eldiariodelarepublica.com
Doce años de cárcel para uno de los acusados por un homicidio en el barrio Amep

Escuchá acá la 90.9
X

Doce años de cárcel para uno de los acusados por un homicidio en el barrio Amep

foto
video

Humberto Raúl Aguilera fue hallado culpable por el delito de homicidio simple agravado por la participación de un menor ya que el otro sospechoso, su yerno y cómplice, tenía 17 años al momento del crimen. A él deberá fijarle una pena un Juzgado de Familia.

Este mediodía, los jueces de la Cámara del Crimen 2 de San Luis condenaron a 12 años de cárcel a Humberto Raúl Aguilera por el homicidio de Gerardo Mauricio Cortez, ocurrido el 29 de agosto de 2015 durante una pelea entre vecinos en el barrio Amep de San Luis. Su yerno, Jeremías Ezequiel Sarmiento, el otro sospechoso del crimen, fue declarado partícipe necesario de homicidio simple, pero como al momento del hecho tenía 17 años, el tribunal le remitirá la sentencia a un Juzgado de Familia para que fije una pena.

Aguilera, de 50 años, fue hallado culpable del delito de homicidio simple agravado por la participación de un menor, en este caso Sarmiento, que era pareja de su hija.

Pero hasta poco antes del inicio del debate oral, que comenzó este martes, la situación de ambos sospechosos era bien distinta. Aguilera estaba en el penal provincial con prisión preventiva desde 2015, pero el chico, que también fue procesado por la jueza de instrucción Virginia Palacios, quedó libre hasta el pasado 13 de setiembre, cuando lo aprehendieron ante el inminente inicio del juicio.

Ahora, hasta que el Juzgado de Familia interviniente se expida, Sarmiento, que tiene 20 años, seguirá alojado en la cárcel de la capital.

Cortez, que tenía 28 años, recibió una puñalada en la cara en medio de una riña que se desató a metros de su casa paterna, en la calle José Martí.

Ese día, Gerardo; su mujer, Adriana Micaela Lucero; y la más pequeña de sus tres hijas, una bebé de tres meses, habían ido a la casa de Héctor Cortez a buscar algo de dinero y mercadería.

Según una de las versiones, Lucero estaba en la vereda de lo de su suegro cuando la novia de Sarmiento intentó robarle. La versión indica, además, que Cortez vio el intento de robo y salió a defender a su mujer. Supuestamente Cortez se fue contra la embarazada, y luego se sumaron a la pelea los allegados de esa joven, entre ellos, Aguilera y Sarmiento.

En ese momento Aguilera habría pedido, a los gritos, que le trajeran de su domicilio el arma blanca, aunque sostuvo hasta el final que él no apuñaló a la víctima; lo mismo dice su yerno.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Doce años de cárcel para uno de los acusados por un homicidio en el barrio Amep

Condenado. Aguilera (pelado) esta mañana, sentado en el banquillo ante los jueces. Detrás, de buzo gris, Sarmiento. Foto: Martín Gómez. Video Marina Balbo

Humberto Raúl Aguilera fue hallado culpable por el delito de homicidio simple agravado por la participación de un menor ya que el otro sospechoso, su yerno y cómplice, tenía 17 años al momento del crimen. A él deberá fijarle una pena un Juzgado de Familia.

Este mediodía, los jueces de la Cámara del Crimen 2 de San Luis condenaron a 12 años de cárcel a Humberto Raúl Aguilera por el homicidio de Gerardo Mauricio Cortez, ocurrido el 29 de agosto de 2015 durante una pelea entre vecinos en el barrio Amep de San Luis. Su yerno, Jeremías Ezequiel Sarmiento, el otro sospechoso del crimen, fue declarado partícipe necesario de homicidio simple, pero como al momento del hecho tenía 17 años, el tribunal le remitirá la sentencia a un Juzgado de Familia para que fije una pena.

Aguilera, de 50 años, fue hallado culpable del delito de homicidio simple agravado por la participación de un menor, en este caso Sarmiento, que era pareja de su hija.

Pero hasta poco antes del inicio del debate oral, que comenzó este martes, la situación de ambos sospechosos era bien distinta. Aguilera estaba en el penal provincial con prisión preventiva desde 2015, pero el chico, que también fue procesado por la jueza de instrucción Virginia Palacios, quedó libre hasta el pasado 13 de setiembre, cuando lo aprehendieron ante el inminente inicio del juicio.

Ahora, hasta que el Juzgado de Familia interviniente se expida, Sarmiento, que tiene 20 años, seguirá alojado en la cárcel de la capital.

Cortez, que tenía 28 años, recibió una puñalada en la cara en medio de una riña que se desató a metros de su casa paterna, en la calle José Martí.

Ese día, Gerardo; su mujer, Adriana Micaela Lucero; y la más pequeña de sus tres hijas, una bebé de tres meses, habían ido a la casa de Héctor Cortez a buscar algo de dinero y mercadería.

Según una de las versiones, Lucero estaba en la vereda de lo de su suegro cuando la novia de Sarmiento intentó robarle. La versión indica, además, que Cortez vio el intento de robo y salió a defender a su mujer. Supuestamente Cortez se fue contra la embarazada, y luego se sumaron a la pelea los allegados de esa joven, entre ellos, Aguilera y Sarmiento.

En ese momento Aguilera habría pedido, a los gritos, que le trajeran de su domicilio el arma blanca, aunque sostuvo hasta el final que él no apuñaló a la víctima; lo mismo dice su yerno.

Logín