eldiariodelarepublica.com
Organizan dos rifas para ayudar a un nene que debe viajar a China para volver a ver

Escuchá acá la 90.9
X

Organizan dos rifas para ayudar a un nene que debe viajar a China para volver a ver

Valentín Colla padece una neuropatía óptica hereditaria de Leber. El 19 de noviembre viajará junto a su mamá al otro lado del mundo para "volver a ser el mismo de antes". Sus familiares y amigos organizaron rifas para ayudarlos.

Valentín Colla tiene 9 años y va a tercer grado en el colegio San Agustín. De repente un día se despertó sin poder ver con su ojo derecho, y ahora perdió la vista de ambos. "Nos dijeron que se trataba de una neuropatía óptica hereditaria de Leber. Valentín tenía 7 años cuando empezó con esto. En Argentina no hay cura, tampoco anteojos. Le dan 9 comprimidos diarios para sostener el 20 por ciento de visión que tiene actualmente", contó Érica Bitzer, su mamá, y continuó: "La única chance que tenemos es un tratamiento experimental, no se saben resultados exactos, pero puede recuperar hasta el 70% de la visión y es en China".

Sus amigos y familiares decidieron abrir una cuenta y realizar dos rifas solidarias para que lleguen juntos hasta el otro lado del mundo. Sortearán una canasta familiar el 2 de noviembre por la quiniela nacional nocturna; y un smart tv de 32", el 3 de noviembre por lotería nacional. Para sumarse a la cruzada hay que comunicarse al (0266) 154632535. Además tienen un número de cuenta en el banco Macro para colaborar: 2850 4098 4009 5032 9331 98.

"Calculamos que se necesitan cerca de 8 mil dólares. El 19 de noviembre tenemos que estar en allá, nos quedaremos durante un mes y volveríamos a Argentina para hacer los controles en Buenos Aires. Los médicos están felices de que lo hayan aceptado en la Fundación", expresó Bitzer.

Entre las horas que pasa en rehabilitación y la psicóloga, intenta seguir jugando y adaptándose a la enfermedad. "Ha pasado por todos los estados de ánimo. Me dijo que cuando vuelva de China va a ser el mismo Valentín de antes. Ha sido duro entenderlo y acompañarlo, porque está mal, pero pone muchas ganas para estar bien", concluyó la mamá de Valentín. 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Organizan dos rifas para ayudar a un nene que debe viajar a China para volver a ver

Valentín Colla padece una neuropatía óptica hereditaria de Leber. El 19 de noviembre viajará junto a su mamá al otro lado del mundo para "volver a ser el mismo de antes". Sus familiares y amigos organizaron rifas para ayudarlos.

El pequeño quiere volver a ser el mismo Valentin de antes. 

Valentín Colla tiene 9 años y va a tercer grado en el colegio San Agustín. De repente un día se despertó sin poder ver con su ojo derecho, y ahora perdió la vista de ambos. "Nos dijeron que se trataba de una neuropatía óptica hereditaria de Leber. Valentín tenía 7 años cuando empezó con esto. En Argentina no hay cura, tampoco anteojos. Le dan 9 comprimidos diarios para sostener el 20 por ciento de visión que tiene actualmente", contó Érica Bitzer, su mamá, y continuó: "La única chance que tenemos es un tratamiento experimental, no se saben resultados exactos, pero puede recuperar hasta el 70% de la visión y es en China".

Sus amigos y familiares decidieron abrir una cuenta y realizar dos rifas solidarias para que lleguen juntos hasta el otro lado del mundo. Sortearán una canasta familiar el 2 de noviembre por la quiniela nacional nocturna; y un smart tv de 32", el 3 de noviembre por lotería nacional. Para sumarse a la cruzada hay que comunicarse al (0266) 154632535. Además tienen un número de cuenta en el banco Macro para colaborar: 2850 4098 4009 5032 9331 98.

"Calculamos que se necesitan cerca de 8 mil dólares. El 19 de noviembre tenemos que estar en allá, nos quedaremos durante un mes y volveríamos a Argentina para hacer los controles en Buenos Aires. Los médicos están felices de que lo hayan aceptado en la Fundación", expresó Bitzer.

Entre las horas que pasa en rehabilitación y la psicóloga, intenta seguir jugando y adaptándose a la enfermedad. "Ha pasado por todos los estados de ánimo. Me dijo que cuando vuelva de China va a ser el mismo Valentín de antes. Ha sido duro entenderlo y acompañarlo, porque está mal, pero pone muchas ganas para estar bien", concluyó la mamá de Valentín. 

Logín