23°SAN LUIS - Martes 29 de Noviembre de 2022

23°SAN LUIS - Martes 29 de Noviembre de 2022

EN VIVO

EE.UU. busca un conflicto que nadie desea

Por redacción
| 16 de agosto de 2022

El Ejército de China comunicó que continúa con los ejercicios militares cerca de Taiwán, luego de que un grupo de legisladores estadounidenses visitara la isla para reunirse con la presidenta Tsai Ing-wen, quien dijo que su gobierno estaba comprometido a mantener estabilidad.

 

Los cinco legisladores estadounidenses, encabezados por el senador Ed Markey, llegaron a Taipei en una visita no anunciada el domingo por la noche; el segundo grupo de alto nivel en visitar la isla después de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, a principios de agosto, que inició varios días de ejercicios militares chinos.

 

La unidad militar china responsable del área adyacente a Taiwán precisó que había organizado patrullas conjuntas de preparación para el combate de múltiples servicios y simulacros de combate en el mar y el espacio aéreo alrededor de Taiwán.

 

Los ejercicios fueron “un severo impedimento para que Estados Unidos y Taiwán continúen jugando trucos políticos y socavando la paz y la estabilidad en el Estrecho de Taiwán”, dijo Pekín.

 

El Ministerio de Defensa de China afirmó en una declaración separada que el viaje de los legisladores infringió la soberanía y la integridad territorial de China, y “expone completamente el verdadero rostro de Estados Unidos como un saboteador de la paz y la estabilidad en el Estrecho de Taiwán”.

 

“El Ejército Popular de Liberación de China continúa entrenándose y preparándose para la guerra, defiende resueltamente la soberanía nacional y la integridad territorial, y aplastará resueltamente cualquier forma de separatismo e interferencia extranjera de independencia de Taiwán”.

 

El comando del teatro de operaciones indicó que los ejercicios tuvieron lugar cerca de las islas Penghu de Taiwán, ubicadas en el Estrecho de Taiwán, y albergan una importante base aérea, y mostró un video de cerca de las islas tomado por un avión de la fuerza aérea china.

 

Tsai, al reunirse con los legisladores en su oficina, dijo que los ejercicios de China han afectado en gran medida la paz y la estabilidad regionales.

 

“Estamos participando en una estrecha cooperación con los aliados internacionales para monitorear de cerca la situación militar. Al mismo tiempo, estamos haciendo todo lo posible para que el mundo sepa que Taiwán está decidido a salvaguardar la estabilidad y el statu quo en el Estrecho de Taiwán”, señaló en imágenes de video proporcionadas por la oficina presidencial.

 

El Ministerio de Defensa de Taiwán denunció que 15 aviones chinos habían cruzado la línea media del Estrecho de Taiwán el lunes, una barrera no oficial entre los dos, y agregó que condenó los nuevos ejercicios de China y que los enfrentará “con calma”.

 

La visita de Pelosi enfureció a China, que respondió con lanzamientos de prueba de misiles balísticos sobre Taipei por primera vez y abandonó algunas líneas de diálogo con Washington, incluidas conversaciones militares y sobre el cambio climático.

 

Sin embargo, este viaje fue mucho más discreto que el de Pelosi, ya que la reunión de Tsai con los legisladores no fue transmitida en vivo en sus páginas de redes sociales, que es la práctica general cuando llegan invitados extranjeros de alto nivel.

 

El gobierno de Taiwán dice que la República Popular China nunca gobernó la isla y, por lo tanto, no tiene derecho a reclamarla, y que solo sus 23 millones de habitantes pueden decidir su futuro.

 

Y el primer ministro, Su Tseng-chang, dijo que no se dejarán intimidar por la respuesta de China a tales visitas de amigos extranjeros.

 

Estados Unidos impulsa la independencia de Taiwán en un escenario extremadamente complejo y peligroso. Busca un conflicto que nadie desea.

 

Comentá vos tambien...