eldiariodelarepublica.com
Planificá el viaje de tus sueños

Escuchá acá la 90.9
X

Planificá el viaje de tus sueños


Llega diciembre y como en una carrera de desesperación, sin saber para dónde disparar, nos abalanzamos a las primeras ofertas de viaje que vemos en internet. Algunas muy tentadoras, otras tan alejadas de nuestras manos, e inevitablemente comienzan las dudas: ¿voy por mis medios o por una agencia de viajes?


Son varios los factores que se deben tener en cuenta al contratar un paquete o al armarlo según el destino. Desde los documentos como visa, vacunas o permisos, clima, traslados, seguridad, y hasta qué ropa llevar.


Salir desde San Luis hacia el exterior del país siempre es más complicado, porque no hay vuelos directos a ningún destino internacional, lo que obliga a los puntanos a trasladarse a Buenos Aires, Córdoba, Mendoza o Chile. De hecho, muchos de los paquetes que ofrecen las agencias de viajes en avión no incluyen el traslado hasta el aeropuerto de partida ni de llegada, por lo que al enlatado hay que sumarle los pasajes de colectivo, o avión según las preferencias. Es entonces cuando hay que pensar: ¿qué conviene más?


Se abren dos posibilidades: contratar una agencia de viajes que se encargue absolutamente de todo, o planificar hasta el último detalle por cuenta propia. Cada una de ellas tiene sus pro y sus contra; algunos se detallarán en las siguientes líneas.


Entre los destinos preferidos por las familias o solteros jóvenes, según los operadores de viaje consultados, están el Caribe, especialmente Punta Cana en República Dominicana y la Riviera Maya en México, y el norte y noreste de Brasil, a localidades como Natal, Pipa y Joao Pessoa. También aseguraron que fueron muy vendidos los paquetes al sur de Brasil, sobre todo por bus, cuyo precio es notablemente más económico. En menor medida los pasajeros optan por la Costa Atlántica argentina: prefieren migrar a climas más estables, como los de Brasil o el Caribe.

Mi mejor amigo, el operador


El método tradicional es elegido fundamentalmente porque, pase lo que pase, existe el respaldo de la agencia de viajes que se encargará de todo. Lo mejor de comprar un paquete es que está todo armado, pero eso mismo que para algunos es una ventaja, puede incomodar a quienes desean tener más libertad en cuanto a horarios y sitios para visitar.


“Si hoy querés contratar un servicio para ir a Buzios en Brasil en enero para cuatro personas, dos adultos y dos niños menores de 11 años, que incluye 4 aéreos desde Córdoba, 7 noches de hotel 3 estrellas con desayuno, traslados y seguro de viaje, todo puede costar aproximadamente $78.000. Esto es porque es el mes con mayor demanda. Lo ideal es contratar estos paquetes a mediados de año para que no sean tan costosos”, explicó Patricia Romero, dueña de Viajes No Comunes.


Aclaró que si son dos pasajeros, es mucho más fácil conseguir hoteles “porque es complicado que permitan 3 niños –más o menos lo que sería una familia tipo argentina– en una misma habitación, y nunca garantizan habitaciones contiguas o que estén comunicadas”.


Patricia aseguró que los meses más económicos para viajar son los anteriores a las fiestas y después del carnaval. “Si no tenés chicos en la escuela ni dependés de la feria judicial, te diría que al Caribe vayas entre marzo y junio, y entre setiembre y noviembre. A Europa de abril a junio y de setiembre a noviembre, que es la temporada baja y hay menos demanda”, aconsejó. 
 


La especialista contó que la gente que más compra paquetes de viajes son los mayores de 30 años, “porque los de menos edad compran por internet, y después vienen los papás para ver si les podemos arreglar lo que compraron. A veces compran mal el aéreo, por ahí uno con 5 escalas que tarda 35 horas, un viaje que lo podés hacer en 10, sólo porque sale $1.000 menos”.


