18°SAN LUIS - Lunes 20 de Mayo de 2024

18°SAN LUIS - Lunes 20 de Mayo de 2024

EN VIVO

Preventiva por 4 meses por violar a su nieta

Los abusos fueron cuatro, cuando la chica tenía 13, 15, 17 y 18 años. Ocurrieron en la casa de su abuelo.

Por redacción
| 30 de abril de 2023
Resolución. El juez Santiago Ortiz dictaminó la prisión preventiva. Foto: Poder Judicial.

Luego de una semana en una comisaría de Villa Mercedes, el hombre que es investigado por violar en al menos cuatro oportunidades a su propia nieta, la hija de su hijo, conoció lo que el juez de Garantías de turno decidió sobre su futuro, con base en las pruebas ventiladas los últimos días. El magistrado decidió mantener los cargos en su contra por los ultrajes sexuales y le dictó la prisión preventiva por los próximos cuatro meses.

 

El juez Santiago Ortiz, entonces, mantuvo las imputaciones por los delitos de "Abuso sexual con acceso carnal calificado por el vínculo", en tres oportunidades, y "Abuso sexual gravemente ultrajante calificado por el vínculo" en otro hecho, todos en perjuicio de una menor de edad.

 

El magistrado resolvió la prisión preventiva tal como había solicitado el fiscal instructor, Leandro Estrada. El representante del Ministerio Fiscal pidió la medida de coerción por el plazo de cuatro meses debido a que existe la posibilidad de que, una vez en libertad, el acusado "manipule cierta evidencia o entorpezca el proceso judicial" en vista de que aún restan pruebas por producir.

 

Los defensores Gustavo Muñoz y Javier Darnay, por su lado, rechazaron el planteo del fiscal y requirieron la inmediata libertad de su cliente. Argumentaron que no existe peligro de que su defendido intente fugarse o evadir el accionar de la Justicia porque tiene "arraigo a la ciudad y falta de antecedentes, además de poseer niños a su cargo".

 

Pero Ortiz no hizo lugar al planteo de la defensa. Señaló que dictaba la prisión preventiva, entre otros motivos, por "la prueba tendiente a producir, el resguardo para la víctima y el pronóstico punitivo".

 

La víctima, quien ahora es mayor de edad y madre, denunció a su abuelo en agosto. Contó que los abusos ocurrieron cuando tenía 13, 15, 17 y 18 años.

 

Ella vivía con sus padres, pero los ultrajes no sucedían allí, sino cuando estaba en el domicilio del acusado.

 

Cada vez que la tocaba en sus partes íntimas o la violaba, su abuelo la amenazaba para asegurarse de que no le contara a nadie sobre lo que le hacía. Le decía que ni se atreviera a hablar porque nadie le iba a creer. La última vez que abusó de ella fue más lejos y la golpeó.

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo