursaba en la UNSL se unió al Laboratorio de Control Automático y en 2019 diseñó una mano robótica, lo que le permitió ganar un lugar en el concurso Innovar. Por este logro, fue uno de los Destacados de El Diario de la República de ese año.

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo