eldiariodelarepublica.com
El "Rojo" cayó de pie

Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

El "Rojo" cayó de pie

Independiente perdió ante Gremio de Porto Alegre por penales (5-4) luego de haber igualado sin goles en el tiempo reglamentario y el alargue.

Pese a un enorme esfuerzo y aguantando una parada complicadísima, por tener que jugar con un hombre menos durante gran parte del partido, Independiente perdió esta noche la Recopa Sudamericana ante Gremio de Porto Alegre por 5-4, en la definición con remates desde el punto del penal, tras igualar sin goles en el tiempo reglamentario y el alargue.

En la definición por penales el héroe de la jornada fue el arquero Marcelo Grohe, quien le atajó el último remate a Martín Benítez, en el estadio "Arena do Gremio".

El conjunto argentino se quedó con diez hombres a los 42 minutos, tras la expulsión del defensor venezolano Fernando Amorebieta, luego que el árbitro paraguayo Enrique Cáceres utilizó el VAR para sacarle la tarjata roja.

La efectividad de Gremio fue total en los penales, a través de Maicon, Cicero, Jael, Everton y Luan, mientras que en el "rojo" marcaron Fernando Gaibor, Maximiliano Meza, Nicolás Domingo y Silvio Romero.

El primer tiempo fue intenso en todo sentido, porque Gremio apostó al juego asociado y superó en varios lapsos del partido al conjunto de Avellaneda, que por momentos perdió las marcas y los espacios.

A los 7 minutos, y con un Everton y un Luan imparables, Amorebieta debió exigirse para despejar en la línea una pelota que tenía destino de red luego que Campaña había quedado en el camino.

La respuesta llegó luego de un muy buen pase de Gaibor a Leandro Fernández, pero el remate del delantero fue bien tapado por el arquero local.
 

Gaibor alternó buenas con no tantas, pero Maxi Meza nunca encontró el punto justo para ser el enlace de líneas y así poder asistir a Fernández o Menéndez.

En contra prestación, el tricolor gaúcho tuvo en Alisson y Luan a los hombres más pensantes y el toque de primera fue el arma con el que logró adelantarse en el terreno.

Demasiadas protestas, fricciones y roces fueron una constante y así el árbitro Cáceres debió apelar mucho a las tarjetas amarillas, lo que motivó que los ánimos de los protagonistas subieran de temperatura más de la cuenta.
A los 33 Luan se perdió una oportunidad inmejorable tras enviar cerca del poste izquierdo de Campaña una jugada colectiva bien elaborada por el local.

Casi en el final de la etapa, y en una pelota aislada, Amorebieta dejó el pie izquierdo más arriba de lo permitido y le cometió una infracción de roja a Luan.

El árbitro Cáceres apeló al VAR para tomar la decisión de expulsar a Amorebieta y entonces Independiente debía hacer frente a todo lo que restaba de partido con un hombre menos.

Un final sin definición.
Independiente salió al segundo tiempo sabiendo que el esfuerzo debía redoblarse, habida cuenta del hombre de menos que tenía, pero además porque Gremio salió a buscar desde el inicio ese gol que le permita hacer la diferencia.

A los 7 la figura de Campaña se agigantó cuando le tapó un remate a Everton que tenía destino de red, y mientras que Independiente trataba de hacer pie en el nuevo panorama que se le presentó.

Por eso Holan sacó a Diego Rodríguez y puso a Benítez, dejando a Figal en el fondo para tratar de salir de manera ordenada, en un campo de juego enorme y con Gremio apretando en cada sector del campo.

El tricolor brasileño no estuvo fino, porque si bien Everton se multiplicó y corrió por sus compañeros, Alisson cayó en su nivel y Luan alternó buenas con malas.

Independiente hizo un planteo para aguantar todo lo que más se pudiera, con un Nicolás Domingo tremendo a la hora de ordenar y dividirse en cada sector del campo.

El suplementario y la suerte echada.
En el suplementario Independiente sintió el esfuerzo de estar con un hombre menos y se salvó de milagro cuando un cabezazo de Jael hizo estallar el balón en el travesaño.

Independiente trató de busca oxígeno donde no había, con un Campaña acertado, Alan Franco casi sin fisuras y Domingo corriendo a todos.

Gremio apostó a abrir la cancha y el "rojo" metió a Jonás Gutiérrez por un exhausto Menéndez, y en segundo tiempo casi lo gana cuando un cabezazo que cruzó toda el área no pudo ser conectado por Figal, abajo del arco.

