13°SAN LUIS - Sabado 18 de Mayo de 2024

13°SAN LUIS - Sabado 18 de Mayo de 2024

EN VIVO

"Si prevenimos, después el Estado gasta mucho menos"

Pidió apoyo para las sociedades científicas porque son las que están preparadas para ayudar a la población.

Por Matías García Elorrio
| 01 de octubre de 2017
Hábito saludable. Albisu recomendó visitar una vez por año al cardiólogo y a un nutricionista.

El médico cardiólogo Juan Pablo Albisu destacó que lo más importante frente a las enfermedades cardiovasculares es el factor preventivo: “Lo que uno invierte en prevención lo ahorra después en atención. Si nosotros prevenimos, después el Estado gasta mucho menos recursos en salud para atender a ese paciente que ya sufrió un infarto o algún otro problema coronario. La gente encargada de la salud en nuestra provincia, tanto pública como privada, tienen que alentar y apoyar las campañas de prevención. Y deben hacerlo a través de las sociedades científicas que para eso están, para ayudar a la población. Pero también para alertar a los gobernantes de que las enfermedades cardiovasculares son una epidemia y hay que tratarlas".
Es por eso que este año la Sociedad de Cardiología de San Luis junto a la Asociación de Nutricionistas y la Municipalidad de San Luis organizaron la “Semana del Corazón” en la Plaza Pringles para concientizar a la comunidad de la importancia de tener cuidados preventivos para no contraer estas enfermedades. “Lo ideal es alentar a la población para que haga una consulta al cardiólogo y al nutricionista al menos una vez al año para determinar el riesgo basal de esa persona". Y confirmó que a su consultorio sólo el 3% de los pacientes vienen para hacerse un chequeo preventivo.
Albisu aclaró que si bien no existen números exactos sobre la cantidad de la población local que está afectada por estas enfermedades, calculó que “entre un 35 a 40 por ciento de las muertes en nuestra población son producidas por patologías cardiovasculares. El Ministerio de Salud de la Nación lleva la estadística a nivel nacional pero no por provincia sobre este tema. Lo que sí mantiene actualizado por jurisdicción es cuánta gente fuma, padece obesidad y la cantidad de diabéticos e hipertensos”. Y citó el último dato que publicó la OMSy la OPS que indica que, “Argentina se ha convertido en el país de América con mayor cantidad de niños obesos, con el 9,9% entre los niños menores de cinco años”.

 

 

"Las enfermedades cardiovasculares son una epidemia y hay que tratarlas"

 


Contó además que este año “organizamos charlas en las escuelas durante esta semana porque le estamos enseñando a los niños a comer de forma saludable. Porque después ellos les van a exigir a sus padres que lo hagan en casa para que se genere el círculo virtuoso y les pedirán a los integrantes de su familia que salgan a caminar, que no fumen y que coman menos porque ellos van a ser los vectores que en el futuro serán los que tengan mejores condiciones de prevención". Y reiteró que "prevenir es lo más barato que tenemos para evitar estas enfermedades".
Aunque el electrocardiograma es un estudio vital para recibir información del corazón de un paciente, Albisu destacó que su implementación “depende de la población a la que se quiera estudiar, porque también forma parte de un chequeo cardiovascular que incluye además el examen físico, la toma de presión, la medición de masa corporal (peso y altura), además de la historia clínica detallada donde se debe interrogarlo”. Sobre el electro en particular destacó que, “nos puede confirmar si la persona tuvo un infarto o una arritmia y además que no tiene alteraciones en las cavidades del corazón. Ahora, tiene baja sensibilidad para detectarlo si lo comparamos con la ecocardiografía donde se puede ver la estructura y función de ese órgano en vivo y en directo". Como estudio complementario al electrocardiograma, citó los análisis de sangre para controlar los valores del colesterol, niveles de azúcar en sangre y triglicéridos, además de la radiografía de tórax. 
Otros estudios no invasivos que  realizan hoy los cardiólogos son la eco cardiografía, que mide la estructura y la función del corazón, “que en caso de mostrar algún factor de riesgo alerta al profesional para que pida otro tipo de estudios según el caso”, explicó el especialista. También citó la prueba de esfuerzo “porque no es la misma actividad que realiza un corazón en reposo que cuando está en actividad”. 
Albisu dijo que: “todo esto es para tratar de identificar el riesgo basal de cada paciente. Y después si fuera necesario hay que subir en complejidad, porque se puede necesitar un estudio de los bazos del cuello para descartar que no haya depósitos de colesterol en las carótidas. Y en caso de tener 65 años o más, detectar si no hay un aneurisma de aorta abdominal. Y si se constatan factores de riesgo hay que pasar a un estudio de eco stress que implica un ecocardiograma con esfuerzo, que es más exigente que una prueba ergométrica convencional".

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo