23°SAN LUIS - Martes 29 de Noviembre de 2022

23°SAN LUIS - Martes 29 de Noviembre de 2022

EN VIVO

Más de 450 jóvenes disfrutaron de una mañana de baile e inclusión

Alumnos de centros de día y escuelas secundarias compartieron en Comuna, en la capital.

Por redacción
| 01 de octubre de 2022
Integrar. Comuna, en la zona sur de la capital, unió a chicos y chicas que disfrutaron de la música de DJ en vivo. Foto: Inés Cobarrubia.

Comuna es un espacio cultural ubicado al inicio de la zona sur de la capital, cerca de ruta 3. La costumbre del lugar es que por la tarde y noche se congreguen jóvenes para escuchar DJ y bandas de los más variados estilos. Ese mismo ambiente se sentía este viernes, pero por la mañana, en un evento especial y por la integración. Más de 450 alumnos de centros de día que atienden a personas con discapacidad y de escuelas secundarias de la ciudad se congregaron para disfrutar del baile, la música y la diversión tras dos años en los que el evento había sido suspendido por la pandemia.

 

La Superfiesta Inclusiva fue organizada por el Centro de Día La Esperanza y convocó a las escuelas, centros e institutos San Marino, San Marcos, Stoikheia, Suyai, Horizonte, Juan T. Zabala, Centro Nº 21, Nº 1 Carolina Tobar García, Vitta, Colibríes, Don Bosco, San Luis Gonzaga y Newen. A los chicos se les entregó dinero falso para que pudieran comprar bebidas sin alcohol en la cantina. Los DJ Frejo y Twenty2 pasaron los últimos hits de cumbia y reguetón, y profesores y estudiantes se animaron a bailar, mientras las luces ponían a tono la escena como si se tratara de una velada nocturna.

 

"Esta idea empezó hace cinco años y la tuvimos que cortar por la pandemia. El objetivo inicial era comenzar a trabajar lo que hacíamos en el centro y ponerlo en práctica en otro ambiente, que sea lo más similar a un boliche para que los chicos puedan trabajar todo lo que tiene que ver con habilidades sociales, actividades de la vida diaria e higiene personal", explicó Matías Domínguez, miembro del equipo interdisciplinario del Centro de Día La Esperanza.

 

"Invitar a otras instituciones no solo con discapacidad es buscar trabajar la socialización y que también se conozca un poco la discapacidad, se le pierda el miedo y se puedan relacionar", agregó sobre la invitación a las escuelas secundarias. Domínguez remarcó que a los chicos se les dieron billetes falsos para comprar bebidas sin alcohol, para que trabajen el manejo de dinero.

 

Aprendizaje. Los chicos compraron con dinero falso bebidas sin alcohol. Foto: Inés Cobarrubia.

 

"Estamos muy agradecidos con Comuna. Es la primera vez que lo hacemos con ellos; otros años lo hemos hecho con otros boliches y la predisposición siempre está. Este año nos acercamos a ellos para cambiar de ambiente. Tuvieron la mejor atención. Nos han brindado todas sus instalaciones, la música y la barra; estamos muy agradecidos a ellos", apuntó sobre el espacio cultural.

 

"Comuna es un espacio para disfrutar, para gozar y todo el mundo tiene derecho a gozar. Lamentablemente el mundo en el que estamos no está adaptado para gente con discapacidad. Esto es una pequeñísima puerta que, como empresa, podemos darnos el lujo de decir que sí, de poder ampliar el goce para la mayor cantidad de gente posible", reflexionó Santiago, uno de los trabajadores de Comuna.

 

¿Es posible que una persona con discapacidad pueda disfrutar de una noche de baile sin que se trate de un evento especial? "El llegar a eso no depende mucho de los chicos, sino de la sociedad en general, de que empiece a conocer un poco más, sepan que existen y que pueden estar en lugares comunes con ellos. Se trata de que se concientice y se conozca sobre la discapacidad, que no sea tabú y que tampoco se le tenga miedo, que hace que la gente se aleje", apuntó Matías. "No sé si creo que sea posible, pero el deseo, las ganas y la fuerza de mucha gente para que suceda están. Todos los espacios mientras más interpelados sean más van a abrir sus posibilidades", aportó Santiago.

 

Comentá vos tambien...