16°SAN LUIS - Viernes 19 de Agosto de 2022

16°SAN LUIS - Viernes 19 de Agosto de 2022

EN VIVO

Juzgan a un acusado de abusar de su hijastra cuando era niña

Lo detuvieron y procesaron en 2019. La fiscal pidió que sea condenado a 20 años de prisión.

Por redacción
| 08 de marzo de 2022
5 de diciembre de 2019. Cuando el acusado, por ese entonces de 55 años, fue enviado a la cárcel de San Luis. Foto: Archivo.

A poco más de dos años de ser procesado y enviado a la Penitenciaría de San Luis, Adrián López sabrá si su destino para los años venideros seguirá siendo la cárcel. La Cámara Penal 1 de Villa Mercedes comenzó a juzgarlo este lunes por los abusos a los que sometió a su hijastra en los años que convivió con ella, cuando aún era pareja de su madre. Más allá de que su expectativa seguramente está puesta en sí, al final del debate oral, el tribunal lo declara culpable o lo absuelve, otro punto que probablemente lo desvele es la cantidad de años a los que podría ser sentenciado. Si los jueces lo encuentran culpable y concuerdan con el pedido de pena hecho por la fiscal de primera instancia, el hombre podría ser castigado con 20 años de cárcel.

 

No obstante, si esto último ocurre, es muy posible que su defensa solicite que a la última parte de la condena la lleve adelante en su casa, con prisión domiciliaria, por su edad. Tiene 58 años. 

 

En la audiencia de apertura del juicio solo se hizo la lectura de la acusación fiscal. En su requisitoria, la fiscal Daniela Torres solicitó que López sea condenado por "Abuso sexual gravemente ultrajante doblemente agravado por ser guardador de la víctima y ser un hecho cometido contra una menor".

 

Ese también fue el delito por el que el juez Leandro Estrada lo procesó y le dictó la prisión preventiva el 5 de diciembre de 2019. La investigación había comenzado en enero de ese año, tras la denuncia de la madre de la víctima.

 

La mujer se enteró de que su pareja había manoseado a su hija a través de una carta que la chica se animó a escribirle en enero. La joven, que estaba a punto de cumplir 18 años, no le había dicho nada a su madre sobre lo que su padrastro le había hecho cuando tenía 9 años y también durante su adolescencia, por temor a que ella no le creyera.

 

Las pruebas que Estrada consideró en su momento para procesar al acusado, quien era enfermero, fueron principalmente los resultados de los informes psicológicos y psiquiátricos que los profesionales del Poder Judicial elaboraron tras entrevistar a la víctima. Si bien la chica no señaló de forma puntual los ultrajes que sufrió, los especialistas sí detectaron que ella "había pasado por una situación traumática" y que su testimonio era veraz, dijo una fuente judicial.

 

Su hermano, quien es menor que ella, habló en la Cámara Gesell de "algunas actitudes del imputado que le habían llamado la atención, que no le gustaron y que eran coincidentes con lo que había declarado su hermana", detalló. Relató, por ejemplo, que una vez vio a López tomándole fotos a la joven mientras ella se bañaba.

 

Uno de los abusos por los que fue procesado sucedió en Juan Jorba y otro, en Buenos Aires.

 

Comentá vos tambien...