6.6°SAN LUIS - Martes 14 de Julio de 2020

6.6°SAN LUIS - Martes 14 de Julio de 2020

EN VIVO

Investigan a un árbitro por un grave accidente

Por redacción
| 07 de mayo de 2014
En Mattaldi. Ariel Balza viajó hasta la localidad cordobesa. Tenía el coche en la casa de un primo. | José Sombra

Tanto fue el apuro por esfumarse de la esquina de San Martín y Miguel B. Pastor, en la que acababa de llevar por delante y remolcar unos metros a un joven motociclista, que el conductor del auto ni atinó a limpiar la escena. Si, al menos, hubiera tenido la decisión  de bajarse y ver cómo estaba la víctima, hubiera notado que la patente delantera de su coche había quedado incrustada en el rodado menor. Esa chapa fue la prueba que después guió a los investigadores. Tras dos allanamientos, la Policía detuvo a un sospechoso, es el  árbitro de fútbol villamercedino Ariel Balza.

 

Según informó el comisario, Eduardo Ávila, el árbitro compró el auto hace tan sólo dos meses.


Desde la tarde del choque, el viernes, Elías Echegaray no logra salir de la sala de terapia intensiva del policlínico regional "Juan Domingo Perón". "El sábado se le elevó la presión del cerebro y tuvieron que operarlo. Tenía coágulos en la cabeza y tuvieron que sacárselos. También tiene sangre en los pulmones y respira muy poco", contó con impotencia Facundo, su hermano. "Los médicos ya nos dijeron, es posible que quede en estado vegetativo", sollozó.

 


El accidente ocurrió pasadas las 18. Elías pasaba por Miguel B. Pastor en su Gilera negra, de 250 centímetros cúbicos. Venía del barrio Las Mirandas, donde había dejado a su esposa, Luciana, y Constanza, su nena de tres años, en un cumpleaños. Iba, de regreso,  hasta su casa del barrio Covimer II, donde vive, además, con su mamá y Facundo.

 


"Mi hermano ya había pasado la bocacalle, cuando el otro venía por San Martín, a gran velocidad. Cuando Elías pasó el cruce, el otro lo agarró. Lo arrastró", relató.

 


Según contó, el joven de 25 años no estaba muy acostumbrado a usar la moto. Hacía cinco meses que la había comprado y la utilizaba sólo para viajes cortos, porque prefería andar en auto. "Siempre salía con el casco. Pero ese día no se qué le pasó, no se lo puso", lamentó el familiar.

 


"Cuando el tipo del auto frenó, dio marcha atrás y salió en contra mano por la San Martín. Ni se bajó a ver cómo estaba mi hermano. Lo dejó tirado, como si fuera cualquier cosa", prosiguió.

 


Una compañera de trabajo de una hermana de la víctima pasó justo por esa esquina y socorrió al joven. Tomó su celular y llamó a los familiares.

 


Ninguna de las personas que pasó por las veredas de esa intersección pudo ver el rostro del conductor que se dio a la fuga. Dicen que fue cuestión de segundos.

 


Sólo sabían que lo que atropelló al chico de la moto era un Peugeot 307, gris. Pero de la Gilera colgaba una chapa con dominio HOM 115 y el pedazo de un paragolpes.

 


En Mattaldi

 


De acuerdo a las averiguaciones de la Policía, el coche es modelo 2008. El propietario original vive en Rosario, Santa Fe, y se llama Esteban Fernando Acosta. De acuerdo a lo que detalló el jefe de la comisaría 8°, Eduardo Ávila, desde el 16 de setiembre del 2008 el auto no puede circular. "Creemos que el impedimento se debe a un problema en una transferencia", señaló el comisario.

 


Hasta ayer a la mañana los investigadores suponían que Acosta había vendido el rodado al posible autor del accidente.

 


Los datos de la empresa de seguros, entre otras pistas, orientaron a los efectivos a un nombre: Ariel Balza. El renombrado árbitro local hace un mes perdió el derecho de supervisar los encuentros del Argentino B y C tras la denuncia de su esposa. La mujer lo acusó varias veces de golpeador y de haberle partido la mandíbula de una sola trompada la última vez.

 


Con una orden del juez Contravencional y Correccional, Santiago Ortiz, ayer, al mediodía los agentes irrumpieron en dos domicilios. Uno era la casa de los padres, donde vive el sospechoso, y el otro, donde reside un amigo, con quien residió alguna vez.

 


En lo del amigo, Brasil al 2086 no hallaron el Peugeot que buscaban. En lo de los Balza tampoco.

 


Antes de que los efectivos pegaran la vuelta, el árbitro llegó. Ante las preguntas de los oficiales, no le quedó otra que decirles donde estaba el automóvil. Estaba en Mattaldi, en la casa de un primo. El hombre había viajado hasta la localidad cordobesa la mañana del sábado, pero no aclaró el motivo.

 


"Él (Balza) se ofreció a llevarnos hasta donde tenía el vehículo. Alrededor de las 2 de la tarde viajamos hasta Mattaldi", contó Ávila.

 


Ahí estaba el rodado. Con una pequeña parte del capó levemente hacia arriba y sin el paragolpes delantero.

 


Cuando la comitiva regresó a Villa Mercedes, cerca de las 19, el árbitro quedó detenido por averiguación y medios de vida. Estará en la Secccional 8°, al menos, hasta hoy, a la misma hora que fue arrestado. Balza prefirió no hablar.

 


Mientras tanto, Adela, la mamá de Elías no abandona el pasillo de la sala de terapia intensiva del hospital. Tiene la esperanza que su hijo despierte y sea el de antes.

 


Comentá vos tambien...