Viajar en busca de las cristalinas playas de Brasil en colectivo resulta más tedioso pero es un poco más barato. Una agencia de viaje de la ciudad capital ofrece para enero un paquete  de 10 días y 7 noches, con hotel incluido, a $14.500 por persona. En febrero, a 13.900 pesos. El alojamiento está a 50 metros de la playa de Copacabana.


Otro de los destinos que siempre convoca a las familias es la Costa Atlántica. En cuanto a paquetes, la empresa de Patricia propone uno a Mar del Plata en enero por $6.800 por persona en base doble. Incluye 7 noches de hotel 2 estrellas, bus, alojamiento y desayuno. El gasto de una familia tipo, dos adultos y dos niños, sería de $27.200 aproximadamente, sin contar el resto de las comidas y la diversión.


Con respecto al país vecino Chile, la operadora manifestó: “No es un destino muy solicitado ni que trabaje mucho con agencias. Además la oferta chilena de alojamiento en zonas de playa no es tan grande. La mayoría de la gente va de compras, nada más”.


Gabriel Griotto, de la empresa de viajes Gimatur, explicó que la tendencia de los últimos dos años marca que recién en diciembre la gente empieza en avalancha a reservar pasajes y paquetes. “Cuidan mucho el bolsillo y se mueven por especulación, porque no saben qué pasará con la economía del país. El tema es que hay determinados destinos, sobre todo Brasil en aéreo, donde los cupos se acaban o pasan a ser más caros.  Es poca la gente que planifica su viaje con tanta anticipación”, contó.


Destacó que muchos pasajeros reservan para marzo o abril para acceder a una mayor financiación, “sobre todo si van al Caribe, que es lo que más les seduce. En esos meses es más barato. Por ejemplo Cuba, Playa del Carmen o Cancún en enero cuesta alrededor de $45.000 por persona; en temporada baja sale aproximadamente $25.500”.


“Durante las vacaciones también hacemos grupales por las provincias, pero son de menor frecuencia que los destinos más populares. Van a San Juan, Carlos Paz y Mendoza, pero por lo general contratan sólo el hotel. También tenemos salidas grupales a Bariloche”, agregó Gabriel.



Libre soy, libre voy


Otra forma de viajar, que requiere más dedicación y planificación, es la llamada "por cuenta propia". Una de las páginas más populares de venta de pasajes, hoteles y paquetes es Despegar.com. Con este sistema cada uno puede manejar sus tiempos y además se pueden seleccionar otras maneras de viajar. En vez de un hotel se pueden abaratar costos eligiendo un hostel o alquilando un departamento o casa a través Airbnb.com, un sitio de hospedajes con la posibilidad hacer la estadía más económica, ya que se puede cocinar en el lugar.


También se puede optar por alquilar un auto y recorrer el destino. Esta forma de viajar permite la libertad de elegir quedarte o no en el destino, sin estar sujeto a lo contratado por un tercero. En cuanto a cómo pagar el viaje se puede hacer con tarjeta de crédito; la mayoría de los bancos tienen promociones en pasajes y hasta 18 cuotas sin interés. Si bien es una opción más barata, es importante tomar buenas decisiones de compra.
 


Es clave revisar siempre las calificaciones y opiniones de otros usuarios, tanto de hospedajes como de excursiones, para saber qué se puede esperar del lugar.


María José Becerra prefiere siempre organizar sus propios viajes. “Esos paquetes armados son cansadores, y es una experiencia distinta. Cuando viajás sola compartís con gente nativa y con gente tan turista como vos. Te perdés por las calles, le atinás al idioma, conocés culturas que de otra manera sería imposible. Ahora me voy a ir a la playa de vacaciones, elegí un ‘all inclusive’ —hoteles que incluyen todo—, donde me sirvan y no tenga que hacer nada más que estar tirada al sol. Es lindo viajar, pero a veces no descansás nada. Así que ahora opté por el relax”.


En cuanto a las páginas por las que navega para armar su propia aventura, explicó que utiliza Tripadvisor.com para elegir los lugares a visitar. “Estoy suscripta a un montón de páginas de turismo con paquetes y ofertas de vuelos y esas cosas. Por suerte no tengo problemas con las fechas de vacaciones, así que me doy el ‘lujo’ de viajar en cualquier época, y si es en temporada baja, mejor”, aseguró.


