38°SAN LUIS - Domingo 27 de Noviembre de 2022

38°SAN LUIS - Domingo 27 de Noviembre de 2022

EN VIVO

Ardió una vivienda ubicada sobre la calle Europa de la capital puntana

Bomberos extinguieron las llamas en la numeración 1645, ubicada entre las calles Almirante Brown y Aristóbulo del Valle. El incendio afectó a todo el inmueble.

Por redacción
| 07 de junio de 2022
El siniestro inició durante las primeras horas de la siesta de este martes. Foto: gentileza.

Durante el inicio de la siesta de este martes, los bomberos asistieron de urgencia para sofocar un incendio en una vivienda ubicada sobre la calle Europa al 1645, entre Almirante Brown y Aristóbulo del Valle, en el noreste de la capital puntana.

 

Según informaron fuentes policiales, se trataría de un siniestro intencional relacionado a un caso de abuso sexual perpetrado por un joven de 26 años de apellido Cuello, contra una niña de 8 años. Previamente, durante la mañana, hubo una manifestación en la zona del Poder Judicial en reclamo de mayor celeridad en la causa.

 

Luego, la protesta se habría trasladado hasta la vivienda afectada por las llamas, presuntamente iniciadas de manera intencional. Así lo afirmaron testigos en el lugar, quienes indicaron que antes de que el inmueble comenzara a arder, una mujer pasó por el domicilio amenazando con prenderle fuego.

 

Momentos después, la acción se habría concretado cuando un grupo de personas arrojó algunos neumáticos hacia la vivienda y luego les prendió fuego, lo que afectó a todas las instalaciones.

 

 

Protesta para el avance de la causa

 

Este martes a la mañana, N.C. y otras 20 personas se manifestaron frente al edificio del Poder Judicial para pedir celeridad en la investigación por el abuso de su hija de 8 años, ocurrido en febrero de este año. El denunciado es su expareja, padrastro de la víctima al momento del hecho, un joven de 23 años. Hubo carteles, panfletos, corte de calle y algunos cánticos; nada fuera de lo común. Pero cerca de las dos de la tarde, un grupo de personas incendió la casa en que vive la madre y el hermano del acusado, en calle Europa de la capital. Los daños fueron totales y apuntan como autores a la misma gente que participó de la manifestación.

 

“Me dicen que tenemos que seguir esperando, pero no sé qué quieren esperar, ¿a que vuelva a pasar otra vez? Queremos justicia y que pague lo que hizo”, dijo con impotencia N.C., mamá de la víctima, cerca de las 11 de la mañana.

 

Pedían una audiencia con el juez de Garantías 2, Ariel Parrillis, quien lleva adelante la causa por “Abuso sexual gravemente ultrajante agravado por la relación de convivencia preexistente”, para que les explicara por qué a pesar de que los resultados de la Cámara Gesell habrían detectado indicios de abuso, su ex sigue libre.

 

El hecho ocurrió la madrugada del sábado 12 de febrero, cerca de las 3 de la mañana, en una vivienda que la pareja compartía en el barrio ATE 3 de la capital. Además de los dos adultos, vivían en el departamento la niña víctima, un hermano de 4 años y una bebé de 3 meses, fruto de la relación de N.C. con el acusado. “Ella me contó en el momento lo que pasó. Se levantó de la cama porque él le había hecho eso y me avisó”, contó la mujer, quien corrió de la vivienda al hombre esa misma madrugada.

 

Horas más tarde hizo la denuncia en la Comisaría 2ª y luego en tribunales. Así comenzó otro proceso difícil para la pequeña, quien ya había sufrido la muerte de su papá hace poco más de dos años, por lo que tuvo que recibir tratamiento. “Ella ya iba a un psicólogo tras la muerte de su papá. Le quedó como un retraso madurativo porque le afectó mucho. Le habían dado el alta, pero tuvo que volver a terapia por este tema. Hoy está menos angustiada, pero no del todo bien”, contó.

 

Se mudaron a un barrio de la zona este de la ciudad pero dice no tiene paz. “El otro día pasó en una moto, se frenó y me dijo que me iba a matar”, aseguró la mujer, quien dijo que radicó la denuncia por ese episodio en la Comisaría 39ª.

 

La mujer y sus allegados cortaron calle Rivadavia y pidieron justicia con algunos cánticos ante la mirada de la custodia policial. No hubo disturbios, pero ahora seguramente queden bajo la mira por lo que ocurrió más tarde en Europa 1645, en la esquina con Almirante Brown, casa de la madre y hermano del acusado, que también estaría residiendo allí.

 

El comisario Alberto Villegas de la Comisaría 6ª confirmó que hasta ayer a la tarde no había denuncia formal por el hecho, que investigaban de oficio. “Sabemos que en la morada estaba un joven de 26 años con su novia y que de repente escucharon un golpe en la puerta. Al querer salir hacia el frente se toparon con un grupo de personas, quienes habrían participado de una marcha en el centro, y lo agredieron a pedradas”, explicó la fuente.

 

La pareja escapó por la parte trasera de la vivienda y al regresar encontró la morada consumida por el fuego. “Hubo daños totales en las dos habitaciones y la cocina comedor”, dijo Villegas, quien no pudo confirmar los dichos de vecinos sobre que también habrían robado bienes.

 

Una dotación de Bomberos de la Policía y otra de la Municipalidad apagaron las llamas y evaluaron daños estructurales; la Policía espera órdenes del fiscal del caso, Ricardo Barbeito.

 

Redacción/ALG.

 

Comentá vos tambien...