22°SAN LUIS - Domingo 02 de Octubre de 2022

22°SAN LUIS - Domingo 02 de Octubre de 2022

EN VIVO

Los jóvenes y el empleo

Por redacción
| 13 de agosto de 2022

La pandemia de COVID-19 perjudicó a los jóvenes más que a cualquier otro grupo de edad y la recuperación del empleo juvenil transcurre a un ritmo lento, según un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

 

La crisis de la pandemia “ha puesto de manifiesto una serie de deficiencias en la forma de abordar las necesidades de los jóvenes, en particular las de los más vulnerables”, dijo la OIT.

 

Entre los más vulnerables están quienes buscan empleo por primera vez, quienes abandonan su formación escolar, los recién licenciados con poca experiencia y quienes permanecen inactivos no por decisión propia.

 

De acuerdo a las estimaciones, 2022 cerrará con 73 millones de jóvenes desempleados en todo el mundo, una leve mejoría con respecto a los 75 millones de 2021, pero permanecen sin empleo seis millones más de los que había antes de la pandemia, en 2019.

 

La proporción de jóvenes desempleados o que no siguen ningún programa educativo o de formación (jóvenes ni-ni) en 2020, el último año con datos a escala mundial, aumentó hasta 23,3%, un incremento de 1,5 punto porcentual con respecto a 2021, y no alcanzado desde hace 15 años.

 

Esos ni-ni con edades entre 15 y 24 años llegan a ser 31% de las mujeres y 16% de los varones.

 

Los índices más altos son alcanzados en los estados árabes (21% de los varones y 51% de las mujeres), en el sur de Asia (16 y 48%), en el norte de África (20 y 39%) y en América Latina y el Caribe (18% de varones y 30% de mujeres).

 

Donde hay menos ni-ni es en Europa del norte, oeste y del sur (11% de varones y 12% de mujeres), y en América del Norte (14% para uno y otro sexo).

 

Ese segmento de jóvenes corre el riesgo de que sus oportunidades y logros en el mercado de trabajo sigan mermados en el futuro, por los efectos a largo plazo del aumento del desempleo juvenil.

 

El informe prevé que este año 27,4% de las mujeres jóvenes de todo el mundo estén empleadas, frente a 40,3% de hombres jóvenes.

 

Queda así de manifiesto la brecha de género, que ha dado pocas señales de reducirse en los últimos dos decenios y es mayor en los países de ingresos medianos bajos, a saber, de 17,3 puntos porcentuales, y menor en los países de ingresos elevados: 2,3 puntos porcentuales.

 

En los países de América Latina y el Caribe, el índice de desempleo juvenil sigue siendo muy elevado y es probable que alcance 20,5% en 2022. Históricamente, ese índice ha sido más elevado en el caso de las mujeres que en el de los hombres y la crisis exacerbó esa tendencia.

 

La situación es muy diferente en América del Norte, donde el índice de desempleo juvenil será de 8,3%, inferior al promedio mundial, de 14,9%.

 

En Europa y Asia Central probablemente el índice de de-sempleo juvenil llegue a 16,4%, pero los efectos de la guerra en Ucrania, tanto los ya presentados como los susceptibles de producirse, influirán en los resultados.

 

En Asia y el Pacífico el índice alcanzará 14,9%, el mismo promedio mundial, aunque existe una amplia disparidad en cuanto a subregiones y países.

 

En África, el índice (12,7%) no tiene en cuenta que muchos jóvenes han decidido abandonar por completo el mercado de trabajo. En 2020, más de uno de cada cinco jóvenes africanos estaba desempleado o no seguía ningún programa educativo o de formación, situación que se ha visto agravada desde entonces.

 

Finalmente, los estados árabes poseen el índice de desempleo juvenil más elevado y de aumento más rápido en todo el mundo. Alcanzará 24,8% en 2022 y 42,5% en el caso de las mujeres jóvenes, casi el triple del promedio mundial.

 

La necesidad más acuciante de los jóvenes es contar con un mercado de trabajo eficaz, que brinde oportunidades de empleo decente a los que ya forman parte de ese mercado de trabajo y oportunidades de educación y formación de calidad a quienes aún no se han incorporado al mismo.

 

Comentá vos tambien...