Otro experto en viajes por el mundo es Alberto “Pupi” Infante quien, después de haber pasado más de 13 años viajando sin parar por todo el mundo, sabe a la perfección qué páginas visitar a la hora de comprar pasajes y cuándo conviene hacerlo. Y comparte consejos: “Una página que suele tener buenos precios es www.skyscanner.net, y es mejor buscar vuelos que salgan los martes, miércoles y por ahí también los viernes”.


Con respecto al punto de partida para viajar al exterior, “Pupi” aseguró que “siempre depende del destino final. Buenos Aires es más barato, lo que pasa es que llegar es muy caro. En un país tan grande como Argentina se necesitan transportes baratos como trenes o alguna compañía de bajo costo aéreo. De todos modos, llegar a Santiago (Chile) es mejor para nosotros y más cerca. Por ejemplo, Latam Chile opera con vuelos accesibles a toda Sudamérica. Desde Córdoba la mayoría de los vuelos van a Buenos Aires para hacer una escala que siempre suele ser de varias horas, y encima tenés que cambiar de aeropuerto, eso genera otro gasto. Para ir a Europa ahora es mejor buscar vía Montevideo, Uruguay, porque están promocionando esa línea y tiran ofertas muy copadas para tener en cuenta”.


Diego Corbino es un amante de las rutas, prefiere usar su auto en los trayectos cortos. Se le volvió casi una necesidad salir cada tanto y siente un gran disfrute en cosas pequeñas como hacer una parada y tomar un café en estaciones de servicio en el medio de la nada, o recorrer pueblos desconocidos, y ver el paisaje cuando empieza a amanecer.


Si tiene que hacer recorridos largos prefiere siempre el avión. “No soporto la pasividad de estar muchas horas sentado siendo un mero espectador. En avión, el tiempo se reduce bastante. Suelo sacar los pasajes con al menos 4 semanas de anticipación, y más si el viaje es al exterior.  Hacer la reserva con tanta anticipación y el día en que la hacés influye en el precio: si sacás el pasaje un día lunes es más barato, y sobre todo qué día viajar. Los vuelos de los martes y miércoles son bastante más baratos”.


“En cuanto al alojamiento, un 75% de las veces me quedo en algún hostel, simplemente por lo social de la experiencia, ya que generalmente me gusta viajar solo. Hay anécdotas que se originaron en hosteles que jamás hubiera vivido quedándome en un hotel, por más estrellas que tenga. Cuando necesito quedarme en un lugar más tranquilo, suelo usar Airbnb.com o si tengo algún amigo que me aloje, mucho mejor”, concluyó.



Para tener en cuenta


Entre todos los consultados destacamos los siguientes tips para hacer un viaje placentero. Ir al exterior vía Chile es mucho más económico que hacerlo desde Buenos Aires o Córdoba, esto para los puntanos. Puede costar hasta $10.000 menos en un grupo de 4 personas y Chile está más cerca que Buenos Aires de San Luis, lo que hace que los pasajes también convengan más.


La mayoría de los operadores de viaje no ofrecen los destinos saliendo desde Chile, eso puede encarecer los costos. Pero se pueden sacar vuelos desde cualquier punto de partida en páginas como despegar.com, skyscanner.net o kayak.com: todas son “metabuscadores” de ofertas en línea para vuelos en todo el mundo. Es muy importante saber que en cualquier método de compra, sea efectivo, tarjeta de crédito o débito, el nombre del titular del pasaje es intransferible: si se equivocan en una sola letra se pierde el boleto, no se puede corregir.
 


En cuanto al hospedaje, pueden visitarse sitios como tripadvisor.com, booking.com o hotelsworld.com. Todos tienen hoteles, hostales o departamentos con fotos y puntuación para elegir de acuerdo a las necesidades de cada uno. También está Trivago.com, que hace una comparación y busca el mejor precio en habitaciones. Por otro lado está la página Airbnb.com, en la que se puede alquilar departamentos o casas por día a la mitad de lo que cuesta un hotel, con la ventaja de poder cocinar en el mismo lugar. Éstos son recomendables para familias y grupos de amigos.


