Escuchá acá la 96.3
X

La Iglesia Católica, más cerca de renunciar al dinero del Estado

Son 140 millones de pesos, apenas el 7% del financiamiento total de la estructura eclesiástica.

La Conferencia Episcopal Argentina (CEA) realizará desde este lunes la Asamblea Plenaria de fin de año, durante la que decidirá que la Iglesia renuncie a los aportes del Estado nacional. Según trascendió, son 140 millones de pesos que serán eliminados de manera gradual y que hoy representan solo el 7 por ciento de la financiación de esta institución.

El gesto es más político que práctico, ante el crecimiento de una de las principales críticas hechas por una parte de la sociedad.

Los obispos de todo el país se reunirán en la casa de ejercicios El Cenáculo-La Montonera, en la localidad bonaerense de Pilar, para comenzar con las jornadas que se extenderán hasta el sábado.

La Iglesia pasaría a fortalecer y crear otros medios de ingresos alternativos, algo que ya analizaban con representantes de la Secretaría de Culto de la Nación y la Jefatura de Gabinete.

En agosto pasado, la conducción de la CEA había anunciado la formación de una comisión con representantes del Gobierno para estudiar cómo sería el desacople y mecanismos alternativos de financiamiento.

Obispos y funcionarios habrían descartado los sistemas usados en países europeos, donde el ciudadano destina una parte de sus impuestos a su religión o a la ayuda social, porque implicaría aprobar una ley del Congreso con un debate que puede ser complicado y extenso. Colectas especiales al estilo de la tradicional organizada por Cáritas parecerían más aceptadas. También está la chance de que el Estado otorgue beneficios impositivos a quienes hagan donaciones voluntarias. 

El encuentro se producirá en medio del tenso diálogo con el Gobierno y la creciente discusión por la separación de la Iglesia y el Estado, que se hizo notorio durante el debate por la ley del aborto legal.

Del encuentro participará el obispo de Mercedes-Luján, Agustín Radrizzani, quien salió a pedir "perdón" por la misa que ofició hace dos semanas frente a la tradicional Basílica con la participación de varios sindicatos críticos del Gobierno, liderados por Hugo y Pablo Moyano, y referentes del kirchnerismo. Todo indica que ese será también uno de los temas de análisis, además de las políticas sociales del oficialismo hacia los sectores más vulnerables y el aumento de las cifras de pobreza.

Otro de los temas en discusión durante estas jornadas serán los posibles cambios a la Ley de Educación Sexual Integral (ESI), a la que la Iglesia considera como algo que "va contra la cosmovisión cristiana".

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

La Iglesia Católica, más cerca de renunciar al dinero del Estado

Son 140 millones de pesos, apenas el 7% del financiamiento total de la estructura eclesiástica.

Foto: NA

La Conferencia Episcopal Argentina (CEA) realizará desde este lunes la Asamblea Plenaria de fin de año, durante la que decidirá que la Iglesia renuncie a los aportes del Estado nacional. Según trascendió, son 140 millones de pesos que serán eliminados de manera gradual y que hoy representan solo el 7 por ciento de la financiación de esta institución.

El gesto es más político que práctico, ante el crecimiento de una de las principales críticas hechas por una parte de la sociedad.

Los obispos de todo el país se reunirán en la casa de ejercicios El Cenáculo-La Montonera, en la localidad bonaerense de Pilar, para comenzar con las jornadas que se extenderán hasta el sábado.

La Iglesia pasaría a fortalecer y crear otros medios de ingresos alternativos, algo que ya analizaban con representantes de la Secretaría de Culto de la Nación y la Jefatura de Gabinete.

En agosto pasado, la conducción de la CEA había anunciado la formación de una comisión con representantes del Gobierno para estudiar cómo sería el desacople y mecanismos alternativos de financiamiento.

Obispos y funcionarios habrían descartado los sistemas usados en países europeos, donde el ciudadano destina una parte de sus impuestos a su religión o a la ayuda social, porque implicaría aprobar una ley del Congreso con un debate que puede ser complicado y extenso. Colectas especiales al estilo de la tradicional organizada por Cáritas parecerían más aceptadas. También está la chance de que el Estado otorgue beneficios impositivos a quienes hagan donaciones voluntarias. 

El encuentro se producirá en medio del tenso diálogo con el Gobierno y la creciente discusión por la separación de la Iglesia y el Estado, que se hizo notorio durante el debate por la ley del aborto legal.

Del encuentro participará el obispo de Mercedes-Luján, Agustín Radrizzani, quien salió a pedir "perdón" por la misa que ofició hace dos semanas frente a la tradicional Basílica con la participación de varios sindicatos críticos del Gobierno, liderados por Hugo y Pablo Moyano, y referentes del kirchnerismo. Todo indica que ese será también uno de los temas de análisis, además de las políticas sociales del oficialismo hacia los sectores más vulnerables y el aumento de las cifras de pobreza.

Otro de los temas en discusión durante estas jornadas serán los posibles cambios a la Ley de Educación Sexual Integral (ESI), a la que la Iglesia considera como algo que "va contra la cosmovisión cristiana".

Logín