En el final del segundo tiempo suplementario Maicosuel casi le da el triunfo, pero Campaña apareció en toda su dimensión y despejó el peligro con una mano.
 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

El "Rojo" cayó de pie

Independiente perdió ante Gremio de Porto Alegre por penales (5-4) luego de haber igualado sin goles en el tiempo reglamentario y el alargue.

Foto: ESPN.

Pese a un enorme esfuerzo y aguantando una parada complicadísima, por tener que jugar con un hombre menos durante gran parte del partido, Independiente perdió esta noche la Recopa Sudamericana ante Gremio de Porto Alegre por 5-4, en la definición con remates desde el punto del penal, tras igualar sin goles en el tiempo reglamentario y el alargue.

En la definición por penales el héroe de la jornada fue el arquero Marcelo Grohe, quien le atajó el último remate a Martín Benítez, en el estadio "Arena do Gremio".

El conjunto argentino se quedó con diez hombres a los 42 minutos, tras la expulsión del defensor venezolano Fernando Amorebieta, luego que el árbitro paraguayo Enrique Cáceres utilizó el VAR para sacarle la tarjata roja.

La efectividad de Gremio fue total en los penales, a través de Maicon, Cicero, Jael, Everton y Luan, mientras que en el "rojo" marcaron Fernando Gaibor, Maximiliano Meza, Nicolás Domingo y Silvio Romero.

El primer tiempo fue intenso en todo sentido, porque Gremio apostó al juego asociado y superó en varios lapsos del partido al conjunto de Avellaneda, que por momentos perdió las marcas y los espacios.

A los 7 minutos, y con un Everton y un Luan imparables, Amorebieta debió exigirse para despejar en la línea una pelota que tenía destino de red luego que Campaña había quedado en el camino.

La respuesta llegó luego de un muy buen pase de Gaibor a Leandro Fernández, pero el remate del delantero fue bien tapado por el arquero local.
 

Gaibor alternó buenas con no tantas, pero Maxi Meza nunca encontró el punto justo para ser el enlace de líneas y así poder asistir a Fernández o Menéndez.

En contra prestación, el tricolor gaúcho tuvo en Alisson y Luan a los hombres más pensantes y el toque de primera fue el arma con el que logró adelantarse en el terreno.

Demasiadas protestas, fricciones y roces fueron una constante y así el árbitro Cáceres debió apelar mucho a las tarjetas amarillas, lo que motivó que los ánimos de los protagonistas subieran de temperatura más de la cuenta.
A los 33 Luan se perdió una oportunidad inmejorable tras enviar cerca del poste izquierdo de Campaña una jugada colectiva bien elaborada por el local.

Casi en el final de la etapa, y en una pelota aislada, Amorebieta dejó el pie izquierdo más arriba de lo permitido y le cometió una infracción de roja a Luan.

El árbitro Cáceres apeló al VAR para tomar la decisión de expulsar a Amorebieta y entonces Independiente debía hacer frente a todo lo que restaba de partido con un hombre menos.

Un final sin definición.
Independiente salió al segundo tiempo sabiendo que el esfuerzo debía redoblarse, habida cuenta del hombre de menos que tenía, pero además porque Gremio salió a buscar desde el inicio ese gol que le permita hacer la diferencia.

A los 7 la figura de Campaña se agigantó cuando le tapó un remate a Everton que tenía destino de red, y mientras que Independiente trataba de hacer pie en el nuevo panorama que se le presentó.

Por eso Holan sacó a Diego Rodríguez y puso a Benítez, dejando a Figal en el fondo para tratar de salir de manera ordenada, en un campo de juego enorme y con Gremio apretando en cada sector del campo.

El tricolor brasileño no estuvo fino, porque si bien Everton se multiplicó y corrió por sus compañeros, Alisson cayó en su nivel y Luan alternó buenas con malas.

Independiente hizo un planteo para aguantar todo lo que más se pudiera, con un Nicolás Domingo tremendo a la hora de ordenar y dividirse en cada sector del campo.

El suplementario y la suerte echada.
En el suplementario Independiente sintió el esfuerzo de estar con un hombre menos y se salvó de milagro cuando un cabezazo de Jael hizo estallar el balón en el travesaño.

Independiente trató de busca oxígeno donde no había, con un Campaña acertado, Alan Franco casi sin fisuras y Domingo corriendo a todos.

Gremio apostó a abrir la cancha y el "rojo" metió a Jonás Gutiérrez por un exhausto Menéndez, y en segundo tiempo casi lo gana cuando un cabezazo que cruzó toda el área no pudo ser conectado por Figal, abajo del arco.

En el final del segundo tiempo suplementario Maicosuel casi le da el triunfo, pero Campaña apareció en toda su dimensión y despejó el peligro con una mano.
 

Logín