Con respecto a los papeles para viajar a países miembros del Mercosur, con el DNI nuevo es suficiente. Nunca está de más contratar un seguro de viaje: por ejemplo AssistCard tiene algunas promociones buenas y baratas. En cuanto a las vacunas, para entrar a Brasil no hace falta, salvo que el viaje sea al Amazonas: en ese caso es necesario tener al día la vacuna contra la fiebre amarilla.


Si se viaja con menores de 18 años, tanto si van con sus padres como si viajan solos, la Dirección Nacional de Migraciones requiere de una autorización. Puede ser tácita si va con ambos padres, pero debe ser expresa si viaja solo, con uno de sus padres o con otras personas. Las autorizaciones pueden ser otorgadas por un escribano público, el cónsul argentino o cónsules extranjeros, un juez competente, autoridades del Registro de Estado Civil y Capacidad de las Personas, un juez de Paz o funcionarios de la Dirección Nacional de Migraciones. Esta documentación, que recibe el nombre de “Acta de Autorización de salida del país para menores de edad”, tiene un costo —debe ser abonado antes de recibir el acta— y una validez de 30 días corridos, contados desde la emisión.


Además deberán presentar en el control migratorio los papeles que acrediten el vínculo de filiación, como la libreta de matrimonio con el nacimiento del niño asentado, la partida o acta de nacimiento o el testimonio judicial de adopción. Es decir, cualquier instrumento público que dé fe del vínculo entre los padres y el niño. Pueden ser fotocopias legalizadas ante escribano público.


En ómnibus, los niños pagan a partir de los 5 años. Antes de esa edad viajan gratis, pero no tienen asiento confirmado: deben viajar sobre su acompañante. En avión se pueden consultar por tarifas especiales para niños menores a dos años, pero la mayoría cobra el pasaje, por lo que tienen asegurado su asiento.


Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Planificá el viaje de tus sueños

Para los osados, es preferible organizar hasta el último minuto de su travesía.

Llega diciembre y como en una carrera de desesperación, sin saber para dónde disparar, nos abalanzamos a las primeras ofertas de viaje que vemos en internet. Algunas muy tentadoras, otras tan alejadas de nuestras manos, e inevitablemente comienzan las dudas: ¿voy por mis medios o por una agencia de viajes?


Son varios los factores que se deben tener en cuenta al contratar un paquete o al armarlo según el destino. Desde los documentos como visa, vacunas o permisos, clima, traslados, seguridad, y hasta qué ropa llevar.


Salir desde San Luis hacia el exterior del país siempre es más complicado, porque no hay vuelos directos a ningún destino internacional, lo que obliga a los puntanos a trasladarse a Buenos Aires, Córdoba, Mendoza o Chile. De hecho, muchos de los paquetes que ofrecen las agencias de viajes en avión no incluyen el traslado hasta el aeropuerto de partida ni de llegada, por lo que al enlatado hay que sumarle los pasajes de colectivo, o avión según las preferencias. Es entonces cuando hay que pensar: ¿qué conviene más?


Se abren dos posibilidades: contratar una agencia de viajes que se encargue absolutamente de todo, o planificar hasta el último detalle por cuenta propia. Cada una de ellas tiene sus pro y sus contra; algunos se detallarán en las siguientes líneas.


Entre los destinos preferidos por las familias o solteros jóvenes, según los operadores de viaje consultados, están el Caribe, especialmente Punta Cana en República Dominicana y la Riviera Maya en México, y el norte y noreste de Brasil, a localidades como Natal, Pipa y Joao Pessoa. También aseguraron que fueron muy vendidos los paquetes al sur de Brasil, sobre todo por bus, cuyo precio es notablemente más económico. En menor medida los pasajeros optan por la Costa Atlántica argentina: prefieren migrar a climas más estables, como los de Brasil o el Caribe.

