eldiariodelarepublica.com
Una trompeta puntana que cotiza en el exterior

Escuchá acá la 90.9
X

Una trompeta puntana que cotiza en el exterior

El puntano cuenta su carrera, su paso por México y el retorno a Argentina para poder cumplir sus sueños.

Con su familia como acompañante, Javier Mayor cebaba mates mientras presenciaba una lluvia de verano en San Luis. El artista disfruta en cada viaje que realiza, ya que aunque han pasado los años, él sigue enamorado del lugar que lo vio crecer.

Javier es el más grande de sus cuatro hermanos. Casualmente los tres varones comenzaron a estudiar música desde muy chicos pero dentro de la herencia familiar no hubo pasos por la música. Él empezó a estudiar trompeta cuando apenas tenía 9 años en la banda infantil de la provincia.

Su primer profesor fue un miembro del Ejercito. “Luego vino el maestro Pedro Cipriani, nos marcó y con él aprendimos mucho. Nos cambió la cabeza musicalmente” agregó.

Tiempo después decidió irse a vivir a Buenos Aires, donde reside actualmente, para seguir formándose como trompetista, ya que en aquellos tiempos no había donde estudiar su instrumento.

Su formación en Buenos Aires siguió con Stuart Malcolm, maestro británico que también enseñó un tiempo en San Luis, pero luego se radicó en Buenos Aires donde Mayor fue su aprendiz.

La suerte de los tres hermanos trompetistas siguió en Buenos Aires por la misma razón que Javier: estudiar sus instrumentos. Actualmente Juan Pablo Mayor integra la Orquesta Sinfónica de Salta y Daniel Mayor, el menor de los hermanos, se dedica al jazz, tango y música groovera en tierras porteñas.

“Mis papás escuchaban música de la época del cine de oro mexicano y cuando me fui a Buenos Aires escuché algunos grupos mariachis y me encantó” sintetizó Mayor, que junto a su esposa Viviana Vanini, se afincaron en Guadalajara por tres años, para estudiar el género ranchero y poder traer música de calidad a nuestro país.

Luego de su paso por México trajo en su valija ropa, sombreros, partituras e instrumentos para crear su gran proyecto mariachi “Sol Azteca”. Actualmente, su creación está formada por un total de diez músicos que puede variar entre cuatro o cinco violines, tres trompetas, guitarra, guitarrón mexicano, vihuela y vocalista.

Javier no es el único puntano de “Sol Azteca”. El vocalista del grupo es Marcelo Andino y Gabriel Pereyra, de “Los Fulanos” que también, tuvo participación en la formación. Daniel, el hermano de Javier, de igual modo fue parte de "Sol ..." durante un tiempo.

A punto de cumplir veinte años la banda tiene cuatro discos grabados: “Sentimiento ranchero”, un DVD grabado en vivo en homenaje a Javier Solís, “Serenata mexicana” y el último disco junto a Ángel Pereyra, padre del reconocido cantante Luciano Pereyra, en el que interpretan un homenaje a la virgen de Guadalupe y la virgen de Luján.

Actualmente la formación mariachi trabaja en su quinto trabajo discográfico que tiene como invitados a Kevin Johansen, Luciano Pereyra y Daniel Agostini.

Javier además de trompetista es productor musical y dentro de sus sueños está el de grabar un disco en homenaje a San Luis. Con Viviana tienen dos hijos que ya siguen los pasos de su padre, para cambiar el legado de los Mayor para siempre.

“Con Viviana hemos arriesgado mucho y hecho algunas locuras” cerró mirando a su esposa con la complicidad propia de quien lleva más de veinte años caminando junto a su gran amor.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Una trompeta puntana que cotiza en el exterior

El puntano cuenta su carrera, su paso por México y el retorno a Argentina para poder cumplir sus sueños.

Descontracturado. Javier en un ensayo de verano durante sus vacaciones. Foto: Leandro Cruciani.

Con su familia como acompañante, Javier Mayor cebaba mates mientras presenciaba una lluvia de verano en San Luis. El artista disfruta en cada viaje que realiza, ya que aunque han pasado los años, él sigue enamorado del lugar que lo vio crecer.

Javier es el más grande de sus cuatro hermanos. Casualmente los tres varones comenzaron a estudiar música desde muy chicos pero dentro de la herencia familiar no hubo pasos por la música. Él empezó a estudiar trompeta cuando apenas tenía 9 años en la banda infantil de la provincia.

Su primer profesor fue un miembro del Ejercito. “Luego vino el maestro Pedro Cipriani, nos marcó y con él aprendimos mucho. Nos cambió la cabeza musicalmente” agregó.

Tiempo después decidió irse a vivir a Buenos Aires, donde reside actualmente, para seguir formándose como trompetista, ya que en aquellos tiempos no había donde estudiar su instrumento.

Su formación en Buenos Aires siguió con Stuart Malcolm, maestro británico que también enseñó un tiempo en San Luis, pero luego se radicó en Buenos Aires donde Mayor fue su aprendiz.

La suerte de los tres hermanos trompetistas siguió en Buenos Aires por la misma razón que Javier: estudiar sus instrumentos. Actualmente Juan Pablo Mayor integra la Orquesta Sinfónica de Salta y Daniel Mayor, el menor de los hermanos, se dedica al jazz, tango y música groovera en tierras porteñas.

“Mis papás escuchaban música de la época del cine de oro mexicano y cuando me fui a Buenos Aires escuché algunos grupos mariachis y me encantó” sintetizó Mayor, que junto a su esposa Viviana Vanini, se afincaron en Guadalajara por tres años, para estudiar el género ranchero y poder traer música de calidad a nuestro país.

Luego de su paso por México trajo en su valija ropa, sombreros, partituras e instrumentos para crear su gran proyecto mariachi “Sol Azteca”. Actualmente, su creación está formada por un total de diez músicos que puede variar entre cuatro o cinco violines, tres trompetas, guitarra, guitarrón mexicano, vihuela y vocalista.

Javier no es el único puntano de “Sol Azteca”. El vocalista del grupo es Marcelo Andino y Gabriel Pereyra, de “Los Fulanos” que también, tuvo participación en la formación. Daniel, el hermano de Javier, de igual modo fue parte de "Sol ..." durante un tiempo.

A punto de cumplir veinte años la banda tiene cuatro discos grabados: “Sentimiento ranchero”, un DVD grabado en vivo en homenaje a Javier Solís, “Serenata mexicana” y el último disco junto a Ángel Pereyra, padre del reconocido cantante Luciano Pereyra, en el que interpretan un homenaje a la virgen de Guadalupe y la virgen de Luján.

Actualmente la formación mariachi trabaja en su quinto trabajo discográfico que tiene como invitados a Kevin Johansen, Luciano Pereyra y Daniel Agostini.

Javier además de trompetista es productor musical y dentro de sus sueños está el de grabar un disco en homenaje a San Luis. Con Viviana tienen dos hijos que ya siguen los pasos de su padre, para cambiar el legado de los Mayor para siempre.

“Con Viviana hemos arriesgado mucho y hecho algunas locuras” cerró mirando a su esposa con la complicidad propia de quien lleva más de veinte años caminando junto a su gran amor.

Logín