eldiariodelarepublica.com
Melodías del encierro: "Si quieren oír que oigan"

Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

Melodías del encierro: "Si quieren oír que oigan"

Las habitantes de la unidad de mujeres de la cárcel provincial compusieron y grabaron una canción.

Por alguna mala decisión, las veinte mujeres que están privadas de su libertad en la unidad 4 de la Penitenciaría provincial pasan sus días a la sombra, pero también buscan reinsertarse en la sociedad de alguna forma que reivindique sus buenas actitudes. La Secretaría de la Mujer #NiUnaMenos decidió ayudarlas a buscar una distracción dentro de las paredes frías de la cárcel y les propuso realizar un taller de canto que duró cuatro meses. El producto final fue la canción "Si quieren oír que oigan" que ya está grabada y lista para salir a la luz.

Junto con la profesora Cristina Ghione, las mujeres detenidas se expresaron a través de la música y lograron poner en estrofas las cosas y sentimientos más profundos que pasan dentro de sus cabezas y sus cuerpos dentro de la cárcel.

"El ejercicio consistía en escribir frases en diferentes papeles. Eran sentimientos, sensaciones e ideas que las chicas tenían dentro de su cabeza y querían plasmarlas en algún lugar para que no se pierdan. Todas están referidas al encierro, su tiempo en la Penitenciaría y las ganas de salir adelante", expresó Adriana Bazzano, jefa de la Secretaría de la Mujer.

El siguiente paso fue ponerle música a la letra y de eso se encargó Ghione. "Buscamos un estilo que fuera agradable y fuera afín a lo que decía la canción", agregó Bazzano.

Para terminar con el proceso creativo, lo que siguió fue la grabación de la canción. Sin problema, las chicas hicieron el registro adentro de la Penitenciaría porque contaron con los equipos de sonido para que puedan trabajar cómodamente. "No son voces profesionales y la grabación no es de la mejor calidad, pero lo importante es que el testimonio y los sentimientos de cada una de ellas fueron plasmados en la canción", explicó la funcionaria.

El taller de canto en la unidad comenzó en julio de este año. Con ensayos semanales, se trabajaron en las técnicas vocales y los diferentes estilos para que las chicas conozcan un poco más lo que podían armar con tan solo su voz y un poco de actitud. "No era una actividad obligatoria dentro de la cárcel entonces no todo el tiempo contábamos con la misma cantidad de alumnas. Pero tuvimos la suerte que en la canción participaron muchas", contó Adriana.

La Secretaría de la Mujer también realizó el mismo taller de canto y empoderamiento junto a las mujeres víctimas de violencia de género. El fruto fue la grabación de "A pesar de los pesares" que representa la lucha que lleva cada una de ellas luego de vivir situaciones de riesgo.

A comparación de las cantantes que están dentro de la cárcel, las mujeres víctimas de violencia tuvieron la oportunidad de grabar en los estudios de La Casa de la Música. "En la penitenciaría tuvimos algunos inconvenientes para que el sonido salga con normalidad, pero lo pudimos lograr", expresó Bazzano.

Como sorpresa para las chicas, las organizadoras del taller penitenciario buscan que durante el 2019 las clases sigan su rumbo dentro de la unidad, pero esta vez con un desafío más grande. "El objetivo a cumplir es que grabemos un disco con las canciones que ellas quieran, compongan o se sientan más identificadas", contó Bazzano.

Tanto para las responsables del taller como para las chicas privadas de su libertad la experiencia fue sumamente provechosa y se logró satisfactoriamente. "Ellas están muy contentas porque en la canción dijeron todo lo que necesitaban decir y muchas veces no podían. Fue un medio de expresión que les sirvió para seguir adelante", concluyó la funcionaria. 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Melodías del encierro: "Si quieren oír que oigan"

Las habitantes de la unidad de mujeres de la cárcel provincial compusieron y grabaron una canción.

¿Dónde está la libertad? La profesora del taller con su guitarra sonora. Foto: Prensa Secretaría de la Mujer.

Por alguna mala decisión, las veinte mujeres que están privadas de su libertad en la unidad 4 de la Penitenciaría provincial pasan sus días a la sombra, pero también buscan reinsertarse en la sociedad de alguna forma que reivindique sus buenas actitudes. La Secretaría de la Mujer #NiUnaMenos decidió ayudarlas a buscar una distracción dentro de las paredes frías de la cárcel y les propuso realizar un taller de canto que duró cuatro meses. El producto final fue la canción "Si quieren oír que oigan" que ya está grabada y lista para salir a la luz.

Junto con la profesora Cristina Ghione, las mujeres detenidas se expresaron a través de la música y lograron poner en estrofas las cosas y sentimientos más profundos que pasan dentro de sus cabezas y sus cuerpos dentro de la cárcel.

"El ejercicio consistía en escribir frases en diferentes papeles. Eran sentimientos, sensaciones e ideas que las chicas tenían dentro de su cabeza y querían plasmarlas en algún lugar para que no se pierdan. Todas están referidas al encierro, su tiempo en la Penitenciaría y las ganas de salir adelante", expresó Adriana Bazzano, jefa de la Secretaría de la Mujer.

El siguiente paso fue ponerle música a la letra y de eso se encargó Ghione. "Buscamos un estilo que fuera agradable y fuera afín a lo que decía la canción", agregó Bazzano.

Para terminar con el proceso creativo, lo que siguió fue la grabación de la canción. Sin problema, las chicas hicieron el registro adentro de la Penitenciaría porque contaron con los equipos de sonido para que puedan trabajar cómodamente. "No son voces profesionales y la grabación no es de la mejor calidad, pero lo importante es que el testimonio y los sentimientos de cada una de ellas fueron plasmados en la canción", explicó la funcionaria.

El taller de canto en la unidad comenzó en julio de este año. Con ensayos semanales, se trabajaron en las técnicas vocales y los diferentes estilos para que las chicas conozcan un poco más lo que podían armar con tan solo su voz y un poco de actitud. "No era una actividad obligatoria dentro de la cárcel entonces no todo el tiempo contábamos con la misma cantidad de alumnas. Pero tuvimos la suerte que en la canción participaron muchas", contó Adriana.

La Secretaría de la Mujer también realizó el mismo taller de canto y empoderamiento junto a las mujeres víctimas de violencia de género. El fruto fue la grabación de "A pesar de los pesares" que representa la lucha que lleva cada una de ellas luego de vivir situaciones de riesgo.

A comparación de las cantantes que están dentro de la cárcel, las mujeres víctimas de violencia tuvieron la oportunidad de grabar en los estudios de La Casa de la Música. "En la penitenciaría tuvimos algunos inconvenientes para que el sonido salga con normalidad, pero lo pudimos lograr", expresó Bazzano.

Como sorpresa para las chicas, las organizadoras del taller penitenciario buscan que durante el 2019 las clases sigan su rumbo dentro de la unidad, pero esta vez con un desafío más grande. "El objetivo a cumplir es que grabemos un disco con las canciones que ellas quieran, compongan o se sientan más identificadas", contó Bazzano.

Tanto para las responsables del taller como para las chicas privadas de su libertad la experiencia fue sumamente provechosa y se logró satisfactoriamente. "Ellas están muy contentas porque en la canción dijeron todo lo que necesitaban decir y muchas veces no podían. Fue un medio de expresión que les sirvió para seguir adelante", concluyó la funcionaria. 

Logín