Mi mejor amigo, el operador


El método tradicional es elegido fundamentalmente porque, pase lo que pase, existe el respaldo de la agencia de viajes que se encargará de todo. Lo mejor de comprar un paquete es que está todo armado, pero eso mismo que para algunos es una ventaja, puede incomodar a quienes desean tener más libertad en cuanto a horarios y sitios para visitar.


“Si hoy querés contratar un servicio para ir a Buzios en Brasil en enero para cuatro personas, dos adultos y dos niños menores de 11 años, que incluye 4 aéreos desde Córdoba, 7 noches de hotel 3 estrellas con desayuno, traslados y seguro de viaje, todo puede costar aproximadamente $78.000. Esto es porque es el mes con mayor demanda. Lo ideal es contratar estos paquetes a mediados de año para que no sean tan costosos”, explicó Patricia Romero, dueña de Viajes No Comunes.


Aclaró que si son dos pasajeros, es mucho más fácil conseguir hoteles “porque es complicado que permitan 3 niños –más o menos lo que sería una familia tipo argentina– en una misma habitación, y nunca garantizan habitaciones contiguas o que estén comunicadas”.


Patricia aseguró que los meses más económicos para viajar son los anteriores a las fiestas y después del carnaval. “Si no tenés chicos en la escuela ni dependés de la feria judicial, te diría que al Caribe vayas entre marzo y junio, y entre setiembre y noviembre. A Europa de abril a junio y de setiembre a noviembre, que es la temporada baja y hay menos demanda”, aconsejó. 
 


La especialista contó que la gente que más compra paquetes de viajes son los mayores de 30 años, “porque los de menos edad compran por internet, y después vienen los papás para ver si les podemos arreglar lo que compraron. A veces compran mal el aéreo, por ahí uno con 5 escalas que tarda 35 horas, un viaje que lo podés hacer en 10, sólo porque sale $1.000 menos”.


Viajar en busca de las cristalinas playas de Brasil en colectivo resulta más tedioso pero es un poco más barato. Una agencia de viaje de la ciudad capital ofrece para enero un paquete  de 10 días y 7 noches, con hotel incluido, a $14.500 por persona. En febrero, a 13.900 pesos. El alojamiento está a 50 metros de la playa de Copacabana.


Otro de los destinos que siempre convoca a las familias es la Costa Atlántica. En cuanto a paquetes, la empresa de Patricia propone uno a Mar del Plata en enero por $6.800 por persona en base doble. Incluye 7 noches de hotel 2 estrellas, bus, alojamiento y desayuno. El gasto de una familia tipo, dos adultos y dos niños, sería de $27.200 aproximadamente, sin contar el resto de las comidas y la diversión.


Con respecto al país vecino Chile, la operadora manifestó: “No es un destino muy solicitado ni que trabaje mucho con agencias. Además la oferta chilena de alojamiento en zonas de playa no es tan grande. La mayoría de la gente va de compras, nada más”.


Gabriel Griotto, de la empresa de viajes Gimatur, explicó que la tendencia de los últimos dos años marca que recién en diciembre la gente empieza en avalancha a reservar pasajes y paquetes. “Cuidan mucho el bolsillo y se mueven por especulación, porque no saben qué pasará con la economía del país. El tema es que hay determinados destinos, sobre todo Brasil en aéreo, donde los cupos se acaban o pasan a ser más caros.  Es poca la gente que planifica su viaje con tanta anticipación”, contó.


Destacó que muchos pasajeros reservan para marzo o abril para acceder a una mayor financiación, “sobre todo si van al Caribe, que es lo que más les seduce. En esos meses es más barato. Por ejemplo Cuba, Playa del Carmen o Cancún en enero cuesta alrededor de $45.000 por persona; en temporada baja sale aproximadamente $25.500”.


“Durante las vacaciones también hacemos grupales por las provincias, pero son de menor frecuencia que los destinos más populares. Van a San Juan, Carlos Paz y Mendoza, pero por lo general contratan sólo el hotel. También tenemos salidas grupales a Bariloche”, agregó Gabriel.



