19°SAN LUIS - Martes 04 de Octubre de 2022

19°SAN LUIS - Martes 04 de Octubre de 2022

EN VIVO

Fabricio Oviedo: "Carlos me pide que juegue como siempre y me divierta"

El jugador de Concarán debutó en Rosario Central por la Copa Argentina. Este lunes tuvo minutos frente a Tigre.

Por redacción
| 09 de agosto de 2022
El arco entre ceja y ceja. Es un nueve de área y un gran definidor. Foto: Gentileza.

Fabricio Oviedo vive un presente de película. El jugador de Concarán se dio el gusto de debutar en Rosario Central. Después de ir cuatro veces al banco, el jueves pasado por la noche Carlos Tevez lo hizo saltar a la cancha a los 30 minutos del complemento para jugar por la Copa Argentina contra Quilmes. "Carlos me pide que juegue como siempre y me divierta", dijo Fabri. Y anoche fue al banco ante Tigre y Tevez lo volvió a poner en el complemento.

 

Abrazó el fútbol desde muy chico. Sus primeros pasos fueron en la EFIC de Concarán. Es un delantero centro con mucho gol. En las inferiores del "Canalla" hizo 107 tantos, y está a uno de ser el máximo artillero del club, privilegio que todavía le pertenece a Agustín Coscia, hoy en la segunda división de España.

 

 

Por Copa Argentina. Ingresó a los 30' del complemento. Tevez lo metió por Benítez. Ayer volvió a tener minutos. Foto: Gentileza.

 

 

El fútbol significa mucho en la vida de Fabri, que con 18 años cumplió su primer sueño, que era debutar en la primera de Central. Ahora redobla la apuesta: quiere consolidarse en el "Canalla". "Cuando me tocó entrar se me vinieron muchas cosas a la cabeza. Todas cosas lindas. Pensaba en mi familia y en la gente que siempre me apoyó de chico, aseguró.

 

Tuvo un pequeño paso por River. Y hace ocho temporadas que está en Central. Disfruta de las pequeñas cosas: tomar mate, escuchar música, y cada vez que regresa a su Concarán natal pasa mucho tiempo con papá Hugo, mamá Mónica y su hermana Daira.

 

Cuando empezó a correr detrás de una pelota en Concarán, siempre soñó con ser jugador profesional. Y ese sueño comenzó a construirse cuando hubo una prueba en el pueblo y otra en Río Cuarto. Los cazadores de talentos vieron en Fabricio a un delantero con capacidad de gol. No dudaron. Hablaron con la familia. Y lo llevaron.

 

Al principio no fue fácil. Era muy chico y extrañaba el calor del hogar. Pero con el apoyo de la familia, de los compañeros, de los distintos cuerpos técnicos, se fue acostumbrando a Rosario, ciudad que lo adoptó: hoy lo disfruta Central.

 

"Por suerte los técnicos que tuve, tanto en inferiores como en reserva y ahora en primera, todos me marcaron y me ayudaron a mejorar", aseveró.

 

Cierra los ojos y se acuerda de sus días en la escuela "Gobernador Benigno Rodríguez Jurado", donde fue hasta quinto grado. Se le cruzan millones de imágenes. La canchita del barrio. Los picados con los amigos. Los domingos en familia.

 

Había ido cuatro veces al banco, sin ingresar. Lejos de bajar los brazos, siguió entrenando, con más fuerzas que antes. Carlos Tevez vio ese esfuerzo y lo citó para Copa Argentina. Y no solo lo convocó, sino que lo hizo debutar. Tal vez el "Apache" se habrá visto reflejado en ese pibe, que tenía y tiene las mismas ganas que sentía  él a esa edad. "Estaba ansioso, pero con el correr de los minutos me fui soltando. Tevez es un entrenador que te habla mucho y le llega al jugador, así que entré a jugar y a disfrutar el partido", comentó.

 

Cuando encara al arco lo hace decidido. Cada vez que agarra la pelota piensa en el sacrificio que hizo para estar en ese lugar de privilegio. Nadie le regaló nada. Con apenas diez años agarró el bolso y partió rumbo a Rosario en busca de sus sueños. Ya cumplió el primero, que era debutar en Central. Está dando sus primeros pasos y sabe que tiene mucho potencial. Ahora es turno de ganarse un lugar, consolidarse. Y después ir por el otro sueño, que es jugar un Mundial.

 

Fabricio Oviedo, el pibe de Concarán que llevó sus goles a Rosario.

 

Comentá vos tambien...