27°SAN LUIS - Jueves 28 de Octubre de 2021

27°SAN LUIS - Jueves 28 de Octubre de 2021

EN VIVO

Femicidio de Laura Godoy: aguardan pericias genéticas

Se trata de cotejos de muestras tomadas tanto a la víctima como al procesado por el crimen, Cristian Alaniz.

Por redacción
| 12 de septiembre de 2021
1° de agosto. Hubo una marcha y encendieron velas por Laura en la plaza. Foto: Archivo.

Si bien hubo una resolución importantísima en la investigación del femicidio de Laura Godoy —el procesamiento con prisión preventiva de la expareja de la víctima, Cristian Alaniz, el 8 de agosto pasado— la instrucción continúa en el Juzgado Penal de Concarán. Hay, por ejemplo, un informe que se espera y que puede sumarse a las pruebas que fortalecen las sospechas de autoría de Alaniz o que, en caso de dar resultado negativo, la defensa podría utilizar en su intento por desligarlo del crimen. Se trata de un cotejo de muestras de ADN tomadas a la víctima en la morgue, en la autopsia, y a Alaniz tras su detención, mediante hisopados.

 

Esta semana, tanto Mario Mini, abogado que representa a la familia de Laura, como Bautista Rivadera, el letrado que asiste a Alaniz, confirmaron a El Diario que aún no está el resultado de ese estudio de laboratorio.

 

Para la querella, más allá del examen, hay prueba firme que compromete a Alaniz: semanas antes del crimen Laura lo había denunciado por violencia de género ante las autoridades y públicamente, a través de su cuenta de Facebook. Un juez dispuso una restricción de acercamiento y a la mujer le habían dado el dispositivo de alerta temprana (antes conocido como botón antipánico). En la casa de Alaniz, durante un allanamiento, la Policía halló el celular de Laura, que faltaba de la escena del crimen cometido entre los últimos minutos del domingo 25 de julio y los primeros del lunes 26.

 

Antes de que la jueza Besso resolviera la situación procesal, Alaniz amplió la declaración indagatoria. Admitió haber estado en el domicilio de Laura la noche en la que ocurrió el crimen (dijo que fue a buscar unas prendas) y haber discutido con ella, pero aseguró que se retiró después de ese cruce de palabras, que no la mató, refirió Rivadera. Negó, además, que Alaniz se haya autoincriminado.

 

Según el defensor, esa discusión se dio porque Alaniz vio mensajes que la víctima habría intercambiado con otro hombre. Dijo que había un “vínculo tóxico”, de “idas y vueltas”, en el que se controlaban mutuamente los mensajes y con quiénes hablaban. Por esa fecha, Laura y el procesado ya no tenían una relación, por lo que no había ningún motivo para que él se molestara porque se comunicara con otro varón. E incluso tenía prohibido acercarse a la mujer.

 

Desde Prensa del Poder Judicial informaron en su oportunidad que la situación procesal de Alaniz se definió con base en distintas pruebas, entre ellas, “el hallazgo del teléfono celular de esta (Godoy) en el domicilio de Alaniz”. Rivadera indicó que el dispositivo se encontró “a 50 metros de la casa de su cliente, en un espacio común en el que puede pasar cualquier persona”. “Como defensa planteamos la hipótesis de que quien le dio muerte a Godoy ha plantado el teléfono en inmediaciones al domicilio de Alaniz, para desincriminarse e incriminar a mi defendido”, dijo.

 

Comentá vos tambien...