Libre soy, libre voy


Otra forma de viajar, que requiere más dedicación y planificación, es la llamada "por cuenta propia". Una de las páginas más populares de venta de pasajes, hoteles y paquetes es Despegar.com. Con este sistema cada uno puede manejar sus tiempos y además se pueden seleccionar otras maneras de viajar. En vez de un hotel se pueden abaratar costos eligiendo un hostel o alquilando un departamento o casa a través Airbnb.com, un sitio de hospedajes con la posibilidad hacer la estadía más económica, ya que se puede cocinar en el lugar.


También se puede optar por alquilar un auto y recorrer el destino. Esta forma de viajar permite la libertad de elegir quedarte o no en el destino, sin estar sujeto a lo contratado por un tercero. En cuanto a cómo pagar el viaje se puede hacer con tarjeta de crédito; la mayoría de los bancos tienen promociones en pasajes y hasta 18 cuotas sin interés. Si bien es una opción más barata, es importante tomar buenas decisiones de compra.
 


Es clave revisar siempre las calificaciones y opiniones de otros usuarios, tanto de hospedajes como de excursiones, para saber qué se puede esperar del lugar.


María José Becerra prefiere siempre organizar sus propios viajes. “Esos paquetes armados son cansadores, y es una experiencia distinta. Cuando viajás sola compartís con gente nativa y con gente tan turista como vos. Te perdés por las calles, le atinás al idioma, conocés culturas que de otra manera sería imposible. Ahora me voy a ir a la playa de vacaciones, elegí un ‘all inclusive’ —hoteles que incluyen todo—, donde me sirvan y no tenga que hacer nada más que estar tirada al sol. Es lindo viajar, pero a veces no descansás nada. Así que ahora opté por el relax”.


En cuanto a las páginas por las que navega para armar su propia aventura, explicó que utiliza Tripadvisor.com para elegir los lugares a visitar. “Estoy suscripta a un montón de páginas de turismo con paquetes y ofertas de vuelos y esas cosas. Por suerte no tengo problemas con las fechas de vacaciones, así que me doy el ‘lujo’ de viajar en cualquier época, y si es en temporada baja, mejor”, aseguró.


Otro experto en viajes por el mundo es Alberto “Pupi” Infante quien, después de haber pasado más de 13 años viajando sin parar por todo el mundo, sabe a la perfección qué páginas visitar a la hora de comprar pasajes y cuándo conviene hacerlo. Y comparte consejos: “Una página que suele tener buenos precios es www.skyscanner.net, y es mejor buscar vuelos que salgan los martes, miércoles y por ahí también los viernes”.


Con respecto al punto de partida para viajar al exterior, “Pupi” aseguró que “siempre depende del destino final. Buenos Aires es más barato, lo que pasa es que llegar es muy caro. En un país tan grande como Argentina se necesitan transportes baratos como trenes o alguna compañía de bajo costo aéreo. De todos modos, llegar a Santiago (Chile) es mejor para nosotros y más cerca. Por ejemplo, Latam Chile opera con vuelos accesibles a toda Sudamérica. Desde Córdoba la mayoría de los vuelos van a Buenos Aires para hacer una escala que siempre suele ser de varias horas, y encima tenés que cambiar de aeropuerto, eso genera otro gasto. Para ir a Europa ahora es mejor buscar vía Montevideo, Uruguay, porque están promocionando esa línea y tiran ofertas muy copadas para tener en cuenta”.


Diego Corbino es un amante de las rutas, prefiere usar su auto en los trayectos cortos. Se le volvió casi una necesidad salir cada tanto y siente un gran disfrute en cosas pequeñas como hacer una parada y tomar un café en estaciones de servicio en el medio de la nada, o recorrer pueblos desconocidos, y ver el paisaje cuando empieza a amanecer.


Si tiene que hacer recorridos largos prefiere siempre el avión. “No soporto la pasividad de estar muchas horas sentado siendo un mero espectador. En avión, el tiempo se reduce bastante. Suelo sacar los pasajes con al menos 4 semanas de anticipación, y más si el viaje es al exterior.  Hacer la reserva con tanta anticipación y el día en que la hacés influye en el precio: si sacás el pasaje un día lunes es más barato, y sobre todo qué día viajar. Los vuelos de los martes y miércoles son bastante más baratos”.


