25°SAN LUIS - Domingo 29 de Enero de 2023

25°SAN LUIS - Domingo 29 de Enero de 2023

EN VIVO

Mauricio Macri pasó por San Luis sólo para hacer proselitismo

El Presidente llegó a San Luis al mediodía. No hizo anuncios, ni delineó planes para la provincia.

Por redacción
| 30 de septiembre de 2017

Fueron 8 minutos de muchas palabras pero pocas ideas. El presidente Mauricio Macri arribó ayer poco después del mediodía a San Luis, se dirigió a la ciudad de La Punta en donde dio un discurso de tinte proselitistas sin anuncios y ante un grupo de seguidores.

 

La visita que se anunciaba como institucional fue sólo un acto político, en donde pidió respaldo para los candidatos locales de su partido, pero sin anuncios o planes concretos que puedan beneficiar a la provincia.

 

Entre los asistentes, que no alcanzaron a llenar el polideportivo "García Ferré", se amalgamaban funcionarios de la gestión anterior, dirigentes que históricamente fueron oposición, más allá de los partidos que integraron y algunos de ideología oscilante que se animaron a lanzar la clásica arenga del PRO: “Sí, se puede”. Los funcionarios de los organismos nacionales que trabajan en San Luis también dijeron presente.

 

En rigor, Macri llegó a La Punta, a la zona del Polideportivo a las 12:30, lo hizo en una camioneta dorada, por el sector este y por la parte trasera del edificio.

 

Sin embargo, desde las 11 se formaban las filas para poder ingresar al predio. Antes de hacerlo, había que pasar bolsos y carteras por una camioneta que tenía un escáner que permitía ver el contenido sin las necesidades de abrirlos.

 

Luego había que atravesar un control riguroso, con detectores de metales y cacheo incluido.

 

Nadie pudo escapar a esto, ni los asistentes, ni los simpatizantes ni los candidatos de Avanzar y Cambiemos por San Luis que también ingresaron haciendo la fila.

 

Dentro, todo estaba dispuesto para que el Presidente discursara en una tarima de no más de 40 centímetros de alto, por unos tres metros de largo por casi el mismo tamaño de ancho.

 

Este sistema, que fue bautizado por el marketing político como "360 grados" sirvió para que mientras el primer mandatario hablaba mirara a todas las personas.

 

La distribución de las sillas en torno al mini escenario contemplaba a los principales candidatos aliados de Cambiemos, a un grupo de jóvenes deportistas y dirigentes de distintas ideas políticas, que ahora se muestran afines a Macri.

 

Toda la espera estuvo tamizada de música que oscilaba entre un poco de "Gilda" y mucho "Agapornis".

 

A las 12:44, el Presidente comenzó a hablarle a la gente con una estructura muy parecida a la de otros discursos, que por lo similar entre ellos, parecen dictados.

 

Macri comenzó arengando a los puntanos, les reconoció el trabajo, destacó lo que para él son logros nacionales a nivel macro y posteriormente inició con el clásico: "Para vos, que todas las mañanas te levantás a trabajar", buscando cierta complicidad con algunos sectores del mundo del trabajo obrero, que por su historia desconoce o nunca transitó.

 

Entre los concurrentes estaba José Riccardo con un impecable suéter color rojo "radical" y Alejandro Cacace con un prolijo traje azul "Avanzar".

 

Una de las perlas se dio, en el momento en el que Macri miró hacia una de las primeras filas y vio a Riccardo al lado de Claudio Poggi, hizo un paréntesis y pronunció un "Hola Jorge" a lo que el presidente del partido radical de San Luis devolvió con los dos brazos en alto. José hizo caso omiso al error y saludó con efusividad.

 

Macri alternó algunas inflexiones en la voz pero nunca pudo dejar de lado esa articulación de boca cerrada, como exhalando algunas vocales, un modo de hablar que los humoristas, de manera exagerada, usan para caracterizar a los habitantes de la Recoleta porteña.

 

Dijo que ahora se podía ver un país en donde las máquinas realizan caminos, que arreglan rutas.  Lanzó como un logro que la pobreza bajara 2 puntos, de 30 a 28 de acuerdo a los datos de Instituto Nacional de Estadísticas y Censos.

 

Lanzó otras arengas y le pidió a los sanluiseños que lo apoyen con su voto.

 

Cuando cerró explotaron los clásicos papelitos al aire, las gente comenzó a gritar y como fondo musical también se escuchaba el "Sí, se puede" pero que estaba grabado y le daba un cuerpo mayor al grito de la gente que estaba en el Polideportivo.

 

Finalmente, candidatos y simpatizantes se acercaron a saludarlo poco antes de que se subiera de nuevo a la misma camioneta que lo trajo desde el aeropuerto.

 

Desde temprano corrió el rumor que usaría el helicóptero para llegar y para irse del Polideportivo. Finalmente eso no pasó y no se fue volando.

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementeos y a los clasificados web sin moverte de tu casa