“En cuanto al alojamiento, un 75% de las veces me quedo en algún hostel, simplemente por lo social de la experiencia, ya que generalmente me gusta viajar solo. Hay anécdotas que se originaron en hosteles que jamás hubiera vivido quedándome en un hotel, por más estrellas que tenga. Cuando necesito quedarme en un lugar más tranquilo, suelo usar Airbnb.com o si tengo algún amigo que me aloje, mucho mejor”, concluyó.



Para tener en cuenta


Entre todos los consultados destacamos los siguientes tips para hacer un viaje placentero. Ir al exterior vía Chile es mucho más económico que hacerlo desde Buenos Aires o Córdoba, esto para los puntanos. Puede costar hasta $10.000 menos en un grupo de 4 personas y Chile está más cerca que Buenos Aires de San Luis, lo que hace que los pasajes también convengan más.


La mayoría de los operadores de viaje no ofrecen los destinos saliendo desde Chile, eso puede encarecer los costos. Pero se pueden sacar vuelos desde cualquier punto de partida en páginas como despegar.com, skyscanner.net o kayak.com: todas son “metabuscadores” de ofertas en línea para vuelos en todo el mundo. Es muy importante saber que en cualquier método de compra, sea efectivo, tarjeta de crédito o débito, el nombre del titular del pasaje es intransferible: si se equivocan en una sola letra se pierde el boleto, no se puede corregir.
 


En cuanto al hospedaje, pueden visitarse sitios como tripadvisor.com, booking.com o hotelsworld.com. Todos tienen hoteles, hostales o departamentos con fotos y puntuación para elegir de acuerdo a las necesidades de cada uno. También está Trivago.com, que hace una comparación y busca el mejor precio en habitaciones. Por otro lado está la página Airbnb.com, en la que se puede alquilar departamentos o casas por día a la mitad de lo que cuesta un hotel, con la ventaja de poder cocinar en el mismo lugar. Éstos son recomendables para familias y grupos de amigos.


Con respecto a los papeles para viajar a países miembros del Mercosur, con el DNI nuevo es suficiente. Nunca está de más contratar un seguro de viaje: por ejemplo AssistCard tiene algunas promociones buenas y baratas. En cuanto a las vacunas, para entrar a Brasil no hace falta, salvo que el viaje sea al Amazonas: en ese caso es necesario tener al día la vacuna contra la fiebre amarilla.


Si se viaja con menores de 18 años, tanto si van con sus padres como si viajan solos, la Dirección Nacional de Migraciones requiere de una autorización. Puede ser tácita si va con ambos padres, pero debe ser expresa si viaja solo, con uno de sus padres o con otras personas. Las autorizaciones pueden ser otorgadas por un escribano público, el cónsul argentino o cónsules extranjeros, un juez competente, autoridades del Registro de Estado Civil y Capacidad de las Personas, un juez de Paz o funcionarios de la Dirección Nacional de Migraciones. Esta documentación, que recibe el nombre de “Acta de Autorización de salida del país para menores de edad”, tiene un costo —debe ser abonado antes de recibir el acta— y una validez de 30 días corridos, contados desde la emisión.


Además deberán presentar en el control migratorio los papeles que acrediten el vínculo de filiación, como la libreta de matrimonio con el nacimiento del niño asentado, la partida o acta de nacimiento o el testimonio judicial de adopción. Es decir, cualquier instrumento público que dé fe del vínculo entre los padres y el niño. Pueden ser fotocopias legalizadas ante escribano público.


En ómnibus, los niños pagan a partir de los 5 años. Antes de esa edad viajan gratis, pero no tienen asiento confirmado: deben viajar sobre su acompañante. En avión se pueden consultar por tarifas especiales para niños menores a dos años, pero la mayoría cobra el pasaje, por lo que tienen asegurado su asiento.


Logín